eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Hablar de sexualidad, una apuesta en Navarra contra la educación "del silencio"

Desde el programa de sexualidad Gozamenez, que cumple 15 años, se aboga por que la educación afectivo sexual se aborde en las aulas y no solo de forma negativa: "La sexualidad es importante, no la podemos obviar"

La iniciativa impulsa ahora una nueva edición de un concurso de cortos para que la juventud hable sobre sexualidad; uno de los ganadores de 2014, Javier Gorraiz, defiende que hablar de sexualidad es un discurso "que todo el mundo conoce, pero que en la práctica no se nota"

El borrador del decreto sobre salud sexual del Gobierno Foral incluye también medidas de prevención de embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual o abortos

- PUBLICIDAD -
Un momento de la grabación del corto vencedor en 2014 del concurso de Gozamenez para personas de 18 a 25 años / Foto: Javier Gorraiz.

Un momento de la grabación del corto vencedor en 2014 del concurso de Gozamenez para personas de 18 a 25 años. Javier Gorraiz

“La sexualidad es importante y no la podemos obviar. De una forma o de otra, la juventud recibe mensajes. Por eso la escuela es importante”. La educadora del  centro Andraize Montse Velasco explica de esta forma por qué este servicio, el primer centro de planificación familiar público que se impulsó en España hace 37 años, y por presión popular, reivindica la necesidad de incluir en el currículo escolar la educación afectivo sexual. Pero no para hablar únicamente del uso del preservativo y los riesgos, sino sobre todo para reflexionar sobre “sexualidad, emociones, deseo, enamoramiento, de ligar…”. Porque insiste en que ahí la juventud recibe mejor el mensaje.

Andraize es, precisamente, uno de los centros que, en  el borrador del decreto sobre salud sexual y reproductiva que ha preparado el Gobierno Foral, pasaría a ser uno de los nueve servicios de salud sexual y reproductiva, y uno de los dos primeros donde podrían realizarse  interrupciones voluntarias del embarazo farmacológicas en el sistema público navarro. Pero ese borrador del Departamento foral de Salud también apuesta por colaborar con Educación para que se trabaje la educación afectivo sexual, la coeducación y la educación en valores en las aulas, algo que ahora depende más de cada profesorado o cada centro educativo.

Que Andraize, centro situado en el barrio pamplonés de la Chantrea, es un referente en ese borrador es evidente. Y que, de llevarse adelante, puede afectar de alguna manera a esos talleres que organizan colectivos sociales, también. No obstante, según explica el integrante de la coordinadora  Gozamenez/Con mucho gusto Ángel Leranoz, siempre puede haber cabida para realizar diversas funciones, aunque reconoce que sería “una buena noticia que tuviéramos que desaparecer porque se aborda la educación afectivo sexual en los colegios”.

Gozamenez es un programa sobre sexualidad y juventud con financiación del Gobierno Foral y que cumple 15 años. Se trata, explica Leranoz, de no centrarse tanto en las relaciones en torno al coito y las enfermedades o riesgos que puede conllevar, sino de hablar de la sexualidad también como algo vinculado al placer, a los sentimientos y a conocerse a uno mismo. Esto se organiza a través de talleres, por ejemplo en diferentes ayuntamientos, en los que se forma a monitores y monitoras de otras actividades para que puedan abordar esta materia.

¿Cuesta hablar de sexualidad?

Es, por tanto, una forma menos habitual de hablar de algo que aún es un tabú, y que a menudo genera debate en una sociedad como la navarra. El borrador del decreto del Gobierno Foral habla de promover una educación en valores, pero también contempla promover medidas de prevención de embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, abortos o la violencia de género. Desde diversos sindicatos ya se preguntan cómo se llevará a cabo la medida, si dentro del currículo (así se recoge en el borrador), como parte de las tutorías o con una nueva asignatura.

Leranoz, por su parte, opina que “estamos en un momento complicado, porque cada vez se tiene más acceso a los contenidos sexuales (menciona la televisión o Internet), pero a la vez cuesta que la juventud hable de la sexualidad”. Afirma que, hasta la fecha, no le consta una reacción negativa por parte de padres o madres de los y las participantes, pero en todo caso recuerda que optar por no hacer educación sobre ello “también es educación”. Es lo que Velasco, que colabora con el programa (que incluye a los centros Andraize e Iturrama, y a asociaciones como Hegaok, Sare, el Consejo de la Juventud, Kattalingorri o la Comisión Ciudadana Antisida), describe como “la sexualidad del silencio”. Y argumenta que hablar de sexualidad también es " hablar de diversidad, de que somos diferentes, de hacer que la gente se quiera”.

Una de las iniciativas en este sentido es el concurso de cortometrajes organizado a través de Gozamenez. La cita, que afronta ahora su tercera edición (en la actualidad hay 15 propuestas inscritas, aunque el plazo se han prolongado hasta mediados de mes) pretende que la juventud cuente a través de un corto cómo ve la sexualidad, qué le atrae o le gusta. Y cuenta con dos categorías, entre 12 y 17 años y de 18 a 25. Javier Gorraiz e Idoia Ilzarbe ganaron la de mayores en 2014. Gorraiz, de 24 años, que estudió Trabajo Social y realizó un Master de Intervención Social, colaboró en el programa Gozamenez y vio el concurso como una oportunidad para probar en la realización de una obra audiovisual. Y, sí, de hablar de sexualidad, que es algo que ocurre a menudo pero "de forma muy reduccionista". Y lamenta que hablar sobre relaciones es “un discurso que todo el mundo conoce, pero que en la práctica no se nota”. Percibe un cambio, eso sí, y confía en que “sigamos en esa línea”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha