eldiario.es

Menú

Baztarrika aboga por "un estatus legal adecuado, política efectiva y adhesión ciudadana" para revitalizar el euskera

Cree "fundamental" que el Estado francés "aplique la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias"

- PUBLICIDAD -

El viceconsejero de Política Lingüística del Gobierno vasco, Patxi Baztarrika, ha abogado en el Parlamento Europeo por "un estatus legal adecuado, una política lungüística efectiva y la adhesión ciudadana" para revitalizar el euskera. Además, ha afirmado que es "fundamental" que el Estado francés "aplique la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias".

Baztarrika ha intervenido este jueves en el intergrupo sobre lenguas minorizadas del Parlamento Europeo. Durante la sesión, que se ha celebrado en el marco del pleno de la Eurocámara, el viceconsejero ha expuesto las acciones e iniciativas que el ejecutivo dirigido por Iñigo Urkullu realiza "para seguir revitalizando el euskera".

Junto con el viceconsejero, también han intervenido el presidente de Euskaltzaindia, Andrés Urrutia, el presidente de Euskararen Kultur Elkargoa, Xabier Epalza, y el miembro del Consejo Asesor del Euskera, Allende Boutin.

Durante su discurso, Patxi Baztarrika ha destacado el crecimiento que ha experimentado la lengua vasca entre los últimos 30 y 50 años, pero ha matizado que es "la crónica de una evolución desigual por territorios y ámbitos funcionales".

En este contexto, ha expuesto, de manera comparativa, la evolución social del euskera en los tres ámbitos jurídico- administrativos, como son la Comunidad Autónoma Vasca, Navarra y el País Vasco-francés, y ha aludido a "la diferencia de marcos legales y políticas lingüísticas" que se desarrollan en estos tres territorios.

Según ha explicado, el del euskera "es un caso paradigmático" porque, "por una parte, demuestra que la revitalización de una lengua minorizada no es una quimera", sino "un objetivo factible", y por otra, "porque, a tenor de las dispares evoluciones que ha tenido en la Comunidad Autónoma Vasca, en Navarra y en Iparralde, muestra cuáles son los factores decisivos para la revitalización de una lengua, que son, un estatus legal adecuado, una política lingüística efectiva y la adhesión de los ciudadanos o el impulso social".

Baztarrika ha hecho hincapié en "la necesidad de incidir simultáneamente" en esos tres factores y en su equilibrio para lograr "un adecuado proceso de revitalización lingüística".

LOS RETOS DEL EUSKERA

El viceconsejero de Política Lingüística ha añadido que una de las grandes claves de ese proceso de revitalización "es el amplio consenso político y social", y ha hablado de los retos del euskera, que "son diversos porque su realidad social es diversa".

En el caso concreto del País Vasco-francés, ha señalado que "el reto "está claramente asociado a la pervivencia porque la constante de estos 20 años es la pérdida continuada de la lengua".

En la línea de la resolución aprobada por el Parlamento Europeo el pasado 11 de septiembre, Baztarrika ha reclamado "la necesidad de que el Estado Francés ratifique y aplique la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias". "Sería fundamental para el futuro del euskera en Euskadi Norte", ha aseverado.

En cuanto a la Comunidad Autónoma Vasca, el viceconsejero de Política Lingüística ha destacado que el reto, "a corto o medio plazo, guarda más relación con la vitalidad de la lengua que con su pervivencia".

Patxi Baztarrika ha recordado que la lengua "tiene hoy más hablantes que nunca en su historia, pero, si se perpetuara el desequilibrio social entre el euskera y el castellano, el euskera correría el riesgo de convertirse en una lengua de uso residual, y vería mermada su vitalidad". "El euskera es segunda lengua de cada vez más personas, pero corremos el peligro de que termine siendo primera lengua de cada vez menos personas", ha advertido.

Por ello, ha señalado que "el reto principal" será transformar el conocimiento de la lengua "que se ha adquirido a través del sistema educativo en uso habitual, especialmente entre la población joven".

EL EUSKERA EN EUROPA

Para finalizar, en referencia al marco europeo de su intervención, el viceconsejero ha reivindicado "el sitio que el euskera merece entre las lenguas europeas". "Queremos construir un hábitat adecuado y suficiente para el euskera entre las diferentes lenguas europeas. Concebimos el euskera y nuestra política lingüística como factor de convivencia y cohesión social, como factor de suma y complementariedad con el castellano y las demás lenguas", ha añadido.

A su juicio, "una Europa lingüísticamente plural no se reduce a las lenguas de Estado, sino que también tiene un lugar para el euskera y las demás lenguas que, sin ser de Estado, son lenguas oficiales en algún ámbito territorial de la Unión Europea".

Además, ha apuntado que "el euskera y las demás lenguas que viven esta situación merecen igual trato que las lenguas medianas de Europa".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha