eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE de Tomás Gómez intenta recuperar el control de Parla tras la Púnica

La nueva alcaldesa, crítica con el líder de los socialistas madrileños, no consigue formar gobierno ante la negativa de los concejales del PSOE

"Tomás Gómez era perfectamente consciente de lo que había en Parla", dice Beatriz Arceredillo

Arceredillo ha sucedido a Fraile tras su imputación en la Púnica en contra del criterio de la dirección del PSOE en Madrid, cuyo preferido era el siguiente en la lista y candidato para las municipales

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Beatriz Arceredillo tras ser elegida alcaldesa de Parla el pasado 14 de noviembre de 2014/ EFE

Beatriz Arceredillo tras ser elegida alcaldesa de Parla el pasado 14 de noviembre de 2014/ EFE

A Beatriz Arceredillo le tocaba ser alcaldesa tras la dimisión de José María Fraile por su imputación en la Operación Púnica y la negativa de la siguiente en la lista, José María López Bandera, que renunció después de que se lo pidiera el PSOE de Tomás Gómez y de que trascendiera que su padre trabajaba en una de las empresas de la trama.

La dirección del PSM intentó hasta el último momento convencer a la número tres de la lista de que diera un paso atrás, pero Arceredillo se negó y fue elegida primera edil. Ahora el PSOE madrileño trata de recuperar el control con la negativa de todos los concejales a formar parte del gobierno de la alcaldesa.

El PSOE de Madrid (PSM) no ha escondido sus preferencias en Parla después de que Fraile dimitiera tras ser detenido en la Operación Púnica. El partido que dirige Tomás Gómez envió sendas cartas a las números dos y tres de la lista electoral para que renunciaran a la alcaldía.

María José López Bandera hizo caso a la misiva que firmaban la número dos de Gómez, Maru Menéndez, y otro miembro del núcleo duro del líder de los socialistas madrileños, Eusebio González. "Se me ha comunicado que el partido no quería que fuera la alcaldesa y yo he obedecido", expresó López Bandera, que negó que el PSOE hubiera "colocado" a su padre en Cofely, la empresa que presuntamente contrató a Fraile a cambio de comisiones. La concejala sí admitió que su progenitor trabajaba en esa compañía de la Púnica, pero en un puesto menor.

Por el contrario, Beatriz Arceredillo se negó a renunciar, a pesar de que el PSM envió a dos emisarios al Pleno en el que se votaba al sucesor de Fraile para intentar hacerle cambiar de opinión. "Este es el principio de una andadura nueva donde no existirá ningún atisbo de duda sobre la transparencia en el trabajo de este Ayuntamiento", dijo la recién nombrada alcaldesa, que salió elegida con siete votos a favor (los otros cuatro concejales del PSOE se abstuvieron) y once en contra. El candidato del PP obtuvo más votos, pero como ningún partido consiguió la mayoría absoluta en la votación, el gobierno fue a la lista más votada. En este caso, la del PSOE por 22 sufragios en las anteriores elecciones locales.

¿Por qué no quieren a Arceredillo?

La nueva alcaldesa, próxima a la corriente Izquierda Socialista, nunca ha ocultado sus críticas hacia Gómez. "No hablamos desde el instituto", admitió este jueves en una entrevista en la Cadena SER. Además, el secretario general del PSM ni siquiera la ha llamado en este proceso de sucesión de su amigo de la infancia.

La sucesora de Fraile, que ha reconocido errores en las gestiones de Gómez y Fraile al frente del Consistorio que ahora gobierna, ha anunciado que realizará auditorías de las cuentas del Ayuntamiento. "Tomás Gómez era perfectamente consciente de lo que había en Parla", aseguró en esa misma entrevista en la que también lanzó un órdago al líder del PSM: "Me gustaría que recapacitase y tuviese un acto de generosidad con su partido", afirmó sin llegar a pedir la dimisión.

Arceredillo tampoco tuvo una buena relación con el equipo de gobierno de Fraile. Fue la única concejala socialista que votó contra la decisión de despedir a 66 trabajadores municipales, que la justicia obligó más tarde a reincorporar. En ese momento el alcalde le retiró la confianza y la destituyó de su puesto en el área de Empleo. Además, la edil denunció ante la Policía a su superior, el consejero delegado del áreal de personal del consistorio, por acoso laboral. Arceredillo aseguró que vivía una "persecución" por haber roto la disciplina de voto.

El PSM explica que presionó a Arceredillo para que no ocupara la alcaldía con la intención de elegir al que será el próximo candidato para las municipales, Pablo Sánchez, que ganó las primarias. "Nos hubiera gustado que esta etapa la iniciara él", justificó la número dos de Gómez, Maru Menéndez, apoyándose en la "voluntad" de los militantes socialistas de Parla.

A pesar de sus intentos, el partido de Gómez perdió el control sobre lo que sucedía en la localidad que le llevó a ser en su momento el alcalde más votado de España. Sin embargo, todos los concejales socialistas han cerrado ahora filas y han complicado la situación de Arceredillo. Aún no ha conseguido formar gobierno ante el rechazo de sus compañeros, que le han reprochado en un comunicado conjunto estar respondiendo a "intereses personalistas" que son "independientes" del PSOE. Además, la acusan de usar el Ayuntamiento como "una plataforma publicitaria" para "promover su candidatura en otra formación", en relación a la participación de Arceredillo en plataformas ciudadanas como Ganemos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha