eldiario.es

Menú

Los opositores acusan a Osakidetza de cambiar las normas de contratación

La confección de la bolsa de contratación de sustitutos enfrenta a los opositores que sacaron mejor nota en el examen y reclaman prioridad frente a los que acumulan puntos por los años trabajados.

- PUBLICIDAD -
ELA denuncia falta de servicio en Atención Primaria y "colapso" en Urgencias en Osakidetza

Los opositores acusan a Osakidetza de cambiar las normas de contratación. /EP.

La experiencia es un grado y más si se trata de Osakidetza. Al menos eso es lo que se desprende de los criterios con los que se quiere elaborar la nueva bolsa de contratación de sustitutos para el Servicio Vasco de Salud. Esta bolsa  recoge a miles de personas (Osakidetza es la empresa vasca con mayor plantilla: 27.000 trabajadores) y dependiendo del puesto que se ocupe en ella, las posibilidades de trabajar aumentan. Cientos de personas que se presentaron a las oposiciones de Osakidetza en 2011 (el proceso de colocación para los que se sacaron plaza se está produciendo ahora) y no sacaron plaza, pero aprobaron el examen, reclaman ahora que la nueva bolsa de contratación les de prioridad frente a los que suspendieron, pero acumulan puntos por sus años de experiencia. Estos opositores acusan al Gobierno de "intentar cambiar las reglas de juego (contratación)" con el partido empezado". La irrupción de esta queja cuando el Departamento de Salud se dispone a confeccionar esa bolsa ha incendiado el ambiente en el Servicio Vasco de Salud, hasta el punto de que es el tema de conversación en hospitales y centros de salud. Y es que para miles de vascos, la bolsa de empleo de Osakidetza es la única posibilidad que tienen de trabajar a lo largo del año.

Para entender el conflicto que acaba de desatarse, hay que partir del hecho de que las bases por las que se convoca una Oferta Pública de Empleo (OPE) en Osakidetza son independientes del posterior decreto por el que regula la lista de sustituciones. Así, la OPE celebrada en 2008 se resolvió en 2011 con la asignación de plazas y ese mismo año el Gobierno vasco (dirigido por el PSE) aprobó un decreto para regular y ordenar la contratación de sustitutos. Por primera vez, ese decreto establecía dos listas: una dando prioridad máxima a aquellos que hubieran aprobado el examen de oposición  y otra para todos aquellos que no hubieran aprobado el examen. Durante estos últimos años, estas listas de contratación temporal son con las que Osakidetza ha trabajado para realizar sustituciones dentro de su organismo. A los trabajadores de la lista de prioridad máxima se les ofrece primero los contratos y la otra lista se emplea cuando se agota aquella. Esta bolsa de sustituciones no contó con el respaldo de los sindicatos.

El problema se ha producido cuando ha tocado hacer nueva bolsa para las oposiciones que se celebraron en 2011 y que este año toca resolver. El Departamento de Salud ha elaborado un borrador inicial en el que plantea volver al sistema de lista única. Es decir, que todo el mundo, aprobados y no aprobados estén en una única lista sumándose tanto las puntuaciones del examen, como los méritos, tiempo trabajado en organizaciones públicas y los perfiles lingüisticos de euskera. Desde el departamento recalcan que se trata únicamente de "un borrador inicial

"No huele nada bien"

Los opositores que aprobaron el examen, pero no han sacado plaza, se están movilizando para impedir la implantación de la lista única. Una de las portavoces de este movimiento asegura que "nadie nos ha informado de estos cambios. Están tratando de cambiar las reglas de juego en medio del partido. No huele nada bien. La mayoría de la gente que no ha aprobado son los que acumulan más años de experiencia. Al final, aunque apruebes el examen y saques buena nota estás condenada a no trabajar. Lo único que exigimos es un reparto más justo del trabajo".

El sistema que baraja Osakidetza y que cuenta con el apoyo de algunos sindicatos significa que si una persona que no ha llegado a alcanzar una puntuación de 50 en el examen, pero en cambio se le suma su tiempo trabajado, su perfil de euskera y sus méritos, pueda superar en puntuación en dicha lista a una persona que por el contrario sí superó el examen con mas de 50 puntos. "Todo esto sería justo si desde un principio se hubiera determinado así, pero no es justo cuando desde un principio no fue lo que Osakidetza acordó. Ahora, tres años después, cuando muchos aspirantes esperábamos mejoras laborales con los contratos que nos pudieran ofertar en un futuro por haber obtenido una mejor posición en dicha lista al aprobar el examen nos encontramos con la intención de cambiar dichas normas".

Este cambio de normas "nos perjudica a un amplio número de personas que aprobamos dicha OPE, bajo la amenaza de no contar con nosotros en las listas de contratación temporal de prioridad máxima, ya que cuando se convocó la OPE 2011 la condición de estar en dicha lista era haber aprobado el examen. Personas que sacrificamos muchísimo tiempo y esfuerzo en poder superar esa OPE, personas que en muchos casos se gastaron mucho dinero en cursos de preparación para poder estar en esa lista de máxima prioridad".

Sin embargo, frente a ese cambio de normas que critican los opositores, sindicatos como el de Enfermería (Satse) recalca que las bases de la OPE son "totalmente independientes" del posterior decreto regulador de las bolsas de contratación. "Cada que vez que se resuelve una OPE hay que eleborar una lista de sustituciones. Históricamente en Euskadi se ha seguido la lista única con el apoyo de los sindicatos, lo mimos que ocurre en la mayoría de los sistemas de salud de las demás comunidades autónomas. No se trata de perjudicar a nadie, sino de que nadie se quede fuera".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha