eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Diócesis de Astorga abre una investigación para aclarar casos de abusos

- PUBLICIDAD -
La Diócesis de Astorga abre una investigación para aclarar casos de abusos

La Diócesis de Astorga abre una investigación para aclarar casos de abusos

El obispo de Astorga (León), Juan Antonio Menéndez, ha anunciado hoy que ha ordenado la apertura de una investigación para aclarar supuestos casos de abusos sexuales después de que dos seminaristas hayan presentado denuncias por hechos ocurridos en La Bañeza (León) y Puebla de Sanabria (Zamora).

Menéndez ha ofrecido hoy una rueda de prensa ante las últimas denuncias presentadas por estos seminaristas que afirman haber sido víctimas de abusos sexuales en los años 70 en estas dos localidades y ha expresado su preocupación por estos hechos.

Hasta el momento, se han hecho públicos dos casos de abusos, uno en La Bañeza contra el sacerdote José Manuel Ramos Gordón, y otro supuestamente cometido en el seminario de Puebla de Sanabria y que fue denunciado ayer mismo.

En el caso del procedimiento seguido contra Ramos Gordón, la vía penal ya ha prescrito, al igual que la canónica, pero el obispo ha explicado que aun así han querido actuar y se la ha impuesto una pena "justa y proporcional a la gravedad de los hechos", aunque no ha explicado en qué ha consistido.

Respecto al segundo de los casos supuestamente ocurrido en Puebla de Sanabria (Zamora) y que fue denunciado ayer mismo, el obispo se ha limitado a decir que se ha abierto la correspondiente investigación.

Por otra parte, ha anunciado que ha recibido a otros dos exalumnos del Colegio Diocesano Juan XXIII de Puebla de Sanabria sobre este mismo asunto, aunque no ha trascendido si estos han presentado también denuncia.

En este sentido, el obispo ha asegurado que la Diócesis está abierta para atender a todas aquellas personas que hayan sido víctimas de este tipo de actuaciones y quieran denunciarlo.

Menéndez ha garantizado que, en todo momento, se informará también a las supuestas víctimas de su derecho a presentar denuncia ante las autoridades civiles aunque los delitos hayan prescrito.

"Es la cruz que llevo encima", ha asegurado el prelado para hacer público el "profundo dolor" que provocan a la Iglesia este tipo de situaciones, y ha pedido "perdón" a las "posibles víctimas".

El obispo ha asegurado que tiene intención de llegar hasta el final en los casos que se han denunciado a pesar de que, ha insistido, se encuentran "prescritos" tanto a nivel civil como canónico.

"En cualquier caso se trata de una situación muy dolorosa para las presuntas víctimas y la Iglesia", ha declarado el obispo, que ha expresado su firme voluntad de "resolver de una vez por todas este grave problema y de poner todos los medios para que nunca más se repitan".

Para ello, ha explicado, se implementaran nuevos protocolos de actuación con menores y de prevención dirigidos a todos los agentes de pastoral diocesanos.

También ha dicho que se colaborará siempre con las autoridades civiles y se aplicará con severidad y rigor la propia normativa canónica para tratar con equidad y justicia estos delitos, considerados como uno de los más graves del Código de Derecho Canónico.

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, ha considerado hoy en Salamanca que el Obispado de Astorga "está procediendo muy bien", en función del protocolo establecido, ante supuestos casos de abusos sexuales a menores en el Seminario Menor de La Bañeza.

Ha argumentado que en estos casos el Obispado de Astorga "ha actuado como marca el protocolo de la Conferencia episcopal Española y la Congregación para la Doctrina de la Fe".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha