eldiario.es

Menú

Cebek cree que Bizkaia seguirá en recesión en 2013, con una caída del PIB del 1,2% y 10.000 empleos destruidos

Afirma que tiene "Plan B" si no hay un acuerdo para blindar convenios y advierte a los sindicatos que no renunciará a la reforma laboral

- PUBLICIDAD -
Cebek cree que Bizkaia seguirá en recesión en 2013, con una caída del PIB del 1,2% y 10.000 empleos destruidos

Bizkaia seguirá en recesión en 2013, con una previsión de caída del PIB del -1,2 por ciento y una destrucción de empleo de 10.000 trabajadores, según han adelantado este martes responsables de la Confederación Empresarial de Bizkaia (Cebek).

Estos datos han sido dados a conocer en la rueda de prensa ofrecida con motivo de la celebración de la Asamblea General de Cebek, prevista para este miércoles, en la que José María Vázquez Eguskiza será sustituido al frente de la presidencia de la patronal vizcaína por Iñaki Garcinuño.

En la comparecencia, se ha hecho análisis de la coyuntura económica en Bizkaia, que cerró 2012 con una caída del 1,2 por ciento y el primer trimestre con un -1,7 por ciento, un comportamiento "menos negativo" que Euskadi.

Cebek estima que a lo largo de este año Bizkaia seguirá en recesión y cree que se producirá nuevamente una caída del PIB del 1,2 por ciento, una evolución "similar" a la economía vasca y la española.

La patronal vizcaína cree que el mayor deterioro se producirá en la primera parte del año y en la segunda parte el retroceso "será algo inferior". En este sentido, prevé que el crecimiento "tardará en llegar" y lo hará, "de forma muy tímida" en 2014, con un crecimiento previsto del 0,8 por ciento.

Con esta evolución, Cebek considera que en 2013 se producirá una destrucción de empleo de 10.000 trabajadores en Bizkaia y la estimación para 2012 era de 12.000 empleos perdidos. La patronal vizcaína, que cree que a lo largo de este ejercicio se "desacelerará" el ritmo de caída en el empleo, considera que la ocupación no volverá a crecer hasta que el PIB no registre incrementos significativos y "esto puede tardar tiempo".

En la actual coyuntura, Cebek ha señalado que hay que potenciar la creación de empleo a través de la reactivación económica y el fomento de la actividad empresarial. La patronal vizcaína ha manifestado que el futuro pasa por "recuperar el protagonismo" de la industria, que ha sufrido un "fuerte deterioro" y que "tocará fondo" en los próximos meses.

"EUSKADI, LAS PEORES RELACIONES LABORALES DE EUROPA"

La patronal vizcaína ha defendido que hay que ser capaces de mantener y atraer "más empresas" que "hoy no terminan de llegar porque nuestros costes y nuestras deficientes relaciones laborales lo impiden". En concreto, Cebek ha asegurado que Euskadi tiene las "peores relaciones laborales de Europa".

Vázquez Eguskiza ha afirmado que, "en absoluto" está de acuerdo con la "vulgarización de la reforma laboral como destructora de empleo". Por lo tanto, ha asegurado que su aplicación es "un tema prioritario".

En este sentido, la patronal vizcaína, que negocia 28 convenios que afectan a unas 20.000 empresas y 130.000 trabajadores, ha asegurado que no van a renunciar a la aplicación de la reforma y no firmarán ningun acuerdo que "suponga una renuncia a la legislación vigente". Cebek ha señalado que son "puntuales" los casos en los que se han firmado convenios en los que se ha dado inaplicación de algunos de los elementos de la reforma laboral y que los empresarios entienden que "no se pueden hacer distingos".

El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, ha asegurado que ha pasado un año y no se ha avanzado en el desbloqueo de los convenios pendientes, si bien el responsables de la patronal vizcaína ha indicado que el problema de la negociación colectiva en Euskadi tiene "20 años de antigüedad", porque nace de la "distinta percepción" que tienen los sindicatos y la patronal sobre la misma.

Según ha explicado, las centrales sindicales ven en los convenios una "fuente de derechos", mientras que, para la patronal, también debe ser un instrumento de "adaptabilidad y flexibilidad".

Azpiazu ha señalado que los planteamientos que están trasladando a los sindicatos es el mantenimiento del ámbito de negociación provincial e incluso se muestran dispuestos a mantener el texto de los convenios y "atrasar" la aplicación de la ultraactividad para que "haya tiempo de seguir hablando".

El responsable de Cebek ha señalado que sus propuestas están siendo "sistemáticamente "rechazadas" y con esa postura "es muy difícil avanzar".

Por lo tanto, ha afirmado que, "por lo menos hasta hoy", no son capaces de ni de firmar convenios ni de alcanzar un acuerdo interprofesional que permita salvaguardar los convenios provinciales, teniendo en cuenta que el 7 de julio, como consecuencia de las modificaciones de la ultraactividad establecidas por la reforma laboral, desaparecerían si antes no son renovados y las condiciones de los trabajadores quedarían reguladas por convenios estatales o, en su caso, por el Estatuto de los trabajadores.

Azpiazu ha indicado, ante el rechazo "clarísimo y contundente" de los sindicatos a sus planteamientos, que, de persistir esta postura y no alcanzar un acuerdo interprofesional, "los convenios serán negociados en Madrid a partir del 7 de julio". Precisamente, ante la posibilidad de que se pudiera retrasar esa fecha, ha señalado que la respuesta que se les ha dado desde el Gobierno es que no tienen previsto alargar la fecha de extinción de la ultraactividad.

En este sentido, tras defender que hay que "dar una vuelta" a la negociación colectiva, ha señalado que la "pelota está en el tejado" de los sindicatos para evitar esta situación y ha indicado que deberán hacer un esfuerzo para explicar a los trabajadores la desaparición de los convenios provinciales.

En todo caso, Azpiazu ha explicado, ante la posibilidad de que se llegue a julio sin un acuerdo, que han analizado los 28 convenios que negocian y, si se llega a ese escenario, les trasladarían a las empresas lo que entienden que "hay que hacer" y que no ha querido adelantar.

"PLAN B"

Sin embargo, ha insistido en que solo consideran la "hipótesis" de que se llegue a un acuerdo, pero ha reiterado que, si no es así, cuentan con un "plan B" definido y ha afirmado que el resto de organizaciones empresariales comparten esta reflexión.

Cebek ha señalado que, si ELA se reafirma en que no suscribirá un acuerdo interprofesional, la única opción es que se sumara LAB y, por lo tanto, están a la espera de que "se posicione", tras la voluntad de CC.OO. y UGT de llegar a ese acuerdo, en el que, según ha explicado, se debería especificar la "prevalencia" de los convenios provinciales sobre los estatales.

Por último, se han mostrado convencidos de que el Gobierno vasco les llamara a una convocatoria de mesa de diálogo social y han indicado que siempre es "bueno" que los agentes se "vean". "Es bueno hablar, rozarse", han añadido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha