eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Detectan el transporte de comida a los colegios sin medidas de conservación

- PUBLICIDAD -
Detectan el transporte de comida a los colegios sin medidas de conservación

Detectan el transporte de comida a los colegios sin medidas de conservación

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife ha detectado un sistema de transporte irregular de comida a centros docentes, en el que desde "un furgón nodriza" se distribuían los alimentos a furgones de reparto más pequeños en plena vía pública sin respetar las condiciones higiénicas y de conservación.

Según un comunicado del Ayuntamiento, agentes policiales detectaron el 10 de mayo el transporte de desayunos y almuerzos destinados a los comedores de varios centros docentes de la ciudad incumpliendo las condiciones higiénico-sanitarias obligatorias.

Además, en el "furgón nodriza" había 18 pequeños contenedores llenos de desechos de comida retirados en días anteriores del catering de una empresa naviera.

La actuación se inició cuando, durante un control de vehículos en la carretera hacia Hoya Fría, los agentes observaron el procedimiento de trasvase de mercancía entre dos furgones frigoríficos estacionados.

El conductor de uno de los vehículos explicó que era un procedimiento cotidiano durante todo el curso en esa empresa de "catering", que reparte comida a unos cincuenta colegios de la ciudad.

Al parecer, el furgón de mayores dimensiones, procedente del sur de la isla, estacionaba en ese punto a las 07:00 horas y otros furgones de reparto acudían hasta allí a lo largo del día para recoger los alimentos y llevarlos a los centros docentes.

Los alimentos fueron inmovilizados de inmediato y, aunque el conductor de uno de los furgones explicó que esta empresa se ocupa de distribuir comida entre una cincuentena de centros docentes, no aportó notas de entrega de lo transportado, ni de la planificación de reparto.

Al inspeccionar el contenido, los agentes vieron que en varias cajas se almacenaban unas bolsas de plástico con 30 desayunos conteniendo yogures sin refrigerar, por lo que solicitaron la presencia de un inspector del servicio de Sanidad Municipal y otro de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

En las mediciones se verificó que los yogures estaban a 19,2 grados cuando no deben estar a más de 6, según la normativa de transporte de mercancía perecederas.

En el furgón nodriza los alimentos calientes estaban a 43 grados, cuando deben ser transportados a un mínimo de 65.

Este furgón tenía apagado su sistema de refrigeración y no se podía arrancar, ya que su responsable se había ausentado, y sólo era accesible la zona de carga para que los vehículos de reparto acudieran allí a recoger los alimentos y seguir con su distribución.

Los conductos del refrigerador estaban taponados con bolsas de plástico, según la inspección ocular.

En contenedores de corcho se detectaron hasta 124 raciones con alimentos preparados como puré de berros, crema de zanahoria y salchichas con tomate, todo ello, aparentemente, en deficientes condiciones de conservación.

El interior del furgón desprendía mal olor y había 18 pequeños contenedores llenos de desechos de comida retirados en días anteriores del catering de una empresa naviera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha