eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La prensa conservadora culpa a los políticos de izquierdas y a los medios de la agresión a Rajoy

Los diarios ABC, La Razón y El Mundo destacan interpretaciones ideológicas de la agresión y la vinculan con la crispación del debate político

En ABC conectan la agresión con las acusaciones que Pedro Sánchez lanzó a Mariano Rajoy en el debate del lunes y tanto La Razón como El Mundo la vinculan a los escraches

Más información: Los candidatos de todos los partidos expresan su solidaridad a Rajoy

126 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Portadas 17/12/2015

Varios medios de comunicación de la derecha buscan este jueves explicaciones políticas a la agresión al presidente del Gobierno, a pesar de que el propio Rajoy ha pedido lo contrario. ABC, La Razón y El Mundo achacan el incidente a la crispación del debate político y destacan la ideología política que atribuyen al autor.

"Fuerte puñetazo de un independentista gallego de 17 años", destaca ABC en su portada. En su editorial y en páginas interiores, el medio conecta la agresión con la dureza de la confrontación política. "Tristemente, la izquierda radical se aprovechó de las facilidades dadas por algunos grupos mediáticos para tensionar al máximo con discursos incendiarios y desmesurados alegatos contra el Gobierno de Mariano Rajoy", afirma el editorial. Añade que lo ocurrido en Pontevedra "es consecuencia de la crispación generada por quienes durante mucho tiempo han tratado de desvirtuar la realidad para arañar un puñado de votos".

En páginas interiores, ABC vincula la agresión directamente con las acusaciones que Pedro Sánchez vertió sobre Rajoy en el debate del lunes: bajo el titular "Y ahora, agredido", dice que el presidente del Gobierno "en solo tres días ha pasado de ser insultado gravemente por el líder socialista ante millones de españoles a ser agredido en plena calle por un joven militante de ultraizquierda". El diario pide "respeto físico, pero también verbal" al adversario político y dice que "no es legítimo incendiar el ambiente por un puñado más de votos".

El director de ABC, Bieito Rubido, achaca en un artículo de opinión el "instante de furia" a "un caldo de cultivo fomentado con infinita frivolidad por quienes han reeditado en nuestro país la inquina ciega y contumaz al oponente político, amplificada por determinados medios". Añade como factor el "vapuleo de los valores democráticos fomentado en los últimos años, hasta el punto de escuchar a dirigentes en ejercicio alardear de que 'si no nos gusta una ley, no la cumplimos'". El columnista Ignacio Camacho se une a las conexiones entre la agresión y el debate del lunes. "En cierta medida, Sánchez despenalizó moralmente la agresión al utilizarla como argumento", sentencia en un artículo.

La Razón, que en su portada se suma a las interpretaciones ideológicas del puñetazo describiendo al agresor como "simpatizante de las mareas", aprovecha la agresión para pedir el voto para Mariano Rajoy. En un editorial titulado "La responsabilidad también es de quien fomenta el odio al PP", el diario reflexiona sobre lo sucedido en Pontevedra  y dice: "No es posible creer que las cosas suceden de manera espontánea. Los electores deben reflexionar a la hora de ejercer el voto sobre la responsabilidad que adquieren. Sin duda, Mariano Rajoy habrá cometido errores a la hora de ejercer su mandato, pero siempre ha actuado desde la más absoluta legalidad y desde el respeto al adversario. Ha servido a su país y a los españoles con aciertos notables, consiguiendo reconducir una situación económica muy grave".

El editorial afirma que Mariano Rajoy fue "víctima de un acto cobarde impulsado desde el sectarismo y el odio que viene sembrando desde hace cuatro años esa izquierda radical que se considera nueva y que no es otra cosa que el viejo marxismo que creíamos desenmascarado, al menos, desde la caída del Muro de Berlín". Y describe al agresor como "un joven extremista gallego de 17 años, y, por tanto, con un concepto muy relativo de lo que significa la democracia y el respeto a los derechos individuales".

El diario dirigido por Francisco Marhuenda encuentra una conexión entre el puñetazo a Rajoy y "los recientes escraches organizados por la 'plataforma anti desahucios' que fundó la luego alcaldesa Ada Colau contra las sedes y mítines de PP, Ciudadanos y el PSC". Y lo vincula con la crispación política: "tampoco ayuda la permanente descalificación a que se ha sometido desde toda la izquierda española y desde el conjunto de los partidos nacionalistas al presidente del Gobierno, objeto de insultos gratuitos y de insidias de la más baja estofa".

El titular de portada de El Mundo no se queda atrás en las interpretaciones ideológicas de la agresión: "Un joven de extrema izquierda agrede a Rajoy en plena calle". Destaca que el joven de 17 años "se declara galleguista, antifascista y 'ultra' del Pontevedra". El editorial de este diario, titulado "Una agresión que evidencia la cultura del cainismo", afirma que en España hay "una cultura cainita que induce a algunas minorías a emprender acciones violentas" y pone como ejemplos "manifestaciones que han terminado en saqueos de comercios,  escraches ante domicilios de líderes políticos, insultos y persecuciones en la Universidad, amenazas en la calle a diputados e incluso intimidaciones a sus familiares".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha