eldiario.es

Menú

La cuota de las 'haurreskolak', intacta pese a la petición de las familias

El Gobierno vasco, que se comprometió a revisar las cuantías de las escuelas infantiles públicas, demasiado elevadas a juicio de las familias y sindicatos, de momento no ha modificado las tarifas.

Desde STEE-EILAS y LAB censuran al Departamento de Educación por mantener inalterables los precios en contra del acuerdo del Parlamento vasco que solicita la adecuación de las cuotas a la situación familiar en el menor plazo posible.

Desde el Ejecutivo aseguran a los afectados que "están en ello", pero su declaración de intenciones no tiene reflejo ni en los presupuestos vascos ni en las cuentas del consorcio de Haurreskolak.

 

- PUBLICIDAD -
Concentración de los sindicatos en protesta por el mantenimiento de las cuotas.

Concentración de los sindicatos en protesta por el mantenimiento de las cuotas.

El Gobierno vasco, de momento, no ha modificado las tarifas de las escuelas infantiles públicas, las 'haurreskolak', tal y como se comprometió a hacer en mayo del año pasado tras la petición de los sindicatos y de las familias. A su juicio, los precios de estos centros públicos de enseñanza para la etapa de 0-2 años, que rondan los 200 euros de media,  son "inasumibles" para muchas familias con los ingresos mermados por la crisis.

Esta reclamación llegó incluso al Parlamento vasco, que aprobó en junio del 2014 una proposición por la que se insta al Ejecutivo de Íñigo Urkullu a "que en el menor plazo posible adopte los criterios de matriculación del Consorcio Haurreskolak' a las necesidades de las familias". El acuerdo parlamentario pide que las cuotas de este servicio público se marquen en base a los ingresos económicos y horarios de las familias, adecuándolas a éstos de una manera progresiva".

Pese al mandato de la Cámara vasca no ha habido avances en este sentido. Desde el Departamento de Educación les aseguran a los afectados que "están en ello", pero su declaración de intenciones choca con la realidad. Los portavoces sindicales aseguran a  eldiarionorte.es que esas modificaciones no tienen reflejo ni en los presupuestos vascos ni en las cuentas del consorcio de Haurreskolak. "Nosotros insistimos en que adopten esas medidas cuanto antes porque este servicio público se está convirtiendo en algo totalmente elitista", lamenta Sonia Pérez delegada de STEE-EILAS. Al margen de esta reclamación de establecer baremos en función de la renta familiar, desde el sindicato  persisten en su empeño de lograr una educación infantil para la etapa de 0 a 2 años pública, gratuita, universal, laica y euskaldún.  

Las familias deben abonar por cinco horas 160 euros y por ocho horas hasta 208 euros, independientemente de que el menor pase esas horas o menos en el centro. También se deben pagar unas pre-cuotas de 148 euros que no se devuelven si las familias se dan de baja.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha