eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo Iglesias: "Dudamos de que haya una mayoría social en España que quiera una nueva Constitución"

El candidato de Podemos reconoce la dificultad de poner en marcha el proceso constituyente que la formación ha defendido desde su nacimiento por falta de apoyo social

43 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias admite ahora que la "mayoría social" española no quiere una nueva Constitución sino una reforma

El secretario general de Podemos y candidato a la Moncloa, Pablo Iglesias, ha admitido este viernes la dificultad de poner en marcha, por falta de apoyo social, el proceso constituyente que su formación ha defendido desde su nacimiento con el objetivo redactar una nueva Constitución.

No obstante, sí considera factible reformar la Carta Magna en base a los cinco ejes que propone Podemos -reforzar la lucha contra la corrupción, más independencia del poder judicial, blindaje de los derechos sociales, derecho a decidir y reforma del sistema electoral-, ya que, a su juicio, estos sí generan el consenso suficiente.

"Los cambios constitucionales se tienen de alguna forma que adaptar a la voluntad política de nuestro país. Pensamos que hay elementos positivos en la Constitución del 78 y dudamos de que haya una mayoría social en España que quiera una nueva Constitución, pero sí pensamos que hay una mayoría social en España que quiere cambios constitucionales en el texto existente", ha asegurado durante su intervención en un seminario organizado por el Grupo de Estudios sobre el Cambio Constitucional en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Iglesias se ha pronunciado así ante la pregunta que le ha formulado una de las cientos de estudiantes de la Autónoma que este viernes se han acercado hasta la Facultad de Derecho para escuchar a Pablo Iglesias en persona, aunque no todos los han conseguido. El Aula Magna Tomás y Valiente, con capacidad para 214 personas, se ha quedado pequeña para los más de 500 estudiantes que hacían cola a la puerta.

Durante el turno de preguntas, la estudiante, que ha afirmado ser miembro del círculo de Podemos de la Universidad Autónoma, le ha pedido a Iglesias que explique por qué Podemos ha optado por la vía de la reforma de la Constitución, en lugar de convocar un proceso constituyente, propuesta con la que la formación morada saltó a la arena política en enero de 2014, y que en los últimos meses ha dejado de lado para centrarse en defender una reforma parcial en base a los mencionados "cinco grandes acuerdos".

"Nos parece que hay consenso en torno a esos cinco cambios y que tenemos que trabajar para que lo que ha ganado a nivel social se convierta en el nuevo contrato de los próximos tiempos", ha afirmado, tras señalar que les "da igual" si después el texto resultante se llame "Constitución del 78 reformada, o como quiera llamarse".

El líder de Podemos se ha desmarcado así de la propuesta que su formación ha defendido desde su nacimiento. Hace un año y un mes, durante la asamblea de Vistalegre en la que se aprobaron los principios rectores de la organización, Iglesias apostó por la vía del proceso constituyente: "¿Qué proponemos nosotros hacer? Un proceso constituyente que devuelva la palabra a la ciudadanía", dijo entonces ante el público que aplaudió con fuerza tras esa declaración.

Según ha explicado Iglesias, "ha llegado el momento" de que España haga los "avances constitucionales" que no se pudieron conseguir hace cuarenta años en las "negociaciones con los cuadros de la dictadura".

"Estamos a las puertas de nuevos cambios en nuestro país que tienen que tener una transición constitucional", ha demandado, tras señalar que, precisamente un día como hoy, 20 de noviembre, cuando se cumplen 40 años de la muerte de Franco, "es muy importante reflexionar sobre lo que ha pasado en estos últimos 40 años en nuestro país".

"Hace 40 años murió en la cama un dictador y se inició un proceso determinante para nuestro país. Creo que aquella Transición, que se inicia con la muerte en la cama del dictador, tiene muchas enseñanzas que nos pueden servir para entender que lo que nos estamos jugando no son una elecciones generales sino el futuro de nuestro país", ha proseguido.

En este sentido, ha afirmado que "aquellas transición, a pesar de sus límites, fue un éxito político", que contó con un "enorme consenso social" y "representó una promesa de modernización". "Aquella Constitución y aquel sistema político que nació con ella implicó avances notables en nuestro país", ha insistido, para añadir que ahora es momento de resolver los asuntos que quedaron pendientes y de hacer frente a nuevos retos, como la "corrupción institucionalizada".

Entre las cuestiones que no quedaron adecuadamente resueltas figura, además de la cuestión territorial, la jefatura del Estado. "En aquel momento del 78 había que dar una salida a la ley de sucesión. Hubo que establecer que la Jefatura del Estado se iba ejercer por razones hereditarias y no por sufragio", ha recordado.

"Va siendo tiempo también de que en España todas las grandes responsabilidades, y para empezar la del Jefe del Estado tengan que pasar por las urnas", ha reclamado, para rechazar sin embargo entrar en el debate 'monarquía o república', algo que "sólo" beneficiaria a los "adversarios de la democracia" que quieren rehuir esta reforma argumentado que se trata de un "debate del pasado".

Referéndum en Cataluña

Para llevar a cabo estas reformas, Iglesias ha defendido la necesidad de celebrar un referéndum para consultar "a todos los españoles" sobre los cinco "grandes consensos" que defiende Podemos. Esta consulta se podría celebrar, según Iglesias, gracias al artículo 92 de la Constitución, que regula la figura del referéndum consultivo.

"¿Cómo planteamos que se lleven a cabo los cambios? Apelando a la soberanía nacional. ¿Quien tendría que votar? Todos los españoles. Por la vía del artículo 92, que sirvió para hacer un referéndum sobre la Constitución Europea, podríamos plantear referéndums consultivos", ha asegurado Iglesias.

Este artículo serviría también, según ha defendido Iglesias, para celebrar de forma simultánea otra consulta en Cataluña, en la que los catalanes decidan cuál es el encaje que quieren para España. A su juicio, este artículo "predice que se hagan consultas en el marco de territorios concretos".

"El propio artículo deja abierta la posibilidad de que pueda haber referéndums consultivos solamente en una parte del territorio del país", ha reafirmado posteriormente en declaraciones a los medios, para añadir que el Tribunal Constitucional también abrió la posibilidad de celebrar una consulta en la sentencia en la que emplazó al Parlamento catalán y al español a ponerse de acuerdo.

No obstante, el artículo 92 no hace ninguna referencia al marco territorial y establece que "las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos". También fija que el referéndum "será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados". Por último, añade que "una ley orgánica regulará las condiciones y el procedimiento de las distintas modalidades de referéndum previstas en esta Constitución.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha