eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un ataque a cuchilladas presuntamente yihadista desata la alarma en Hamburgo

- PUBLICIDAD -
Un ataque a cuchilladas presuntamente yihadista desata la alarma en Hamburgo

Un ataque a cuchilladas presuntamente yihadista desata la alarma en Hamburgo

Un ataque a cuchilladas en un supermercado, que dejó un muerto y seis heridos, desató hoy la alarma en Hamburgo (Alemania), mientras se investiga el posible trasfondo yihadista del acto cometido presuntamente por un árabe de 26 años.

La Policía de Hamburgo, en todo momento cautelosa mientras testigos presenciales aseguraban que el agresor gritó "Alá es grande" durante su ataque, se limitó a informar del lugar de nacimiento (Emiratos Árabes Unidos) y la edad del agresor y a añadir que, no obstante, aún se está investigando su nacionalidad.

Por su lado, el diario berlinés "Der Tagesspiegel" afirma, citando a fuentes de la investigación, que es un radical islámico palestino al que identifica como Ahmed al H., nacido en Arabia Saudí y establecido en Alemania desde 1991, donde entró como refugiado y vivía de trabajos ocasionales.

Varios testigos presenciales habían afirmado previamente, en declaraciones a los medios desde el lugar de los hechos, que el agresor entró en el supermercado con un enorme cuchillo o un machete y que había gritado "Allah u-Akbar" ("Dios es grande") tras la primera agresión, que provocó la víctima mortal.

Luego trató de escapar del lugar, pero fue perseguido por un grupo de entre ocho y diez personas que escucharon gritos de auxilio del interior del comercio mientras se sucedían algunas escenas de pánico.

Lograron reducirlo a escasa distancia del supermercado y retenerlo hasta que casi inmediatamente llegó la Policía, que había recibido la primera alerta sobre las 13.10 GMT, unos minutos después del ataque.

La víctima mortal es un alemán de 50 años, confirmó la Policía en un comunicado, mientras que resultaron heridos una mujer de esa misma edad y cuatro hombres, de entre 19 y 64 años, además de otro ciudadano de 35 años que persiguió al agresor y que ha sufrido heridas de gravedad.

El portavoz de la Policía de Hamburgo, Timo Zill, había insistido en las horas siguientes al ataque que se investiga en varias direcciones y advirtió de por el momento no se podían dar "valoraciones serias" sobre el trasfondo ni los móviles de su autor.

La propia policía había informado inicialmente de un robo, pero matizó posteriormente estas informaciones y dijo que se estaba aún investigando lo ocurrido.

El popular diario "Bild" había asegurado por su parte que se había activado la alerta antiterrorista, cuestión que posteriormente no se fue confirmada por las fuerzas de seguridad.

Este mismo rotativo publicó asimismo una fotografía del presunto agresor, detenido y en el interior de un coche policial, con la cabeza tapada con una bolsa y manchas de sangre, a lo que siguió luego otra imagen del sospechoso, en el suelo, tras su detención.

En medio de la alarma y del enorme operativo desplegado en toda la zona, la fuentes policiales aseguraron que se trataba de un único agresor, contrariamente a las versiones de medios locales según las cuales se mantenía el cordón de seguridad en busca de un posible cómplice en las inmediaciones del supermercado.

El barrio de Barmbeck, en el noreste de Hamburgo, es una zona residencial de clase media y con una alta proporción de habitantes de origen extranjero.

El supermercado escenario del ataque pertenece a la popular cadena de centros comerciales "Edeka".

El ataque se produce en medio del clima de alarma que se vive en Alemania, donde al igual que en otros países europeos rige la alerta terrorista de forma generalizada.

Hamburgo fue escenario a principios de julio de un impresionante operativo policial, con más de 20.000 agentes, desplegados para proteger de cualquier tipo de ataque la cumbre del G20 -el grupo de las principales potencias más países emergentes.

Justo el año pasado, a finales de julio, se produjeron varios atentados de signo yihadista cometidos por refugiados en el "Land" de Baviera (sur del país), en dos de los cuales murieron los atacantes.

El más grave atentado de este signo, sin embargo, fue el perpetrado por el tunecino Anis Amri al arrollar con un camión robado a la multitud concentrada en un mercadillo navideño de Berlín, el pasado diciembre, con un saldo de doce muertos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha