eldiario.es

Menú

Euskadi registra cada año más de 220 nuevos casos de cáncer de vulva o de pene

IMQ utiliza por primera vez en Euskadi una técnica quirúrgica innovadora para tratar estas enfermedades

- PUBLICIDAD -

Euskadi registra cada año más de 220 nuevos casos de cáncer de vulva o de pene. En el entorno de Europa y Estados Unidos, los cánceres de pene y vulva suponen, aproximadamente, casi un 2% del total de cánceres. Sin embargo, en países con una menor renta per cápita, constituyen un problema sanitario de mayor magnitud, con un porcentaje significativamente más grande.

Según ha informado el Grupo IMQ, el principal factor de riesgo para ambos cánceres es el virus del papiloma humano. Sin embargo, en mujeres, especialmente en mujeres mayores (de 70 y más años), existe también un tipo de cáncer vulvar producido por un liquen escamoso.

El Grupo IMQ acaba de incorporar una nueva técnica quirúrgica innovadora para reducir los dos principales riesgos posteriores a la cirugía en operaciones de cáncer de vulva y cáncer de pene, como son el riesgo de infección y el de degeneración de parte del tejido cutáneo (necrosis del colgajo quirúrgico).

La nueva técnica se denomina linfadenectomía inguinal bilateral videoendoscópica y se emplea, en los casos de cáncer anteriores, cuando existe metástasis en los ganglios linfáticos de las ingles.

La Clínica IMQ Zorrotzaurre ha llevado a cabo la primera operación en Euskadi con esta técnica para un cáncer de vulva, extirpando los ganglios linfáticos de las ingles a una paciente con una neoplasia vulvar, previamente operada de este cáncer.

La operación fue realizada por los doctores Miguel Ángel Alonso Prieto, coordinador de Endourología y Laparoscopia del Hospital de León, e Ignacio Lobo, ginecólogo de IMQ, especialista en ginecología oncológica y en cirugía endoscópica, laparoscópica y robótica. A la operación asistieron también varios urólogos de IMQ.

El doctor Miguel Ángel Alonso Prieto ha explicado que en los cánceres de vulva y pene, las metástasis en los ganglios linfáticos de las ingles son uno de los factores pronósticos "más importantes de mortalidad". "La extirpación de estos ganglios, realizada con la técnica convencional consistente en una cirugía abierta, puede mejorar la supervivencia en pacientes de alto riesgo, pero conlleva una morbilidad relativamente alta. Para reducir estos problemas asociados, empleamos la nueva técnica", ha detallado.

La linfadenectomía inguinal bilateral videoendoscópica permite la extirpación de los ganglios linfáticos afectados mediante tres pequeñas incisiones que, además, se realizan a bastante distancia de las ingles. Mientras la cirugía convencional realiza grandes incisiones justo encima de los ganglios linfáticos, en las ingles, con la nueva técnica nos basta con sólo tres pequeñas incisiones en los muslos, distanciando la zona de abordaje de la zona en la que se lleva a cabo la operación realmente.

Según ha indicado el doctor Ignacio Lobo, usando esta técnica se reducen "de manera importante las dos complicaciones más frecuentes en estas cirugías, como son el riesgo de infección y el riesgo de que los colgajos posquirúrgicos se necrosen. Además, los problemas linfáticos como el linfocele y el linfedema, derivados de la extirpación de los ganglios linfáticos, también se ven reducidos con esta nueva técnica".

La reducción de estos riesgos "repercute positivamente en los tiempos de hospitalización. Al haber menos complicaciones, los pacientes pueden reincorporarse antes a su vida habitual. También son menores "las cicatrices tras la operación, así como el tiempo de recuperación", ha apuntado el experto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha