eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Actúa ahora para salvar la internet como la conocemos

"Sin neutralidad de red, los proveedores de internet tendrían libertad para explotar su poder de porteros, cerrándole la puerta a la creatividad y a la innovación que hacen que internet sea inmensa", afirma el creador de la World Wide Web

- PUBLICIDAD -
Aunque no lo creamos, las redes sociales juegan un papel importante en política (Foto: geralt | Pixabay)

Aunque no lo creamos, las redes sociales juegan un papel importante en política (Foto: geralt | Pixabay)

Este jueves, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) votará una propuesta que podría acabar con la neutralidad de red en los Estados Unidos. Esto sería un desastre para internet.

La neutralidad de red -el principio por el cual los proveedores de servicios de internet (ISPs, por sus siglas en inglés) tratan todo el tráfico por igual- es la base de internet tal como la conocemos en la actualidad. Esto ha permitido a millones de estadounidenses montar negocios, conectarse con amigos y familiares, lanzar movimientos sociales y compartir sus ideas libremente.

Cuando inventé la World Wide Web en 1989, no tuve que pagar nada ni pedirle permiso a nadie para hacerla disponible en internet. Lo único que tuve que hacer fue diseñar una nueva aplicación y conectar mi ordenador a la red. Si se revocan las leyes de neutralidad de red en Estados Unidos, los futuros innovadores tendrán que primero negociar con cada ISP para que el nuevo producto entre en un paquete de internet. Eso significaría eliminar los espacios libres de permisos que existen para la innovación. Los proveedores de internet tendrían el poder de decidir qué sitios web puedes visitar y a qué velocidad cargarán. En otras palabras, podrían decidir qué empresas tendrán éxito en internet, qué voces son oídas y cuáles son silenciadas.

La neutralidad de red separa el mercado de la conectividad del mercado de contenido. Como mercados separados, ambos han prosperado. Pero si Estados Unidos permite que internet se convierta en un negocio según el modelo de la antigua televisión por cable -donde las mismas empresas controlan la conexión y el contenido- la competencia en ambos mercados se verá perjudicada. Mientras otros países mantengan los mercados separados y competitivos, Estados Unidos dejará de ser líder en innovación digital.

Durante los primeros años de internet, los proveedores no tenían la capacidad de discriminar el tráfico en línea. Sus ordenadores no eran lo suficientemente rápidos, así que la neutralidad de red era un hecho indiscutido. Con el tiempo, el desarrollo tecnológico y el valor del contenido en las redes fue aumentando, entonces los proveedores de internet desarrollaron la capacidad y los incentivos para discriminar el tráfico en la red y poder llevarse un trozo del pastel. Necesitamos que las leyes obliguen a los ISPs a concentrarse en lo que mejor saben hacer: mejorar el acceso a internet para que sea más rápido y más barato.

Históricamente, tanto bajo gobiernos republicanos como demócratas, la FCC ha trabajado para asegurar que se respeten los principios de neutralidad de red, enviándoles a los ISPs el mensaje de que no podían bloquear contenido, ahogar la velocidad de un sitio ni cobrar para priorizar contenido. En 2015, estos principios de neutralidad de red se plasmaron en reglas que aseguraban que internet siguiera siendo libre y abierta.

Pero ahora, las nuevas autoridades de la FCC están intentando revocar estas protecciones. La propuesta de la FCC, que se votará el 14 de diciembre, abriría la puerta para que los ISPs puedan recibir incentivos a corto plazo y destruir internet como la conocemos. Las protecciones a la neutralidad de red son vitales para proteger el futuro de la competencia y la innovación en Estados Unidos; estas protecciones sostienen nuestro derecho a expresarnos libremente y a elegir qué leemos en internet y con quién nos comunicamos. Estos son valores estadounidenses fundamentales para la democracia. Sin neutralidad de red, los proveedores de internet tendrían libertad para explotar su poder de porteros, cerrándole la puerta a la creatividad y a la innovación que hacen que internet sea inmensa.

Quiero una internet en la que los emprendimientos de contenido crezcan según su calidad, no su capacidad de pagar para ir por el carril rápido. Quiero una internet en la que las ideas se propaguen porque son inspiradoras, no porque acuerdan con las opiniones de los ejecutivos de las empresas de telecomunicación. Quiero una internet en la que los consumidores decidan qué tiene éxito en línea, y en la que los ISPs se concentren en proveer la mejor conectividad posible. Si ésa es la internet que tú también quieres, actúa ahora. No mañana, no la semana próxima, sino ahora.

En los últimos meses, he viajado a la ciudad de Washington a reunirme con las autoridades de la FCC y con casi una docena de diputados de ambos partidos. Algunos más que otros comprenden la importancia de preservar la neutralidad de red. Pero todos entienden muy bien cuántos votos necesitan para ser reelectos. Ahora es el momento de alzar la voz en pos de la libertad y la ecuanimidad.

Debemos asegurarnos de que nuestros representantes en el Congreso saben que los hacemos responsables de esta cuestión, así que por favor llama a Ajit Pai, presidente de la FCC, para que suspenda la votación del jueves.

Traducido por Lucía Balducci.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha