eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las diferencias entre PSOE y Ciudadanos complican la moción de censura en Murcia

Albert Rivera solo quiere otro candidato del PP o que la moción de censura conduzca a nuevas elecciones

Los socialistas quieren formar gobierno: "Una imputación no puede generar un proceso de elecciones. Sería una tomadura de pelo"

- PUBLICIDAD -
Las delegaciones de PSOE y Ciudadanos que se han reunido para abordar la situación en Murcia.

Las delegaciones de PSOE y Ciudadanos que se han reunido para abordar la situación en Murcia. EFE

La reunión entre PSOE y Ciudadanos para explorar el ofrecimiento de los socialistas de una moción de censura en Murcia ante la negativa del presidente a retirarse no ha cambiado nada. Las posiciones no se han movido un ápice, pese a la cordialidad que destacan ambas formaciones.

Albert Rivera solo quiere que el PP proponga otro candidato o que la moción de censura conduzca a nuevas elecciones, mientras que el PSOE descarta que la reprobación del presidente lleve a unos comicios. Con esas cartas sobre la mesa, es inviable que prospere una moción de censura para echar a Pedro Antonio Sánchez. 

Ciudadanos ha enfriado la posibilidad de un cambio de color del gobierno en Murcia, donde el PP gobierna desde 1995. Ha concedido un nuevo plazo a los conservadores para que planteen un candidato para la presidencia. Le dan de margen hasta el 27 de marzo, un tiempo en el que el partido de Rivera espera que se esclarezca la situación judicial de Pedro Antonio Sánchez, imputado por el caso Auditorio. El PP pretende mantenerle y él dice que dimitirá si la imputación es firme tras su declaración ante el juez.

La situación judicial de Pedro Antonio Sánchez no parece que vaya a mejorar, una vez que el pasado lunes los abogados de la acusación aportaran a la causa documentación tanto institucional como artículos de la prensa local con la designación del arquitecto Martín Lejárraga como diseñador del Teatro Auditorio de Puerto Lumbreras dos años antes del concurso, según publico el diario La Verdad.

Rivera quiere mantener al PP en el gobierno de Murcia, pero con un presidente distinto a Sánchez, que ha incumplido su palabra de dimitir si era imputado. Si el PP ofrece una alternativa, "mantenemos el pacto de investidura y aquí no ha pasado nada", ha afirmado el presidente de Ciudadanos. La otra opción que maneja Rivera es que se presente una moción de censura "instrumental", es decir, que su única finalidad sea convocar elecciones. "El perímetro de actuación: o un candidato alternativo o elecciones y que decidan los ciudadanos", es el resumen de Ciudadanos.

Por ahí no pasa el PSOE, cuya oferta es una moción de censura para formar un gobierno que dé "estabilidad" a la Región de Murcia. "Pretendemos que haya un gobierno regenerador, limpio, que dé estabilidad durante los próximos dos años –ha expresado el líder socialista, Rafael González Tovar–. Estamos muy interesados por saber lo que piensan los murcianos, pero una imputación no puede generar un proceso de elecciones. Sería una tomadura de pelo".

En el PSOE, que teme que Ciudadanos se la juegue en un proceso de moción de censura, existe malestar por cómo gestiona la situación el partido de Rivera, al que ya acusan expresamente de "marear la perdiz". "Esperábamos que Ciudadanos tuviera más claro el momento. Siguen sin querer dar el paso, pero hemos visto que valoran cada vez mas la posibilidad de la moción de censura", ha dicho González Tovar que ha pedido a los de Rivera que "se definan ya y no estar con la puerta entreabierta". "No vamos a jugar a ser excusa ni herramienta de nadie para ponerse en valor frente a nadie", ha sentenciado.

En Ferraz han dejado la situación en manos de su federación –pilotada por uno de los barones críticos que apoya a Patxi López en la competición frente a Pedro Sánchez y Susana Díaz–, aunque les preocupa que Ciudadanos juegue con ellos para presionar al PP. Además, ven muy difícil que el PSOE pueda llegar a gobernar teniendo solo 13 escaños. 

La gestora cree que el PSOE solo debería lanzarse a una moción de censura si la tiene ganada. Para ello necesita el apoyo tanto de Podemos como de Ciudadanos. El reglamento de la Asamblea de la Región de Murcia fija en un 15% de los escaños el mínimo para poder presentar esa iniciativa, que sale adelante con la mayoría absoluta de los votos –en este caso son necesarias las tres formaciones de la oposición–. Si fracasa una moción de censura, los firmantes no podrían presentar otra hasta dentro de un año. 

Ciudadanos no está por la labor de apoyar un gobierno alternativo y mucho menos si ello supone que Podemos forme parte de la jugada. El PSOE tiene trece diputados; Podemos, seis; y Ciudadanos, cuatro. 

Podemos, que se reunirá este jueves con el PSOE, quiere que se presente la moción de censura, aunque no lo puede hacer en solitario. "Somos contundentes, damos un paso al frente y ponemos toda la carne en el asador para que, junto con PSOE, llevemos hacia delante la moción de censura", señala el portavoz de Podemos, Óscar Urralburu. "El PP seguirá aplicando, con este o con otro candidato, las mismas políticas que nos han traído hasta aquí. Solo erradicaremos la corrupción si la arrancamos del gobierno. Nos da la sensación de que acabarán siendo su juguete roto", sentencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha