Focos

Condenados los contratistas de Blackwater por la muerte de civiles en Irak en 2007

- PUBLICIDAD -
Condenados los contratistas de Blackwater por la muerte de civiles en Irak en 2007

Condenados los contratistas de Blackwater por la muerte de civiles en Irak en 2007

Cuatro excontratistas privados de la empresa de seguridad estadounidense Blackwater fueron hoy condenados por un jurado federal de Estados Unidos por asesinato y homicidio en un tiroteo que acabó con la vida de 14 iraquíes en Bagdad en 2007.

Los condenados son Nicholas A. Slatten, de 30 años; Paul A. Slough, de 35; Evan S. Liberty, de 32; y Dustin Heard, de 33, antiguos empleados de Blackwater, cuyos servicios había contratado el Gobierno estadounidense para ofrecer seguridad a sus empleados en Irak.

Los cargos responden a los hechos ocurridos en la plaza Nisour, en el centro de Bagdad, en septiembre de 2007.

De acuerdo con la sentencia, los cuatro abrieron fuego contra los transeúntes en la plaza durante una operación en la que trataban de despejar el camino para el paso de un convoy del Departamento de Estado, poco después de que explotase un coche bomba en las proximidades.

Como resultado de los disparos, 14 iraquíes resultaron muertos y 18 más heridos.

"El veredicto es una rotunda afirmación del compromiso de los ciudadanos estadounidenses con el estado de derecho, incluso en tiempos de guerra", dijo Ronald Machen, fiscal estadounidense encargado del caso.

Machen, en un comunicado, subrayó que "estos contratistas de Blackwater dispararon con armas pesadas, ametralladoras y lanzagranadas sobre hombres, mujeres y niños inocentes. Hoy se les ha hecho responsables de ese ataque indignante y las devastadoras consecuencias con muchas familias iraquíes".

La defensa argumentó, durante las diez semanas que ha durado el juicio, que los empleados habían disparado en defensa propia, después de ser atacados por insurgentes iraquíes y ante la amenaza de un coche bomba.

En la sentencia de condena, se señala que "los contratistas intencionada e ilegalmente, tras un súbito impulso y en el medio del arrebato, cometieron homicidios voluntarios" aprovechando el caos generado en la plaza.

Posteriormente, se demostró que ninguno de los fallecidos era miembro de la insurgencia iraquí y todos estaban desarmados.

Slatten, quien fue el primero en abrir fuego, se enfrenta a cadena perpetua; mientras que sus otros tres compañeros pueden encarar sentencias de hasta 30 años cada uno.

Por su parte, el abogado de Liberty, Bill Coffield, indicó "la intención de apelar y luchar vigorosamente por su defendido", y señaló que el veredicto era "erróneo".

El caso hizo revisar la relación del Gobierno estadounidense con la empresa contratista, que, ante las críticas recibidas por el exceso en el uso de la fuerza y su vinculación en otros casos de exportación de armas ilegales, cambió su nombre en dos ocasiones desde entonces: primero Xe, y luego Academi.

Entre 2002 y 2012, Blackwater recibió millones de dólares en contratos privados del Gobierno de Estados Unidos para la protección de convoyes, edificios, instalaciones militares y funcionarios de gobiernos de países donde las Fuerzas Armadas de Estados Unidos están en guerra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha