eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Cuánta Europa puede tolerar Europa?

Alexis Tsipras, junto a Angela Merkel y François Hollande.

Este mes la Unión Europea celebrará el 60 aniversario de su tratado fundacional, el Tratado de Roma, que estableció la Comunidad Económica Europea. Ciertamente hay mucho que celebrar. Después de siglos de guerra, agitación y asesinatos en masa, Europa es pacífica y democrática. La UE colocó a 11 expaíses del bloque soviético bajo su cobijo y los guió exitosamente en sus transiciones poscomunistas. Y, en una era de desigualdad, los países miembro de la UE exhiben las brechas de ingresos más bajas comparadas con cualquier otra parte del mundo.

Pero estos son logros pasados. Hoy, la Unión está empantanada en una profunda crisis existencial y su futuro está en duda. Los síntomas se sienten en todas partes: el Brexit, los niveles apabullantes de desempleo entre los jóvenes en Grecia y España, la deuda y el estancamiento en Italia, el ascenso de movimientos populistas y una reacción negativa contra los inmigrantes y el euro. Todos ellos apuntan a la necesidad de una reparación importante de las instituciones de Europa.

De modo que ya era hora de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, publicara un nuevo informe sobre el futuro de Europa. Juncker plantea cinco caminos posibles: seguir adelante con la agenda actual, centrarse solamente en el mercado único, permitir que algunos países avancen más rápido que otros hacia la integración, achicar la agenda y presionar de manera ambiciosa a favor de una integración uniforme y más completa.

Seguir leyendo »

Hasta el rabo, todo es perro

24 Comentarios

Imagen de archivo.

Día grande en el Congreso de los Diputados. Y no por el asunto de los estibadores (que también). Lo que realmente me interesa de lo vivido ayer en la Carrera de San Jerónimo es el fin, 30 años después de ser aprobado por Europa, de las mutilaciones legales de los animales de compañía. Aunque sea con retraso, es una gran noticia, imposible sin el advenimiento del multipartidismo y la debilidad del PP en la cámara.

Y es que en esto del maltrato a los animales, los populares se han mostrado siempre muy reacios a prohibir. Ellos, tan partidarios de poner límites a las libertades de las personas, son tremendamente libertinos en cuanto al trato de los animales (de compañía, en este caso).

Muy poético se ha puesto Pablo Iglesias en su intervención, recordando a su perro y al del mismísimo Rajoy. A este paso, dadas las lisonjas que desde la tribuna se intercambian ambos líderes, no sería extraño ver jugar en los jardines de la Moncloa a Rico (el perro de Rajoy) y a Tirso (el can de Iglesias), mientras sus dueños se toman un café y planean el siguiente movimiento para terminar de asfixiar al PSOE (si es que este no se les adelanta y se suicida antes), el enemigo político común.

Y es que los animales de compañía tienen mucho tirón, no hay más que ver cómo perros y gatos triunfan en las redes y se han convertido casi en un modelo de negocio para algunos medios (de triste futuro), que parecen más interesados en contar sus gracias que los problemas de los humanos que sobreviven con salarios de miseria y contratos –los que los tienen– plagados de incertidumbres.

Seguir leyendo »

Ya he escrito mi artículo por si cae Esperanza Aguirre

55 Comentarios

A mí me gusta ser previsor, así que suelo escribir artículos por adelantado, para que luego no me pille el toro. Sobre todo de aquellos temas que tienen muchas papeletas de acabar siendo noticia, si no mañana la semana que viene o dentro de un mes. Así cuando salte el aviso de "¡última hora!", yo solo tengo que poner la fecha, corregir algún dato, y enviar.

Por eso ya tengo escrito mi artículo del día que Esperanza Aguirre sea llamada por la justicia. Por si acaba pasando. Incluso he escrito cuatro versiones diferentes de cómo ocurriría: a) un juez abre una nueva investigación e incluye a la expresidenta; b) Aguirre entra de testigo en un juzgado y sale como imputada; c) la Guardia Civil registra su casa una mañana; d) la icónica foto del policía agachándole la cabeza para entrar en el coche. Sea como sea, si acaba pasando a mí no me pilla desprevenido.

Seguro que no soy el único previsor. Ya saben que todos los periódicos guardan en un cajón las necrológicas de personajes públicos que ya rondan los noventa años, y las van actualizando hasta el día que toque publicarla (si no, de qué iban a tener al día siguiente de la muerte ocho páginas listas). Pues igual con Aguirre: si yo dirigiera un periódico, tendría hasta la portada preparada, a falta de ponerle fecha y detallar si ha sido por Gürtel, Púnica, financiación ilegal o un caso nuevo.

Seguir leyendo »

Escenario 3: una integración diferenciada para la Unión Europea

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (izq), conversa con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (d).

El 14 de septiembre, como cada año por esas mismas fechas, el presidente de la Comisión Europea compareció ante el Parlamento Europeo para pronunciar su Discurso sobre el Estado de la Unión. Una oportunidad perfecta para hacer balance sobre los logros conseguidos y plantear los retos de futuro. En esta ocasión, Juncker no quiso restar importancia a la situación de profunda crisis por la que atraviesa la Unión y, en un ejercicio de realismo y honestidad, no dudó en afirmar que "nunca antes había visto tanta fragmentación, tan pocas cosas en común en nuestra Unión".

Desde este planteamiento, se preguntaba, a continuación, si queremos dejar que nuestra Unión se desintegre ante nuestros propios ojos o si, por el contrario, ha llegado el momento de ponerse manos a la obra para avanzar hacia una Europa mejor. Un proyecto que, a su juicio, pasa por profundizar en "una Europa que proteja, una Europa que preserve el modo de vida europeo, una Europa que empodere a nuestros ciudadanos, una Europa que vele por su seguridad y una Europa que asuma responsabilidades". En definitiva, una Europa más justa, más solidaria, más democrática, más atractiva y más comprensible.

Resulta difícil no compartir el diagnóstico expuesto o no estar de acuerdo con el propósito señalado por el presidente de la Comisión en torno a la necesidad de construir una Europa mejor. Sin embargo, nada de lo dicho hasta el momento responde a la pregunta clave: ¿cómo abordamos en los próximos 12 meses el fortalecimiento de esta Europa con ciertas garantías de éxito en el empeño?

Seguir leyendo »

Santa indignación

50 Comentarios

Captura de la retransmisión de la misa en el programa 'El día del señor' / RTVE

Han sonado truenos de santa indignación ante la campaña de Podemos para que la televisión pública deje de emitir la Misa de los domingos. ¡Hasta borrachos de cerveza caliente les han llamado! Mientras haya venencias y fino frío...

Es mentar la bicha y caerte con toda la impedimenta. No falla. Sucede que Podemos se queda corto en este empeño si lo que pretende es sólo acabar con una de las muchas e inaceptables manifestaciones de la presencia indiscriminada de la Iglesia Católica en el ámbito de lo público. Eso más que una trama es una red de telarañas que, pareciendo transparente, cae sobre nosotros de una forma invisible y pegajosa que lo enrancia todo. No basta pelear un hecho aislado. Hace falta que los políticos nos sustraigan definitivamente esa cruz aconfesional a la que nos ató una transición temerosa de los militares pero también temerosa de Dios. Un Estado laico, ya. De todas las secuelas del franquismo, la del nacionalcatolicismo es probablemente la que colea con más desenfado en la España actual.

El PSOE siempre ha amagado y nunca se ha atrevido a denunciar el ominoso concordato con la Santa Sede. La última vez que lo sacó a escena fue en 2013. Nada. Necesitamos políticos que enarbolen la bandera de la sociedad laica que pretende que el respeto a la identidad religiosa no se convierta en una suerte de supremacía de un credo al que nos mantienen amarrados todavía.

Seguir leyendo »

Retratados

37 Comentarios

El cuadro del exministro José Ignacio Wert que se coloca este martes en el Ministerio de Educación. / Ministerio de Educación

La polémica sobre los 20.000 euros que nos cuesta el cuadro de Wert bien da para un retrato de esta España nuestra. Es pintoresco cómo despilfarramos en algunas partidas y en otras recortamos sin ponernos colorados. Suele ser cuestión de quién tiene la llave de la caja. Aquí, tienen derecho a que les paguemos sus retratos para la posteridad hasta los altos cargos de más infausto recuerdo, para satisfacción de su ego y esquilme de nuestros bolsillos.

¿Dónde está el criterio? 82.600 euros para un cuadro de José María Aznar, 69.600 euros para el de Felipe González, 81.200 euros para un expresidente de la Diputación de Sevilla o 59.400 euros para una expresidenta del Tribunal Constitucional. Hubo un presidente del Congreso, Manuel Marín, que optó por una fotografía y nos costó 24.780 euros, pagados a una Premio Nacional… Cada alto cargo elige y queda retratado a dedo, sin concurso público.

Aquí hemos pagado retratos de presidentes, ministros, presidentes del Congreso, del Senado, presidentes autonómicos, de parlamentos regionales, presidentes del Constitucional, del Supremo, del Poder Judicial, del Consejo de Estado, de Diputaciones provinciales, rectores, decanos, alcaldes… La lista sigue. Cada uno tiene su momento de gloria y algunos hasta permanecen escondidos en algún desván, porque todos no caben y, a este paso, tendremos que pagarles también un museo.

Seguir leyendo »

Ese país al que llamaremos H

53 Comentarios

Mariano Rajoy recibe el aplauso de su grupo parlamentario su discurso durante el debate de investidura de Pedro Sánchez.

Hay un país en el que viven numerosos políticos y periodistas consolidados, incluso jóvenes aspirantes a entrar en el paraíso de sus mayores. En ese país la economía funciona y crece como hierba en campo fértil. Sus gestores se sienten muy orgullosos de su obra y se dan parabienes de continuo. Aseguran que cualquier cambio de rumbo supondría un experimento condenado al fracaso, un disparate. Siempre cuentan con periodistas que aplauden sus políticas y rebaten hasta el mareo de la audiencia los datos que contradicen la euforia. Y con medios que les contratan al efecto.

Es un país en el que ha aumentado la pobreza, con especial incidencia en la infantil. Un exhaustivo informe de la OCDE señala al empleo precario, la temporalidad y los sueldos bajos como causantes. Es decir, los efectos buscados por la Reforma Laboral que así troceaba y repartía los puestos de trabajo que no se llevó la crisis, aquello, esto, nunca atribuible como culpa a los ciudadanos. Son vidas de personas que no quitan el sueño a los altos mandos del clan, los ven como simples anotaciones contables. De hecho, otra noticia alerta del grave costo de la depresión en la Unión Europea: 92.000 millones al año. No de la brutal extensión de la traumatizante enfermedad, sino de lo que cuesta a las arcas de sus empleadores. Pero esos dramas ocurren fuera del ámbito de felicidad que rodea a los que mandan. 

Porque ese país, el suyo, es sin lugar a dudas un Estado de Derecho donde el imperio de la Ley se cumple a rajatabla. Sin excepciones. Todos son iguales ante los sagrados mandamientos que de la forma más ecuánime se promulgan, gracias a la iniciativa del Gobierno, con la aprobación de las Cortes legislativas y el riguroso cumplimiento de los tribunales de justicia, algunos nombrados por el propio Gobierno o sus socios. Su único objetivo: lograr el bien común y el respeto a todos y cada uno de los ciudadanos, sin discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Seguir leyendo »

La España de Trump (48 horas en un grupo ultra de Facebook)

63 Comentarios

Viven en un mundo paralelo en el que hordas de musulmanes barbudos violan masivamente en las esquinas de cada calle. Creen formar parte de una sociedad enferma en la que los inmigrantes y los refugiados disfrutan de una vida de verdadero lujo a costa de nuestros impuestos. Residen en una España en la que la única corrupción existente se da entre los dirigentes de Podemos. Sufren un país al borde de la guerra por las pretensiones independentistas de los catalanes. Habitan una nación en la que los hombres, las personas heterosexuales y los blancos están discriminados por una dictadura teledirigida por feministas, progres, moros y miembros del colectivo LGTB.

