eldiario.es

Menú

Confebask propone trasladar a Euskadi un acuerdo similar al 'pacto salarial'

El presidente de la Confederación Empresarial Vasca Miguel Ángel Lujua pone como ejemplo el acuerdo alcanzado entre CEOE, CCOO y UGT.

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales, Ángel Toña, ha manifestado su deseo de que pudiera haber en el ámbito vasco un acuerdo similar "o en términos diferentes" al estatal, "si no entre todos, con los que se pueda".

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Confederación Empresarial Vasca (Confebask), Miguel Ángel Lujua, ha defendido trasladar a Euskadi, un acuerdo similar al 'pacto salarial' alcanzado entre CEOE, CCOO y UGT, al que se podrá adherir "el que quiera". Esta posibilidad será abordada en la reunión del próximo Comité Ejecutivo Confederal de la patronal vasca, que se celebrará dentro de un mes.

Por su parte, el consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Ángel Toña, ha manifestado su deseo de que pudiera haber en el ámbito vasco un acuerdo similar "o en términos diferentes" al estatal, "si no entre todos, con los que se pueda". Además, ha llamado a "ser realistas" y reconocer que "en el momento actual, la concertación de todos los agentes sociales es un imposible".

Durante el almuerzo-coloquio celebrado este miércoles en Bilbao por la Confederación Enmpresarial de Bizkaia (Cebek), con motivo de la celebración de su Asamblea General, Lujua ha admitido que resulta "difícil" aplicar a Euskadi el acuerdo cerrado en Madrid, algo que le produce "mucha pena", según sus palabras.

El presidente de la patronal vasca ha recordado que el 95% del tejido industrial vasco cuenta con plantillas de menos de diez trabajadores. "Y esas empresas se van a quedar sin regulación laboral", ha advertido.

Según ha señalado, las confederaciones empresariales han puesto "encima de la mesa", en sus anteriores conversaciones con los sindicatos, incrementos salariales por encima del 1%, sin que "la otra parte" haya accedido a firmar los convenios.

A su juico, la mayoría sindical, que "se sigue manteniendo" elección tras elección, "afecta a la competitividad". Por ello, ha considerado que "sería bueno que, por una vez", se realice "un esfuerzo importante para implementar en Euskadi" un acuerdo similar al de ámbito nacional "para el que lo quiera firmar".

Según ha dicho, el 80% de las empresas vascas, con menos de cinco trabajadores, "no van a tener ninguna regulación laboral", salvo la del convenio colectivo, "o económica". Por ello, cree conveniente "trasladar a esas empresas" la posibilidad de firmar un convenio que las partes deberían aceptar.

"Porque algunos sindicatos abandonan en estas empresas a su suerte los crecimientos y la estabilidad en el empleo y los salarios", ha lamentado.

Lujua ha propuesto que esta iniciativa sea abordada en el próximo Comité Ejecutivo Confederal, que se celebrará el próximo mes. "En la parte que a mí me corresponda, voy a tratar que se implemente en Euskadi algo que vale en toda España, y que todos tenemos la obligación de proteger", ha manifestado.

Toña

Por su parte, el consejero vasco de Empleo y Asuntos Sociales, Ángel Toña, también presente en el acto que ha presidido el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que al Ejecutivo autónomo le "encantaría" que pudiera haber un acuerdo similar "o en términos diferentes" al estatal, "si no es entre todos, con los que se pueda".

"Nos encantaría que se pudieran cerrar acuerdos que atasen mejoras de condiciones de trabajo y mejora de la competitividad de las empresas. Clarísimo", ha señalado.

También se ha referido a la Mesa del diálogo social que, según ha dicho, permanece "abierta" y en la que las comisiones técnicas "están trabajando". Según ha afirmado, el 'impasse' "que se ha podido obsevar" no se debe a que el ejecutivo la haya "paralizado".

Sin embargo, ha advertido de que no se puede convocar mesas "sin contenido", por lo que ha señalado que "cuando los haya" y las partes "sean capaces de articular contenidos que llevar a la mesa", el Ejecutivo convocará" este foro.

Concertación social, un imposible

Toña ha aludido a las relaciones entre empresarios y sindicatos y ha reconocido "la razonable discrepancia consustancial a la propia relación laboral que existe entre empresarios y sindicatos".

"Esas discrepancias tratamos de superarlas con el diálogo y la negociación, y ese diálogo y negociación alcanza hasta los límites que tiene, y cuando nos chocamos contra la pared contra la que nos chocamos dos y tres veces y nos hacemos daño, nos tenemos que preguntar si merece la pena seguir pegándose con la cabeza contra la pared", ha lamentado.

El consejero ha llamado a "ser realistas" y reconocer que "en el momento actual, la concertación de todos los agentes sociales es un imposible". En su opinión, ello constituye "un ejercicio de pragmatismo".

Además, ha considerado que "lo imposible hoy puede ser posible mañana", por lo que ha dejado la "mano tendida" y ha instado a "trabajar con todos, con los (sindicatos) que están y con los que no están".

"Con los que están, de una manera, y con los que no están, de otra manera. Pero este Gobierno no va a cejar en el empeño de que algún día sea posible en Euskadi. Entre tanto, la haremos posible entre quienes quieran estar entre nosotros. Vamos a seguir adelante con los que nos quieran acompañar", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha