Focos

La oposición fuerza al PP a reformar la 'ley mordaza'

El Congreso admite a trámite dos proposiciones de ley del PSOE y del PNV para desmontar la norma de 2015

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Congreso comienza a debatir para cambiar la ley de seguridad ciudadana

Manifestación contra la 'ley mordaza'. EFE

El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes la admisión a trámite de dos proposiciones de ley para reformar la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, la conocida como  ley mordaza. La norma, que sacó adelante el PP gracias a su mayoría absoluta en 2015, afronta su final pero su derogación completa no está necesariamente más cerca. El partido de Mariano Rajoy solo ha recabado el apoyo de sus socios navarros y asturianos en defensa de su ley. Pero los demás grupos no han mostrado una posición unánime sobre cómo superarla.

Las dos proposiciones admitidas este martes a trámite, presentadas por el PSOE y el PNV respectivamente, deberán ser ahora debatidas en comisión y volver al Pleno para su aprobación definitiva o su rechazo. Al ser una ley orgánica precisará del apoyo de la mayoría absoluta del Congreso, 176 votos favorables, lo que obligará a ponerse de acuerdo a grupos que este martes han defendido posiciones no necesariamente complementarias. Y la derogación no ha sido la mayoritaria.

La propuesta del PSOE, que sí recoge explícitamente la derogación, ha recabado 176 votos a favor, 130  noes y 33 abstenciones. La del PNV, que remoza ampliamente la norma de 2015, ha obtenido 211  síes, 129 votos en contra y ninguna abstención. De los 350 miembros del Congreso solo han participado 340 en la votación.

El PSOE mantendrá su recurso ante el Constitucional

"Es hora de desprendernos de esta mordaza que amenaza a la democracia", ha asegurado en la tribuna el portavoz de Interior del PSOE, Antonio Trevín. El diputado ha recordado el rechazo de la Defensora del Pueblo y ha citado a  The New York Times, que en un editorial calificó en su día la  ley mordaza de "ominosa" y "franquista".

Trevín ha defendido la necesidad de una "nueva ley respetuosa con los derechos fundamentales previstos en la Constitución". La proposición del PSOE es en la práctica un texto alternativo a la actual ley e incluso recoge la derogación explícita de la ley mordaza. Trevín ha defendido  suprimir los aspectos que se recurrieron por inconstitucionales y preservar derechos que la norma "ha restringido hasta hacerlos irreconocibles", como los de reunión, expresión o de huelga. El PSOE también planea mantener el recurso ante el Tribunal Constitucional que interpuso en su momento contra la  ley mordaza.

La propuesta del PSOE ha sido aprobada, aunque con críticas de los demás grupos, tanto por la izquierda como por la derecha. Todos han recordado a los socialistas que derogar la  ley mordaza supondría el regreso a la que se hizo famosa en los años 90 del siglo pasado como  ley Corcuera, y que el Tribunal Constitucional acabó podando en una sentencia que supuso la dimisión del ministro del Interior que la promovió, José Luis Corcuera.

El portavoz del PP, José Alberto Martín-Toledano, ha achacado a los socialistas una "pose política para parecer muy de izquierdas", mientras desde Unidos Podemos-En Comú-En Marea Eduardo Santos ha advertido de que el voto favorable de este martes solo supone el inicio del camino: "Tendremos que negociar a fondo porque no vamos a dar un cheque en blanco”.

También Ciudadanos se ha posicionado contra la iniciativa del PSOE. Su portavoz, Miguel Gutiérrez, ha lamentado el "afán derogador que busca titulares más que defender libertades civiles" y ha recordado que en el pacto firmado por Albert Rivera y Pedro Sánchez en 2016 se comprometían "a revisarla, no a derogarla". "La derogación de una ley como esta provocaría un enorme vacío legal" ha zanjado, no sin dejar constancia de la ausencia del Gobierno en el debate de hoy, especialmente la del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

El PP negociará la propuesta del PNV

La proposición del PNV, defendida por Mikel Legarda, ha recabado mejores palabras, incluso del PP. Aunque los conservadores han votado en contra de su toma en consideración, su portavoz se ha mostrado "mucho más cerca" de esta que la del PSOE: "Pero no compartimos la totalidad ni literalidad de algunos cambios. Habrá que negociar".

Martín-Toledano también se ha referido de forma tangencial a la intervención del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quien ha calificado la ley mordaza como "una de las mayores canalladas de esa maquinaria reaccionaria que gana elecciones que es el PP" y a quien el portavoz del PP ha querido relacionar con el PSOE: "No quiere estar en el club de los rufianes".

Una reforma que sumara al PP, a Ciudadanos y al PNV recabaría 169 votos a favor. A siete de la mayoría absoluta necesaria. La derogación absoluta la han defendido el PSOE, más el diputado de Nueva Canaria, Unidos Podemos y Compromís y ERC: 165 votos. Los ocho diputados del PDeCAT (la antigua Convergència) volverán a ser determinantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha