eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Primarias, insultos y debates… o plasmas?

Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez, antes del debate celebrado para las primarias del PSOE.

España entera se sorprende y escandaliza por la lluvia de cuchillos dialécticos que se cruzan Susana Díaz y Pedro Sánchez en estas últimas horas de campaña. Ella le acusa de mentir, de preocuparse solo por sus intereses personales, de dar bandazos ideológicos y de ser el campeón de las derrotas. Él le reprocha su deslealtad mientras era secretario general, la tacha de cómplice del PP por permitir la investidura de Mariano Rajoy y le recrimina el intento de protagonizar una involución democrática en el PSOE quitando aún más voz a la militancia. Esta guerra verbal provoca que comentaristas, expertos, ‘todólogos’ y muchos ciudadanos se rasguen las vestiduras ante el tono y las formas de los candidatos. Todos ellos auguran una segura ruptura después del domingo o, cuando menos, un "continuará" en la batalla interna que libran los socialistas desde que la crisis económica, su desconexión con la realidad que vive este país y otros graves errores les llevaron a ocupar los fríos e incómodos escaños reservados a la oposición.

Es posible que el voto de los militantes no haga sino reavivar los más bajos instintos de algunos poderosos dirigentes, pero que nadie se lleve a engaño, si la guerra sigue adelante será por el egoísmo y la falta de talante democrático de los derrotados, sean quienes sean; no por los insultos que se hayan vertido, ni por las inquinas personales existentes entre ambos bandos. Si dudamos de eso, si nos escandalizamos tanto y si nos planteamos si habrá un mañana en el PSOE después del próximo domingo, no es por otra cosa que por la baja calidad de nuestra democracia. Aquí no estamos acostumbrados a los debates; somos más de dedazos, de presidentes del Gobierno que hablan desde un plasma y de dirigentes políticos que ni siquiera cuando la corrupción devora la médula espinal de su partido se atreven a levantar la voz por miedo a perder su estupendísimo cargo.

A veces es bueno saltar los Pirineos y mirar lo que pasa ahí afuera para adquirir algo de perspectiva. Así, salvando las comparaciones personales bastante insostenibles, encontraremos ejemplos de sobra para lo bueno y para lo malo. Barack Obama y Hillary Clinton se acusaron de casi todo en la carrera que ambos protagonizaron en 2008 para liderar el Partido Demócrata. El choque pasó de lo político a lo personal en los platós de televisión con un Obama que llegó a arremeter contra el marido de su rival, el expresidente Bill Clinton, y una Hillary que fue acusada de filtrar una imagen de su adversario caricaturizado como un musulmán. Obama ganó las primarias y las presidenciales… y Hillary acabó siendo su número tres en el Gobierno. 

Seguir leyendo »

La cultura según Susana Díaz

79 Comentarios

Imagen de archivo: Susana Díaz, en un acto en el El Museo de Málaga.

La campaña de primarias del PSOE ha contado con una invitada no prevista, no a ese punto: la propuesta cultural de Susana Díaz. El formidable equipo que la apoya –en el partido y en los medios– no ha dicho ni media palabra, lo que añade alarma. Ese ingrediente fundamental está ahí. Con todas sus evidencias. Hay que leerlo para creerlo. 

La "propuesta de futuro" en cultura de la aspirante a la Secretaría General del PSOE consta de 5 breves párrafos, en los que se centra en… la economía. Al punto que no cesa de hablar de turistas, en realidad. El desarrollo económico que propugna con –una lejana percha en la cultura– viene vinculado fundamentalmente al turismo. Y por un curioso razonamiento: "La mayor creación de clases medias se está produciendo en Asia. Asia tiene excelentes playas por lo que los turistas asiáticos que vienen a España y Europa buscan cultura". La redacción es de este cariz de principio a fin. Digna de un ejercicio de "vuelta al cole" tras el verano, en Primaria.

Susana Díaz además hace suya la Marca España, seña de identidad del PP. Quiere mejorarla. El resto de las actividades culturales están en la tarea, "haciendo más atractivo (en singular en el texto) la llegada de turistas y nutren de contenidos la estancia de los turistas". Ese espíritu monetarista se reflejaba en otra de sus propuestas: dar créditos a los jóvenes para estudiar en la universidad o establecerse como autónomos. A devolver. Como en Estados Unidos donde existen amplias referencias de la práctica: el drama de universitarios obligados a dedicar su vida a una actividad que, vocacional o no, les permita pagar sus deudas.  

Seguir leyendo »

Cultura de la violación, también en horario infantil

236 Comentarios

Pocas veces me encuentro con que me cuesta empezar un artículo porque no encuentro las palabras. Diría que nunca. Hay veces que no sé cómo abordar un tema, pero una vez decidido, el cómo ponerlo en palabras no es un problema. Excepto hoy, tras ver Espejo Público.

Desde que saliera en los medios la noticia de que una chica había sido violada durante los pasados Sanfermines hasta hoy, he perdido la cuenta de cuántas personas me han pedido que pusiera la tele para que compartiera la frustración con ellas por el tratamiento que este programa ha hecho de lo ocurrido (tanto de Espejo Público como del programa de Ana Rosa, para ser honesta, con éste último aún me faltan arrestos), pero los he esquivado deliberadamente. Hay temas que se me hacen bola, que me duelen especialmente, como a cualquiera, y no sintonizar ciertos canales es una forma de higiene mental, de protegerte a ti misma ante lo que son, directamente, agresiones.

Hoy me he visto con la moral suficiente como para hacer caso a las compañeras y poner Antena 3. No sé decir si me arrepiento, porque lo cierto es que veo necesario que se cree contenido crítico con este tipo de basura televisiva, pero sí que puedo decir que aún me dura la perplejidad y la rabia. 

Seguir leyendo »

El negocio de los datos personales es muy anterior a Internet

'Perdición', de Billy Wilder: dos agentes de seguros y una mujer fatal

Mucha gente piensa que el negocio de los datos personales empieza con Internet, o un poco antes de las filtraciones de Snowden. Nada más lejos de la realidad. El germen de lo que hoy llamamos Big Data es la industria de los seguros, que estalló a principios del siglo XX en los EEUU, como consecuencia de la segunda revolución industrial.

El negocio de las aseguradoras es diferente de otros negocios. Consiste en cobrarte durante el mayor tiempo posible por un servicio que hará todo lo que esté en su mano para no darte nunca. Para conseguir su objetivo, tienen que hacer una evaluación de riesgo.

Si querías tener una póliza en el 1803, tenías que someterte a un examen médico y a una investigación. Un caballero venía a tu casa a hacerte preguntas impertinentes sobre tu vida, tu familia, tu habilidad con el hacha o tu potencia sexual. Además, las mutuas contrataban detectives privados que hacían cosas como ir al cementerio para apuntar las fechas de nacimiento y muerte de los miembros de tu familia. Después visitaban al médico para sacarle todo su historial y cruzaban todos sus datos de campo con los estatales.

Seguir leyendo »

O nos vemos en las calles o nos veremos "en la calle"

Grafiti en Portugal 2015. Foto: Azahara Alonso

El otro día, viendo el muy interesante documental Requiem por el sueño americano: Noam Chomsky me llamó la atención una referencia a Franklin Roosevelt, quien al parecer se dirigió en un momento dado a los sindicatos y movimientos activistas con estas palabras: "Obligadme a hacerlo". Eran los últimos años de la década de los 30 y el presidente estadounidense, favorable a una legislación progresista, se refería a que necesitaba la presión en la calle para llevar esas políticas a cabo. Venía a decir a sus votantes: "Salid, manifestaos, organizaos, protestad".

Hay quien sigue pensando que la democracia es depositar un voto en una urna cada cuatro años. Pero a la vista está que es necesaria una presión –una expresión– en la calle para que el trabajo en el Parlamento sea de verdad efectivo. Esta semana un documento de  la Unión Europea volvía a plantear la necesidad de regular los mercados para atajar el descontento de la población. Otra vez pura retórica, porque esto ya se dijo hace años cuando se habló de "refundar el capitalismo".

Una cosa es segura: los beneficiados por la desregularización no van a ser los que la cambien motu proprio, de modo que es imprescindible salir a la calle para denunciar las desigualdades, exigir la protección social y denunciar el proceso de liberalización sin freno que concentra el poder económico, y político, cada vez en menos manos. 

Seguir leyendo »

La gran mentira de Cristina Cifuentes

33 Comentarios

Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo.

La vida política de Cristina Cifuentes es larga, muy larga. Han sido muchos años de trabajo y responsabilidades. De servicios a los ciudadanos y a su partido. De ir de lista o hacerse la rubia, según convenía en cada momento. Puede que al principio ni siquiera sus propios compañeros la tomasen en serio, como se afirma en  algún perfil que hemos podido leer hace unas semanas. Pero su cabeza, sin duda, albergó siempre una ambición, un afán por llegar a lo más alto.

En ese camino, durante mucho tiempo no estuvo en primera línea. Fue construyendo su perfil y su poder en la sombra. Tapada, sí, pero siempre con responsabilidades. Como esos pura sangre con clase que para ganar carreras necesitan escoger una buena referencia para, en los últimos metros, arribar primeros a la meta y cobrar la victoria.

En sus seis legislaturas como parlamentaria, desempeñó más de una decena de cargos, entre ellos, los de vicepresidenta primera, portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular y portavoz de comisiones como Presidencia, Justicia e Interior; Educación, Vigilancia de las Contrataciones, Cultura y Control del Ente Público Radio Televisión Madrid. Además de estar en el partido y en Fundescam y en el Canal y en Caja Madrid.

Seguir leyendo »

Si Susana Díaz es "la candidata del sistema", qué mal anda el sistema

81 Comentarios

Cada vez que oigo a alguien desde la izquierda señalar a Susana Díaz como "la candidata del sistema" siempre respondo lo mismo: "¡Pues qué mal anda el sistema!". Y no lo digo ya por la propia Díaz, cuyo prestigio nunca he llegado a entender, sino por lo rematadamente mal que se ha hecho la "operación Susana" desde el comienzo. Para ser la favorita (como dicen sus detractores) del poder económico, la gran empresa, la banca, los mercados, los grandes medios, la corona, el Gobierno, el PP, el aparato del PSOE y la vieja guardia socialista, no se explica la trayectoria descendente de la presidenta andaluza, en barrena hasta el domingo.

La que iba a "arrasar" en cuanto dejase Sevilla y se viniese a Madrid puede acabar perdiendo, o ganando por la mínima y pidiendo la hora, que si las primarias duran otra semana se vería superada hasta por Patxi López. Su asalto a Ferraz debería ser estudiado en las escuelas de política como ejemplo de todo lo que alguien no debe hacer si quiere conquistar el liderazgo. Cómo pasar de gran esperanza socialista a ganar unas primarias por los pelos, y además conformarte con dirigir el partido en el mejor de los casos, porque para unas generales los votantes socialistas ya no te quieren.

Cuesta recordarlo, pero hace menos de cuatro años (otoño de 2013) Díaz era saludada como "la gran esperanza blanca del socialismo", la mujer llamada a recuperar un partido deprimido y reconquistar el gobierno. Recién llegada a la presidencia andaluza, se paseaba por los platós y desayunos informativos de Madrid despertando pasiones. El futuro del PSOE era ella.

Seguir leyendo »

¿Saldrá Macron airoso?

Emmanuel Macron, presidente de Francia.

La victoria de Emmanuel Macron sobre Marine Le Pen fue un alivio para todo aquel que prefiere una sociedad democrática liberal abierta a sus contrapartes nativistas y xenófobas. Pero todavía falta mucho para ganarle la batalla al populismo de derecha.

Le Pen obtuvo más de un tercio de los votos en segunda vuelta, a pesar de que quitando el Frente Nacional y el pequeño partido Debout la France de Nicolas Dupont-Aignan, no recibió ningún otro apoyo. Y la participación electoral fue manifiestamente  inferior a la de elecciones presidenciales anteriores, lo que indica un gran nivel de desafección entre los votantes. Si en los próximos cinco años Macron no logra tener éxito con sus políticas, Le Pen volverá con nuevos bríos, y el populismo nativista se fortalecerá en Europa y el resto del mundo.

Como candidato, a Macron lo ayudó el ir por fuera de los partidos políticos tradicionales, en una era de política antisistema. Pero como presidente, ese mismo hecho es una desventaja extraordinaria. El movimiento político fundado por Macron, ¡República En Marcha!, sólo tiene un año de vida; tras la elección del próximo mes para la Asamblea Nacional, Macron tendrá que crear una mayoría legislativa de la nada.

Seguir leyendo »

La Sala de Salvaciones

58 Comentarios

El juez Eloy Velasco.

Ya está aquí la Sala de Salvaciones. Tal y cómo avancé el pasado domingo en La Señora de las Salas, el CGPJ aprobó el miércoles conceder las dos plazas vacantes en la nueva Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional a los magistrados números 1036 y 1038 del escalafón de la carrera judicial: Eloy Velasco y Enrique López.

La presidencia la va a ostentar, de forma interina y sin saberse hasta cuándo, el propio presidente de la Audiencia Nacional, Jose Ramón Navarro, haciendo uso de una reforma que se realizó también en 2003 y que nunca se había utilizado. Dos de tres son mayoría, ya saben. Será decisivo saber a quién se pone discrecionalmente a presidirla después.

Tenemos pues una nueva Sala facultada para revisar en apelación todas las sentencias dictadas por la Audiencia Nacional. Sí, en todos esos casos, en Gürtel, en Púnica, en Lezo y en los demás que se les ocurran. Una Sala que se creó virtualmente en 2003 con un añadido de "especialización", pensado para un magistrado concreto, y presidida por el presidente de la Audiencia Nacional utilizando una prerrogativa nunca usada hasta ahora y que se introdujo también en esa fecha.

Seguir leyendo »

La UCO acorrala el discurso de Susana Díaz

51 Comentarios

Susana Díaz, en una imagen de archivo.

Si no puedes explicar una medida, una ley o una iniciativa… no la tomes. Este es el primer mandamiento de la política y su incumplimiento suele conducir, directamente, al infierno de la derrota. Ese axioma está siendo determinante durante la campaña electoral de las primarias socialistas. Tal y como muchos predijimos, Susana Díaz ha tenido que afrontar esta carrera con el más pesado de los lastres: haber liderado una operación para derrocar a un secretario general elegido por la militancia y, lo que es aún más grave, para permitir que el partido más corrupto de la historia de nuestra democracia siguiera gobernando España.

La presidenta andaluza, en el debate del lunes, y el ejército de dirigentes que la apoya, en cualquier ocasión que se le presenta, esgrimen numerosas razones para seguir justificando aquella histórica abstención. Su problema es que todas ellas se entienden mejor en Ferraz o en las plantas nobles de las distintas federaciones que en las casas del pueblo que hay repartidas por España. Las consignas de que "nadie, ni siquiera Zapatero se fía ya de Sánchez", el reproche de que "iba por libre y no nos tenía en cuenta" o el mantra de que "repetir elecciones habría permitido que el PP mejorara sus resultados", pueden ser grandes argumentos para una reunión de una gestora o de un Comité Federal, pero no cala entre unos militantes que contemplan atónitos cómo una mafia de políticos, empresarios, fiscales y periodistas se dedica a barrenar los cimientos democráticos de este país gracias a la abstención cómplice de su PSOE.

Es la UCO y jueces como Eloy Velasco los que le están aguando la campaña a Susana Díaz. Cada nuevo escándalo, cada vergonzosa conversación entre corruptos que trasciende, cada nuevo imputado hace que buena parte de la España progresista vuelva a preguntarse por qué los socialistas que ella representa situaron a Rajoy en la Moncloa.

Seguir leyendo »