Esa es la España de Trump que lleva existiendo desde mucho antes de que el magnate estadounidense se lanzara a la conquista de la Casa Blanca. Una España que muchos no vemos, o no queremos ver. Nuestras redes sociales, los medios de comunicación en los que nos informamos, los grupos de amigos con los que nos movemos están en una onda, digámoslo así, más realista. Entre nosotros nos decimos que no hay que darles publicidad, que mejor no hablar de ellos, que es preferible no contestarles, que son solo un puñado de radicales…. Eso hicieron en Estados Unidos y hoy tienen a un peligroso machista, racista y mentiroso sentado en el Despacho Oval.

Yo también era de los que optaba por ignorarles… y creo que me equivoqué. Es necesario conocer y analizar esa dimensión paralela, que algunos llamarían posverdad y yo prefiero definir como falsa propaganda, porque existe y gana más creyentes cada día que pasa. Es una multitud que vive en una burbuja en la que escuchan una radio única, sintonizan por la noche un par de TDT y siguen multitud de páginas "informativas" en internet. Quienes tratan de instrumentalizarles saben tan bien cuál debe ser su modelo que incluso tienen una web llamada La era Trump. Aunque no sea agradable les invito a introducirse conmigo en la España de Trump, aprovechando una breve pero intensa experiencia personal.

Seguir leyendo »

Las cloacas del Estado y el cordero lechal

León mirando para otro lado

Esto es un caso particular, así que te ruego que no trates de llegar a ninguna conclusión a partir de mis palabras. Si lo cuento aquí es porque no tengo psicoanalista. Ni gato. De tener gato, se lo contaría a él (para eso están los gatos). 

El caso, verás, es que, desde hace un tiempo, me ha dado por pensar que las cloacas del Estado están detrás de todo. O de casi todo, vaya. No puedo evitarlo, es superior a mis fuerzas. Se trata, me parece, de una especie de TOC. Es absurdo, ya lo sé. Para empezar, ni siquiera está claro qué son las cloacas del Estado exactamente. Es un concepto abstracto, imposible de imaginar, como el amor o los muones.

Yo, sin embargo, me las imagino con enorme precisión. Ahí está el problema. Que veo clarísimamente a un montón de señores con ligero sobrepeso (algunos también con alopecia) comiendo cordero en un restaurante cerca de Miranda de Ebro. Un sitio bueno, con solera.

Seguir leyendo »

Las nuevas masculinidades

358 Comentarios

La semana pasada escribí aquí sobre El Objetivo: mujeres. A raíz de una reflexión que hice sobre el discurso de Mónica Oltra acerca de las nuevas masculinidades (fue en concreto esta: " Apelar a una nueva masculinidad es en sí machista"), algunos hombres me pidieron que desarrollara mi opinión sobre el tema, así que aquí va.

Antes de nada, tenemos que saber de qué hablamos cuando hablamos de masculinidad, y para eso hay que buscar una definición satisfactoria de qué es el género. Porque la verdad es que, a pesar de ser el concepto central del feminismo, no todas las corrientes feministas trabajan el género bajo el mismo prisma. Yo, como feminista radical, lo entiendo de la siguiente forma:

El género es a la vez tanto la jerarquía social que coloca a las mujeres subordinadas a los hombres como el sistema que se encarga de mantener intacta esa jerarquía, mediante el uso de violencia y la imposición de diferentes valores y comportamientos a cada uno de los géneros.

Seguir leyendo »