eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

China construye una red de campos de refugiados en la frontera con Corea del Norte

Si Kim Jong-un cae, Pekín quiere estar preparada. Una serie de documentos sugiere que se están construyendo al menos cinco instalaciones para frenar un posible éxodo de personas

- PUBLICIDAD -
Corea del Norte califica de "inaceptable" el bombardeo de EEUU a Siria

Si Kim Jong-un cae, Pekín quiere estar preparada EFE

Sin hacer mucho ruido, China está construyendo una red de campos de refugiados a lo largo de sus 1.416 kilómetros de frontera con Corea del Norte. Esta es su manera de prepararse para el éxodo humano que un conflicto o la posible caída del régimen de Jim Jong-un podría desencadenar.

Los planes para llevar a cabo estos campos, que  Financial Timespublicó en exclusiva la semana pasada, aparecieron vinculados a un documento interno de una gran empresa pública de telecomunicaciones. El Estado ha encargado a esta empresa proporcionarles acceso a Internet en dicha zona.

El documento de China Mobile, que ha circulado en redes sociales y webs chinas en el extranjero desde la semana pasada, muestra proyectos de construcción de al menos cinco campos de refugiados en la provincia de Jilin.

"Debido a las tensiones fronterizas, el comité del partido y el gobierno del condado de Changbai han propuesto construir cinco campos de refugiados en la zona", dice el documento, que  the Guardian no ha podido confirmar. También da nombres y localizaciones de tres instalaciones: Changbai, Changbai Shibalidaogou y Changbai Jiguanlizi. El  New York Timesinformó de que también había planificados campos para refugiados en las ciudades de Tumen y Hunchun.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores chino no quiso confirmar la existencia de estos campos en la rueda de prensa habitual de este lunes, pero tampoco negó que se estuvieran construyendo. "No he visto dichas informaciones", dijo Lu Kang a los periodistas.

La pregunta fue eliminada de la transcripción oficial de la rueda de prensa del Ministerio de Exteriores, tal y como suele suceder con cuestiones planteadas por periodistas extranjeros que se consideran políticamente sensibles o inconvenientes.

El documento filtrado contiene el nombre y el número de teléfono de un empleado de China Mobile que fue el encargado de redactarlo, pero las llamadas a ese número no obtuvieron respuesta este martes. La construcción de campos parece reflejar una preocupación creciente en Pekín sobre la posible inestabilidad política –incluso la caída del régimen– en Corea del Norte.

Cheng Xiaohe, un especialista de Corea del Norte de la Universidad Renmin en Pekín, dijo que aunque no podía confirmar si el documento era verdadero, sería irresponsable que China no hiciera tales preparativos: "Las tensiones son altas en la península de Corea. Están al borde de la guerra. Como una gran potencia y país vecino, China tiene que hacer planes para todo tipo de situaciones".

Jiro Ishimaru, un documentalista japonés que dirige una red ciudadana de periodistas dentro de Corea del Norte y en el lado chino de la frontera, aseguró que un contacto en el condado de Changbai le había dicho hace poco que, aunque no habían visto señales de que se estuvieran construyendo campos en el lugar, "habían oído que había planes para construir una instalación".

Dennis Rodman está tranquilo

Las tensiones en la península de Corea se han disparado este año mientras que el presidente de EEUU Donald Trump ha intensificado la presión sobre su homólogo en Corea del Norte y Pyongyang ha acelerado sus programas nucleares y de misiles balísticos.

Trump ha provocado a Kim con el apodo  'Little Rocket Man' y le ha amenazado con acciones militares, mientras que Kim ha respondido con insultos y una serie de pruebas nucleares y balísticas que han provocado dos nuevas rondas de sanciones de la ONU.

Tras su última prueba de misiles balísticos intercontinentales del 29 de noviembre, Pyongyang aseguró que era capaz de atacar contra cualquier lugar del territorio estadounidense.

Corea del Norte publica detalles sobre el cumpleaños de Kim Jong-un

Dennis Rodman, junto a Kim y su esposa, en una visita del primero a Corea del Norte en 2014. EFE

Este lunes, durante una entrevista con the Guardian en Pekín, Dennis Rodman, la estrella de la NBA convertida en mediador,  restó importancia a los temores sobre un posible conflicto nuclear catastrófico y negó que Kim, al que considera su amigo, fuese "a intentar bombardear o matar a nadie en EEUU".

"No vamos a morir, tío, vamos, no... No es así", insistió Rodman, que insistió que Trump debe encargarle que haga de intermediario para contactar con Kim. El jugador describió la guerra verbal entre ambos líderes como "una partida de ajedrez" que no hay que tomarse muy en serio.

Pekín no lo ve tan claro. La semana pasada, un periódico oficial de Jilin, la provincia china más cercana al lugar donde Corea del Norte realiza sus pruebas nucleares, publicó  una página completa en la que se ofrecían consejos sobre cómo reaccionar ante un incidente nuclear.

Las pastillas de yodo, las máscaras y el jabón serían muy útiles en caso de catástrofe. Eso es lo que los lectores del Diario de Jilin pudieron aprender.

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha