eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un concejal catalán registró Ganemos como partido para exigir ser dirigente de Guanyem

El Ministerio del Interior ha negado la inscripción a los promotores de la iniciativa ciudadana y en cambio sí se la concede al edil, que utilizó una dirección falsa como sede del partido

Guanyem se constituyó como partido ante notario el 13 de agosto y se registró en el Ministerio del Interior el 28 del mismo mes

Dos días antes, el 26, Julià de Fabián inscribió un partido con el mismo nombre. Ahora exige puestos en la directiva para restituir la marca

35 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Ada Colau, Jaume Asens y Joan Subirats han presentado la plataforma Guanyem Barcelona. /EDU BAYER

Presentación de Guanyem Barcelona el pasado 26 de junio. / Edu Bayer

Guanyem se dio a conocer  el pasado 26 de junio en un acto público en Barcelona, con la intención de promover una candidatura a las elecciones municipales de mayo de 2015. Seis meses después, tras decenas de actos públicos y una  notoria repercusión mediática y política que se ha dejado notar en localidades de toda España, la iniciativa tiene que pelear por poder usar su nombre. Un concejal de una pequeña localidad barcelonesa, Julià de Fabián, ha inscrito el nombre 'Ganemos' en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior y exige a Guanyem entrar en la dirección de una supuesta coordinadora estatal que lidere todas las iniciativas surgidas al calor de la plataforma liderada por Ada Colau para devolverles el nombre.

La rocambolesca historia que va a denunciar en público Guanyem este mismo miércoles comenzó el pasado mes de agosto, según la documentación a la que ha tenido acceso eldiario.es. El 28 de ese mes, tras  lograr las 30.000 firmas ciudadanas que avalaban la iniciativa, Guanyem solicitó su inscripción como partido político en el registro del Ministerio del Interior. Antes, el 13 de ese mismo mes, tres miembros de la plataforma constituían ante notario "un partido político que se denominará 'Guanyem", según el acta que ha podido consultar este medio.

En ese intervalo, en concreto el día 26, un concejal del Ayuntamiento de Santa María de Palautordera (Barcelona) registraba en Interior un partido con el nombre 'Ganemos'. Pese a no haber protagonizado un solo acto público y a que en la inscripción figuran datos falsos, Interior dio el visto bueno a su registro y desestimó el de los promotores originales de Guanyem que, desde entonces, intentan sin éxito que el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz revoque el registro a su favor. Fuentes de Guanyem consideran que el papel de Interior “ha sido cómplice” con lo que definen como el registro de un “partido fantasma” y cuya única finalidad es coaccionarles y aprovechar el tirón de una marca que ha trascendido la ciudad de Barcelona.

El pasado mes de noviembre, De Fabián y el presidente del partido Ganemos, Emilio Vera, solicitaron una reunión a los promotores de Guanyem. En esa primera cita, según personas presentes en ella, el concejal aseguró estar dispuesto a ceder sin contraprestación alguna la marca. En una cita posterior, celebrada en las instalaciones del Ayuntamiento de Santa María de Palautordera, De Fabián y Vera cambiaron su postura e impusieron condiciones: constituir una coordinadora estatal con la intención de aunar las iniciativas Ganemos de toda España y en cuya dirección estuviera el propio concejal.

La "complicidad" de Interior

Los promotores de Guanyem rechazaron la propuesta de De Fabián, según han confirmado a eldiario.es. "La revolución democrática en curso no entiende de chantajes ni cede ante la mafia", aseguran fuentes de la iniciativa barcelonesa. Guanyem denuncia que el concejal no ha podido actuar sin la "complicidad" del Ministerio del Interior, dirigido por quien fuera presidente del PP catalán en los años 80, Jorge Fernández Díaz.

Los abogados de Guanyem lanzaron en noviembre una batalla jurídica para recuperar la marca. El día 7 de ese mes concluía el plazo que la legislación otorga a Interior para responder a la inscripción de un nuevo partido sin que les hubiera llegado respuesta alguna. Los promotores de Guanyem se pusieron en contacto con el ministerio, donde les aseguraron que la resolución estaba "dictaminada, pero pendiente de firma". El 25 de noviembre, Guanyem recurrió por escrito ante el departamento de Jorge Fernández Díaz. Dos días después, el 27, el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera Ruiz, respondía negativamente.

Guanyem considera que Interior ha actuado como "cómplice" del partido fantasma Ganemos, a quien confirmó su alta el 3 de octubre (poco más de un mes después de solicitar el registro), y en cambio se la negaba a la iniciativa ciudadana, cuya "actividad es pública y notoria desde el 26 de junio", fecha en la que se presentaron. La formación de Julià de Fabián, sin embargo, permanece inédita.

Uno de los datos que esgrime Guanyem para denunciar la negligencia de Interior es que el registro de Ganemos incluye datos aparentemente falsos. El más destacado es la sede del partido "fantasma", que figura en el número 424 de la calle Mallorca, de Barcelona. En esa dirección, muy próxima a la Sagrada Familia, se levanta una nave abandonada que es propiedad de la empresa Aguas de Barcelona (Agbar). Guanyem considera "incomprensible" que Interior no haga una mínima comprobación de los datos, máxime cuando se ha abierto un proceso de reclamación sobre el nombre de un partido.

La empresa Agbar  ha emitido un comunicado en el que niega toda relación con De Fabián y anuncia que emprenderá acciones legales contra él.

De Fabián, un político que negocia con el agua privatizada

Julià de Fabián tardó ocho años en lograr la concejalía en el municipio donde reside. En 2003 ya concurrió a las municipales con una candidatura independiente, aunque quedó fuera. Lo intentó de nuevo en 2007, esta vez con Ciutadans, pero tampoco lo logró. Finalmente, la consiguió en 2011 con una candidatura de Ciutadans en Blanc, un partido que concurrió en coalición con Escons en Blanc (Escaños en Blanco). Esta formación  tardó poco en repudiarle, ya que, en contra de lo que propugna la formación, De Fabián recogió el acta de concejal.

El denominador común de todos los procesos era uno: entrar en el Ayuntamiento de Santa María de Palautordera. El municipio barcelonés tiene privatizado el suministro de agua y en 1999 la concesión fue a parar a una empresa de De Fabián: Can Paga SL.

El Ayuntamiento  rescindió la concesión a Can Paga SL en 2008 por problemas de salubridad que afectaban, entre otras instalaciones, al depósito principal, según la información a la que ha tenido acceso eldiario.es. Además, los vecinos denunciaron graves deficiencias en el servicio y dejó importantes deudas con algunos proveedores.

Tampoco es la primera vez que De Fabián es acusado de usurpar la identidad de un partido. UPyD, partido en el que también intentó entrar, le denunció por utilizar su marca y su logotipo en una página web. Red.es, autoridad encargada de gestionar los dominios .es, suspendió la página.

Reciententemente ha estado relacionado con el Movimiento RED del  ya exjuez Elpidio Silva, partido que  plagió parcialmente el programa electoral de Equo en las últimas elecciones europeas.

Además de la política municipal, De Fabián ha intentado hacerse un hueco a nivel autonómico y estatal con la plataforma Hartos.org, en la que se han integrado el movimiento carlista o el ultraderechista Movimiento Social Republicano, grupo que finalmente abandonó dicha plataforma, y en el que se enmarca el partido con el que logró la concejalía en Santa María de Palautordera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha