eldiario.es

Menú

Euskadi activará más de 300 recursos móviles en su Plan de Vialidad Invernal

El Plan de Vialidad Invernal de Euskadi contará este año con más de 300 recursos móviles, entre ellos quitanieves, grúas, patrullas y vehículos de apoyo y vigilancia. Durante el pasado invierno, el Plan se activó en 12 ocasiones en Fase de Seguimiento e Información y en nueve de ellas se pasó a la Fase Operativa.

- PUBLICIDAD -
Euskadi activará más de 300 recursos móviles en su Plan de Vialidad Invernal

El viceconsejero de Seguridad del Gobierno vasco, Josu Zubiaga Nieva, y el responsable del Centro de Gestión de Tráfico de Euskadi, Jon Aizpurua, han presentado este martes el Plan de Vialidad Invernal 2015-16 en una reunión de trabajo celebrada en las dependencias del Centro de Gestión de Tráfico de Euskadi CGTE-ETKZ.

Además de los técnicos especialistas de la Dirección de Tráfico, han asistido al encuentro representantes de la Ertzaintza, Diputaciones Forales, Autopistas, Atención de Emergencias y Meteorología y Ejecutivo central.

En la reunión celebrada en Bilbao, Josu Zubiaga ha expuesto las directrices generales del Plan, incluidas las condiciones de activación (con una cota de nieve por debajo de los 1.000 metros), la movilización de 166 máquinas quitanieves por parte de las Diputaciones Forales y Autopistas, y la activación de siete grúas pesadas para la retirada de vehículos de gran tonelaje desde el CGTE-ETKZ de la Dirección de Tráfico.

Para las tareas de coordinación y vigilancia, las Diputaciones Forales y Autopistas contarán además con 124 vehículos de apoyo. Por su parte, la Ertzaintza pondrá a disposición del operativo las patrullas de las Unidades de Tráfico, cuyo número se reforzará en la Fase Operativa y podrán ser apoyadas por los recursos de las comisarías.

BALANCE DEL INVIERNO 2014-15

En el encuentro, se ha hecho también balance del pasado ejercicio 2014-15, durante el cual el Plan se activó en 12 ocasiones en Fase de Seguimiento e Información. En nueve ocasiones se pasó a la Fase Operativa, por descenso de cota de nieve por debajo de los 700 metros.

Los primeros tres episodios de nieve tuvieron lugar en diciembre del 2014. La cota más baja se dio el 28 de diciembre, a 300-500 metros, lo que imposibilitó la circulación de pesados en los puertos de Opakua, Herrera, Orduña y Azazeta durante la tarde-noche del 28 y la mañana del 29. Por otra parte, varias carreteras alavesas quedaron cortadas por el desbordamiento de los ríos durante la tarde-noche del 28 (la A-4356 en Kuartango, la A-3310 en Ribera Alta, y la A-3302 desde el cruce con la A-4302).

El cuarto episodio de nieve tuvo lugar entre los días 16 y 23 de enero de este año, con la cota de nieve situada entre los 500 y los 700 metros. El quinto se desarrolló entre los días 30 de enero y 8 de febrero, con la cota de nieve situada entre los 500 y los 600 metros. Ante la situación de las cuencas y la previsión meteorológica, la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, activó el Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones en Fase de Emergencia, en situación 1, el día 30 de enero.

El día 3 de febrero, el Órgano de Coordinación del Plan de Vialidad Invernal se reunió en Mesa de Crisis y se adoptó la medida de restringir el tráfico de vehículos pesados por toda la red viaria vasca para el día siguiente, en el horario comprendido entre las 06.00 y las 09.00 horas, correspondiente al horario de máximo flujo total de circulación. Con posterioridad, esta medida transitoria encaminada a aumentar la seguridad vial, fue adoptada también en fechas sucesivas.

Durante el mes de febrero hubo otros cuatro episodios de nieve de corta duración, sin incidencias destacables pero con precipitaciones persistentes, han recordado desde la Consejería de Seguridad.

Como consecuencia, el 3 de marzo se produjo un "enorme" desprendimiento de piedras y tierra en la AP-1, a la altura de Eskoriatza, que provocó el corte de la autopista en ambos sentidos. Si bien la circulación se pudo restablecer inicialmente mediante un by-pass, el 13 de marzo se decidió volver a cerrar la AP-1 en este punto, ante el riesgo de que se originasen más desprendimientos. El cierre perduró hasta el 26 de marzo, fecha en la que se pudo habilitar un nuevo by-pass.

Si bien el número de nueve activaciones del Plan de Vialidad Invernal en su Fase Operativa ha sido "algo superior a la media" de los últimos ejercicios, de siete activaciones, Gobierno vasco ha destacado que en este último período invernal no hubo "excesivos problemas circulatorios".

Según ha explicado, en comparación con ejercicios anteriores, el número de veces que se movilizaron las grúas pesadas con carácter preventivo fue "importante" y se elevó hasta las 18 ocasiones, por encima de la media habitual de 12 movilizaciones. Sin embargo, se quedó "lejos" de las 22 movilizaciones registradas durante el periodo invernal 2012-13.

"PRECAUCIÓN Y RESPETO"

Desde Seguridad, han advertido de que, en condiciones meteorológicas adversas, "hay que extremar la prudencia", por lo que es preciso moderar la velocidad y aumentar la distancia con respecto a los automóviles que circulan delante ya que "con el piso mojado se necesita más espacio para detener el vehículo".

También han insistido de que, en caso de lluvia, los neumáticos desgastados "no desplazan bien el agua" y pueden ser la causa de un accidente, por lo que es preciso sustituirlos periódicamente. Asimismo, se recomienda que las escobillas de los limpiaparabrisas estén siempre en buenas condiciones.

Ante la presencia de hielo, es aconsejable" conducir con la máxima precaución, previendo su presencia sobre todo en determinados tramos". "Cuando el hielo aparece, ni tan siquiera los modernos sistemas como el ABS o la tracción total nos liberan del peligro de sufrir un patinazo, por lo que no cabe más que disminuir la velocidad y aumentar la prudencia", han advertido.

En esta línea, han destacado que los neumáticos de invierno aportan "una mejor tracción, frenada y control con agua, escarcha, hielo y nieve" y, si no se han montado, en épocas de nevadas es necesario llevar cadenas en los vehículos "y saber colocarlas".

Por otro lado, se considera "fundamental" evitar los frenazos bruscos y circular a gran velocidad. En caso de que las ruedas se bloqueen, han subrayado desde la Consejería, "el vehículo quedará fuera de control", una situación en la que "se debe soltar el pedal del freno para recuperar la tracción y usar el freno de motor alternándolo con el pedal del freno".

En el arranque con nieve, se debe acelerar "poco a poco" y, si las ruedas patinan, se debe subir a una velocidad superior para reducir la fuerza que se aplica a las ruedas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha