eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una sentencia obliga a dos menores a regresar al domicilio de su padre en Italia, condenado por violencia machista

Una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, con fecha de este pasado 14 de diciembre, ha acordado "la inmediata restitución de dos menores de dos y diez años" 

El padre vive en Italia y fue condenado en 2009 mediante una sentencia firme por maltrato y tiene una orden de alejamiento. La madre, residente en Granada, tiene tres días para presentar recurso ante la Audiencia Provincial 

La Convención de La Haya "estima sustracción ilícita de menores cuando se trasladan de un lugar a otro país sin el consentimiento o autorización de uno de los progenitores"

35 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Foto: AFP

Foto: AFP

Una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, con fecha de este pasado 14 de diciembre, ha acordado "la inmediata restitución de dos menores de dos y diez años", hijos de una vecina de la localidad granadina de Maracena, a Italia "al domicilio de su padre maltratador".

Así lo ha explicado este sábado a Europa Press la directora de Igualdad del Ayuntamiento de Maracena, Paqui Granados, quien ha apuntado que "sólo hay tres días de plazo para presentar un recurso ante la Audiencia Provincial del Granada" contra dicha sentencia "y pedir que se valore de nuevo la situación de Juana R.G., la madre de estos menores".

Según abunda Granados, Juana R.G. (de 35 años de edad, con nacionalidad española y vecina de Maracena) tuvo que escapar en mayo de este año de la isla italiana de Caloforte, en la que vivía con su pareja y padre de sus dos hijos, sometida a "una situación insostenible de violencia psicológica y física por parte de este, siendo presenciada en muchas ocasiones por los niños".

Cabe recordar que, según ha indicado la directora de Igualdad, su expareja fue condenado en 2009 mediante una sentencia firme por maltrato; en concreto, por delito de lesiones, por el Juzgado de lo Penal número 2 de Granada, estableciéndose la custodia del hijo mayor para Juana y una orden de alejamiento para su pareja, quien de esta manera se fue a Italia.

Posteriormente, y según ha relatado, éste insistió y volvió para retomar la relación hace aproximadamente dos años y medio, de forma que ella se fue a vivir con él a Italia a la isla Garoforte, donde él dispone de una casa rural que se encuentra a unos ocho kilómetros de la población más cercana.

En la isla italiana, Juana sufrió "una situación de secuestro y deterioro psíquico y físico, así como continuas lesiones físicas por parte de su expareja". "A consecuencia de esta situación, en la que él lo controla todo, ella le convence para volver a España una semana con los niños como una fórmula de escape", ha explicado Paqui Granados.

Tras volver a España, Juana decidió quedarse con sus dos hijos (los cuales tienen nacionalidad española y han permanecido la mayor parte del tiempo en el país), así como puso una demanda al Juzgado de Familia de Granada para solicitar la custodia de su hijo pequeño, la cual se está tramitando en estos momentos.

Dada esta situación, dicha pareja, haciendo uso de un procedimiento jurídico internacional extraordinario, como es la Convención de La Haya, "pretende obligarles a volver a su isla, donde han sufrido casi tres años de tortura y aislamiento", según agrega la misma fuente.

Legislación al respecto

La Convención de La Haya "estima sustracción ilícita de menores cuando se trasladan de un lugar a otro país sin el consentimiento o autorización de uno de los progenitores", ha detallado Granados, quien ha continuado que, no obstante, "hay excepciones por riesgo importante a nivel psicológico o físico, así como por situación intolerable".

Igualmente, la directora del ramo ha recordado que además de estas dos excepciones a nivel internacional, en España, los menores están amparados por la Ley de Protección del Menor que los ampara como víctimas también de estos malos tratos.

Finalmente, este caso se ha dejado al Juzgado de Familia de Granada, "quien ha interpretado al margen de lo que exige la normativa española en estos casos de violencia de género, de forma que obliga a que los niños vuelvan a Italia porque no hay problemas para que no sea así", ha lamentado Paqui Granados.

Así las cosas, Juana dispone de un plazo de tres días para presentar recurso ante la Audiencia Provincial de Granada contra dicha sentencia. "No pueden pretender que la madre se vaya a vivir con el padre o que la madre deje con él a sus hijos de dos y diez años", ha criticado la directora, quien ha agregado que "esto es un despropósito absoluto", al tiempo que ha criticado "los plazos tan limitados que hay en la ley".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha