eldiario.es

Menú

El alpinista Alex Txikon pretende escalar el Everest en invierno y sin usar oxígeno artificial

Dos alpinistas polacos lograron hace 36 años escalar el techo del mundo en invierno utilizando oxígeno embotellado

- PUBLICIDAD -
El alpinista Alex Txikon pretende escalar el Everest en invierno y sin usar oxígeno artificial

El alpinista Alex Txikon pretende escalar la cima del mundo, el monte Everest, en la temporada invernal, sin usar oxígeno artificial y en una reducida expedición en la que no irá acompañado de ningún otro alpinista profesional. La aventura comenzará el próximo 25 de diciembre, según ha informado el deportista en una rueda de prensa en Bilbao.

Coronar la cima del mundo durante la durísima temporada invernal (con temperaturas mínimas de -60 grados y vientos huracanados de hasta 150 km/h) sólo ha sido logrado hasta ahora por una pareja de alpinistas polacos, Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy, en un hito que data ya de 1980. Entonces lograron escalar el Everest en pleno invierno, eso sí, utilizando oxígeno embotellado y apoyándose en una numerosa expedición de 20 miembros y varios sherpas.

Nadie ha vuelto a conseguir escalar en invierno este gigante y, por supuesto, nadie lo hecho sin la ayuda de oxígeno artificial en invierno. Este es precisamente el doble reto a batir de la nueva expedición del alpinista vizcaíno Alex Txikon (Lemoa, 1981), uno de los profesionales de la montaña más laureados a nivel mundial.

Otra de las claves de la gesta, que comenzará el próximo 25 de diciembre y que prevé finalizar a finales de febrero, es que Alex Txikon se apoyará en un muy reducido equipo de colaboradores, sin la participación de ningún otro gran alpinista internacional, como ha sucedido en las anteriores expediciones llevadas a cabo hasta ahora por el montañero vasco.

Además, el equipo liderado por Txikon grabará la odisea con el objetivo de inmortalizarla en una película, con una "muy cuidada fotografía" mezclada con la última tecnología audiovisual, en la que se intentará mostrar la soledad y el aislamiento de los alpinistas durante una verdadera aventura invernal.

La idea del equipo es centrarse en el lado más humano de la aventura, haciendo partícipes de la misma al equipo encargado de la filmación. Se trata de plasmar la dura vida en el campo base, con muy pocas horas de luz y temperaturas extremas, el equipamiento de la peligrosa cascada de hielo del Khumbu, la fase de aclimatación subiendo cada vez más alto y bajando por la montaña en numerosas ocasiones, así como el ataque a cumbe como guinda final.

EXPEDICIÓN AL EVEREST

Casi todos los años, el Everest es ascendido a partir de finales de primavera por cientos de personas que, la mayoría de las veces, se limitan a seguir una cuerda fija que ha sido colocada por sherpas de expediciones comerciales y que les conduce desde el campo base hasta la cumbre. A juicio de los amantes de la montaña, la masificación ha transformado la ruta normal "en un auténtico circo y una actividad alejada del auténtico alpinismo".

Por otra parte, el 99% de los alpinistas al Everest ascienden usando botellas de oxígeno. De hecho, la Asociación Mundial Antidopaje incluye su uso para actividades deportivas de montaña como doping desde el año 2007. La utilización de oxígeno artificial en las expediciones reduce considerablemente los efectos de la altitud.

El oxígeno hace que la sangre se mantenga más diluida, que circule mejor y por lo tanto la sensación de frío en el cuerpo, el riesgo de sufrir congelaciones en las extremidades, así como el tremendo esfuerzo físico relacionados con la altitud extrema, se ven considerablemente reducidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha