eldiario.es

Menú

Día de la Memoria: ocho años sin unanimidad en el Parlamento

La Cámara celebra un tributo silencioso a "todas" las víctimas y el PP se desmarca con un acto propio en Getxo al entender que se desvirtúa el homenaje a los asesinados por terrorismo al incluir a las de "violencia policial"

- PUBLICIDAD -
La presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria.

La presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, junto al lehendakari en el homenaje del Día de la Memoria..

El Día de la Memoria surgió en 2010 y el acto central siempre ha tenido lugar en el Parlamento Vasco, junto a la escultura de Cristina Iglesias en memoria de las víctimas ubicada en la entrada de la sede parlamentaria. Este 10 de noviembre de 2017 se ha celebrado justo ahí el octavo homenaje a las víctimas y ha sido la octava ocasión en que no ha existido unanimidad política en el significado del día ni siquiera a pesar de que la conmemoración se ha desarrollado en silencio, sin lemas ni documentos. El PP, que insiste en reclamar que el Día de la Memoria surgió originalmente en memoria de las víctimas del terrorismo, de ETA y de otros bandas, y que no debió incluir a las de violencia policial, no ha participado en el homenaje y se ha llevado la efeméride a Getxo.

En la Cámara, a las 10.30 horas, se ha abierto el portón principal, algo que únicamente se hace en las grandes ocasiones y se ha prendido un pebetero. Han sonado 'txalapartas' y también la banda de música de la Ertzaintza, con uniforme de gala, ha interpretado el 'Agur jaunak'. Junto a la 'Brújula de medianoche' de Cristina Iglesias se han ubicado representantes del Gobierno -estaban todos los consejeros excepto Bingen Zupiria-, de la Mesa del Parlamento y de los grupos de PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE-EE. Los presentes se han resguardado de la lluvia en paraguas compartidos como el que portaba Josu Erkoreka para que no se mojara el lehendakari, Iñigo Urkullu.

El acto ha transcurrido totalmente en silencio, sin ningún tipo de mensaje político, como ocurrió en 2014. Los presentes sólo han roto filas para depositar una flor blanca en memoria de los asesinados junto a la llama del pebetero. Según la convocatoria oficial, el acto estaba destinado a "todas" las víctimas, incluidas las de violencia policial reconocidas por ley en 2016 (ahora sometida al escrutinio del Tribunal Constitucional).

El acto ha venido precedida de dos momentos que han puesto de relieve la división que seis años después del final de ETA sigue suscitando la política de víctimas. Por un lado, EH Bildu, un año más, se ha sumado a una convocatoria de Etxerat junto al Parlamento minutos antes del acto oficial en la que la plataforma de familiares de presos de la banda terrorista ha reclamando el estatus de víctimas en pie de igualdad para los fallecidos en accidentes de tráfico cuando viajaban a prisiones de fuera del País Vasco para visitar a sus allegados. Por otro, en la comisión de Seguridad, con motivo de una comparecencia de la consejera Estefanía Beltrán de Heredia sobre la evolución de los delitos de odio en Euskadi, el PP ha reclamado que las campañas del "entorno de ETA" contra las fuerzas de seguridad o los 'ongi etorri' a presos sean asumidos como prioridad de la Policía vasca mientras la izquierda abertzale alertaba de los ataques contra monolitos antifranquistas e incluso contra una 'herriko taberna'.

Cronología de todos los Días de la Memoria

2010: Primer Día de la Memoria, en homenaje a las víctimas del terrorismo, de ETA y de otras bandas. En el Parlamento, no hubo unanimidad política. EA y Aralar entendieron que no se atendía a todas las víctimas. La presidenta, Arantza Quiroga, invitó a víctimas del terrorismo. “Me gustaría que EA y Aralar me miren a los ojos y me digan por qué no han estado con nosotros”, protestaron algunas de ellas. Aralar, encabezado por la hoy directora del Instituto de la Memoria en el Gobierno del PNV, Aintzane Ezenarro, se manifestó fuera de la Cámara en un acto alternativo.

2011: Arantza Quiroga encabezó un homenaje a “todas las víctimas del terrorismo” en la Cámara. Colocó junto a la escultura de homenaje ubicada en la entrada del Parlamento una corona de flores en su honor. PNV, IU, EA y Aralar criticaron esta decisión y a última hora compraron otro ornamento floral para honrar a “todas las víctimas”. El PSE-EE denunció el "triste" espectáculo de división.

2012: Tras las elecciones autonómicas y con el Gobierno y el Parlamento en funciones, la falta de consenso llevó a Quiroga a desconvocar el acto en el Parlamento. El Gobierno de Patxi López sí mantuvo el suyo e introdujo el recuerdo a las víctimas de “estructuras del Estado que tardaron demasiado en hacer el necesario tránsito hacia la democracia”, aunque “sin equiparaciones” con los asesinados a manos de ETA y con exigencia de condena del terrorismo para EH Bildu.

2013: El Parlamento sumó a PNV, PSE-EE y, por primera vez, a EH Bildu, representado por su portavoz, Laura Mintegi, y otros miembros de la coalición. PP y UPyD ya se desmarcaron con rotundidad al entender que se desnaturalizaba el recuerdo a las víctimas del terrorismo al sumar a los asesinados por “abusos policiales”

2014: El Parlamento, ante las discrepancias en torno al objeto del Día de la Memoria, optó por un acto silencioso en recuerdo a las víctimas. Ni la ausencia de mensajes concitó la unión. Sí estuvo EH Bildu, encabezado por Unai Urruzuno, pero no PP y UPyD.

2015: La presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, leyó con motivo del Día de la Memoria un fragmento del denominado “suelo ético”, que en 2012 había concitado el apoyo contra la violencia de PNV, PSE-EE, PP, Aralar e IU en su momento. Sin embargo, al acto asistieron todos los miembros de EH Bildu, encabezados por Hasier Arraiz, y no los aforados de PP, que organizó un homenaje exclusivo para las víctimas del terrorismo, y UPyD. La izquierda abertzale, en todo caso, participó también en una concentración de Etxerat contra las víctimas “no reconocidas” que habría causado la dispersión de los “presos políticos”.

2016: Otro año más sin unanimidad política. El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, encabezan el acto central del Día de la Memoria en los exteriores de la Cámara y se lee un texto propuesto por Eudel en el que se denuncia la "injusticia" del dolor sufrido por las víctimas, por "todas" las víctimas. El PP se desmarcó. Su líder, Alfonso Alonso, reclamó un "día específico" para los asesinados por el terrorismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha