El Parlamento vasco se despide del verde

José Ramón Becerra da las gracias a sus simpatizantes

Cuatro años. Ese es el tiempo que le ha durado la aventura parlamentaria a José Ramón Becerra, el líder de Equo Berdeak que no ha podido revalidar el escaño este 12J. El Parlamento se despide de los verdes porque será difícil que alguien en la Cámara de Vitoria pueda retomar el testigo de Becerra y su discurso coherente y templado para hacer frente a la emergencia climática, que hace mucho tiempo que dejó de ser una amenaza para conventirse en una realidad. El riesgo electoral para Becerra era muy grande: se presentaba solo, sin el paragüas de la coalición con Elkarrekin Podemos que le permitió acceder al Parlamento en 2016.

Así, a la intemperie, la ola verde que tanto ansiaba Becerra no ha llegado hasta el Legislativo. Su esperanza es que "tarde o temprano" llegue. El tiempo lo dirá. "Seguiré trabajando por ello", asegura en la hora del adiós. Equo Berdeak ha sumado 11.616 votos, el 1,30 % del total. Su esperanza era alcanzar el último escaño en juego por Álava, que era el territorio donde tenía más opciones y donde los asientos en la Cámara resultan más 'baratos', al requerir de menos votos. Pero en ese camino se le ha cruzado Vox, que es el que finalmente ha entrado. El caso es que ese número de votos es muy similar al que obtuvo en las elecciones vascas de 2012, cuando Equo Berdeak se presentó en sociedad y tan solo se quedó a 700 votos en Álava de colocar a Juantxo López de Uralde en el Parlamento vasco. Es la comparación posible porque en 2016 al ir en coalición con Elkarrekin Podemos es más difícil atribuir su peso real en votos. Por lo tanto, la base de votantes de Equo Berdeak se ha mantenido estable en el tiempo. Pero no ha sido suficiente.

Tras conocer los resultados electorales, Becerra no se rinde. "Esto no acaba aquí. Los y las verdes de Euskadi seguiremos haciendo política". Equo Berdeak nació en 2011, aunque Becerra lleva trabajando desde los años noventa en la ecología desde Berdeak. Hasta el año pasado, la cara visible de Equo era el actual diputado de Unidas Podemos, Juantxo López de Uralde, que ha hecho campaña en Euskadi por la coalición Elkarrekin Podemos-IU. Pero la apuesta de Equo por Más País en las elecciones generales en detrimento de Unidas Podemos dinamitó la convivencia interna. López de Uralde abandonó Equo, Becerra quedó al mando y el partido verde pagó la consecuencias cuando la nueva dirección de Elkarrekin Podemos (afin a Pablo Iglesias) decidió no concurrir en coalición con los verdes.

"Nuestra voluntad es la de estar al servicio de la ciudadanía y no tanto la de conseguir un resultado u otro", reitera Becerra, sabedor de que su presencia en la Cámara se jugaba con una moneda al aire. En una hora crítica para el planeta, el Parlamento vasco se despide de los verdes.

Etiquetas
Publicado el
13 de julio de 2020 - 01:31 h

Descubre nuestras apps

stats