eldiario.es

9

Siniestro Total: "No se puede regalar todo. La gente va al fútbol y nadie pretende que sea gratis"

"El problema es que España va a poner en manos de empresas gigantescas una propiedad intelectual que va desapareciendo como una manera de financiar lo que la gente pueda querer consumir".

"Sociológicamente España es un país muy curioso. La gente, en cuanto cumple determinados años, aparta un poco la música de su consumo de entretenimiento, o cultural, y abandona la primera línea".

"En España no solo fueron triunfalistas en el franquismo, sino con cosas como el V Centenario, con que ganamos los mundiales, etc. Pero si luego nos dicen que los niños pasan hambre en España, aunque venga de una organización católica, pues no hacemos ni caso porque esos son unos rojos y no tiene ningún valor".

Siniestro Total

El próximo verano se cumplen 33 años del accidente de coche que dio nombre a una de las bandas más importantes del rock and roll español, Siniestro Total. Así quedó, según la compañía de seguros, el R12 familiar que conducía un jovencísimo Julián Hernández tras colisionar con una enorme piedra frente a los astilleros de Vigo en una noche de niebla de agosto de 1981. En aquel momento, murieron todos. Y la veintena de discos y todo lo vivido desde entonces es "una ensoñación pre-mortem antes de irnos al otro barrio", dice el fundador y líder del grupo vigués.

De sus éxitos más desvergonzados de la primera época a ser unos verdaderos supervivientes de la escena musical nacional con los estilos más dispares, de los que hacen gala en su último disco, Country & Western. Estarán este viernes en la Custom de Sevilla y el sábado en La Trinchera de Málaga. Más adelante, el 16 de mayo, viajarán a Granada. "Andalucía es que pilla muy lejos. Galicia está donde tiene que estar, pero Andalucía está lejísimos". Ireverentes e irónicos, su estilo es inconfundible. Las reflexiones de Julián Hernández van desde citar la anécdota del 'Bombita' a valorar los planes culturales del Gobierno.

¿Hay algún secreto para que Siniestro Total siga ahí después de tantos años?

Somos como Pitita Ridruejo o algo así. Mucho secreto no hay. Es una mezcla de cosas, de lo que tú decides y de lo que pasa alrededor. Por un lado es cabezonería nuestra, pero también son los cambios en el grupo, aunque llevamos unos doce años siendo los mismos. Es cuestión de un poco de suerte y que la maquinaria funcione. Si no funcionase, pues lo habríamos dejado. 

¿Qué tipo de público sienten ahora más cerca? Han tocado muchos palos durante su carrera.

Lo único que se nos ocurre para definirlo es rock and roll pero, dentro de eso, creo que somos un grupo sin un género determinado. Si acaso, un estilo de hacer las cosas que consiste en que, como decía Picasso, si hay algo que robar, pues lo robamos. Antes que músicos hemos sido fans. La curiosidad por ver cómo se hacen las cosas ha sido un poco el motor de todo. Otro de los factores de haber durado es que ha habido relevos generacionales.

Claro, desde 1981...

Claro. Y notamos que en la primera fila está la chavala joven y a medida que avanzas hacia el fondo de la sala, donde está la barra, es donde está la gente más mayor, ahí apalancada. Son como capas geológicas. También es cierto que la gente más joven ha oído las canciones de otra manera, en otro orden. Sociológicamente España es un país muy curioso. La gente, en cuanto cumple determinados años, aparta un poco la música de su consumo de entretenimiento, o cultural, y abandona la primera línea.

¿Cuánto ha cambiado la forma de escuchar música?

Radicalmente, de una forma brutal. De la cassette, el tocadiscos o la radio al streaming o lo que hay con internet pues hay un abismo. Por un lado es genial pero por otro hacen falta filtros. El exceso de información es brutal. El que quiere enterarse de cosas tiene que hacer un esfuerzo y, a la vez, escucha música mucha gente que no hace ningún esfuerzo y compra música al peso.

¿Qué le parece el proyecto de Ley de Propiedad Intelectual que se debate ahora en el Congreso ?

La ley que se está perpetrando va a dejar a España, un país exportador de contenidos, en una posición muy jodida. No es la piratería el problema, ésa es una cuestión que se puede solucionar relativamente bien. Está claro que cultura gratis en la red hay un montón. Se trata de, por ejemplo, que las novedades tengan financiación de alguna manera, si no las podemos parar, no pasa nada, pero si alguien quiere cultura, pues hombre... El Quijote es gratis en internet, y Beethoven, o sea que cultura hay, otra cosa es que quieras a Ladi Gaga.

Entonces, ¿dónde está el problema y cuál es la solución?

El problema es que España va a poner en manos de empresas gigantescas una propiedad intelectual que va desapareciendo como una manera de financiar lo que la gente pueda querer consumir. Algo de dinero tiene que haber. No creo que se pueda regalar todo directamente porque a la gente le cuesta ir al fútbol, por ejemplo, y nadie pretende que sea gratis. Pues lo mismo con esto. La cosa está en considerar a la cultura o al entretenimiento como industrias, casi más que como objetos culturales. Industrias donde trabaja mucha gente, donde no solo está el creador, que es una mínima parte de todo un entramado. Eso hay que protegerlo porque no es solo cosa de unos cuantos titiriteros. Es una industria cultural. Es lo único en lo que nadie, nunca, jamás, podrá competir con nosotros. Podemos vender naranjas y siempre habrá alguien que pueda vender naranjas mejores. O coches. Pero lo que es personal e intransferible es una seña de identidad que es la expresión de la comunidad. No verlo es estar muy ciego.

¿En qué está centrado el grupo ahora?

Country & Western fue el último álbum pero desde hace unos meses estamos grabando singles para la red. Salen canciones de dos en dos y luego igual pues lo editamos en vinillo o lo que sea. Es una especie de work in progress, hacer el disco a la vista de todo el mundo. Cuando tenemos dos canciones grabadas, las sacamos y no hay que esperar un año y medio a que salga el album que luego tiene un repercusión equis, que tampoco es tanta. Es la manera de estar permanentemente haciendo canciones sin tener después el lastre de 12 ó 15 canciones ahí, apalancadas. Así podemos incorporarlas al repertorio de una forma más paulatina, intercambiándolas. Estamos muy contentos con eso.

Es lo que comentábamos del cambio de formato, ¿no?

Claro. El album como tal ha desaparecido. Para nosotros esto ha sido una especie de cambio de estrategia que nos viene muy bien. Otra cosa es que luego haya discos que tengan necesariamente que tener un formato de ese tipo, cosas más conceptuales. Este formato supone, como digo, un esfuerzo mayor pero también una liberación de no tener que pensar en un album.

¿Cree que España está en siniestro total?

Si lo piensas con un poco de perspectiva, no solo ahora, sino que viene de muy atrás. España es un país bastante tremendo, con una historia de película de terror casi. Ahora se mezclan muchas cosas que nos hace estar en una apocalipsis general. Hace poco leyendo la historia de los Borbones que está publicando la revista Mongolia te das cuenta de que aquí viene todo de muy atrás. Esto ha sido siempre bastante caótico, desastroso y pagamos lo que es nuestra historia, que es una pesadilla de la que hay que despertar.

¿Cómo definiría a la clase política actual?

Hay gente que intenta hacer las cosas bien, pero los chicos listos se han apartado de la primera fila y han dejado a mucha gente que evidentemente da una imagen bastante patética. El problema de que el gremio que se dedica a la política haya caído tan bajo ha sido ése, el que los más capaces, los más preparados, pues al ver el panorama y la tropa se ha ido desmarcando. Las consecuencias son muy jodidas. Negar evidencias, por ejemplo, como el otro día Montoro con lo del informe de Cáritas, es muy grave, porque seguimos con el triunfalismo. En España no solo fueron triunfalistas en el franquismo sino con cosas como el V Centenario, con que ganamos los mundiales, etc. Pero si luego nos dicen que los niños pasan hambre en España, aunque venga de una organización católica, pues no hacemos ni caso porque esos son unos rojos y no tiene ningún valor. Eso es grave, porque si no ves el problema, difícilmente lo solucionas.

Repasemos algunas de sus canciones. ¿Sobre qué tumba le gustaría bailar?

Tenemos una larguísima colección de gente. Según el día. A veces le toca a Montoro, pero bueno, le puede tocar a cualquiera.

España bebe, España se droga, ¿es el problema o la solución?

Sí que es cierto que parece que aquí estamos en ácido permanente. Por un lado la situación es totalmente lisérgica y por otro la solución es el morapio para no ver las cosas.

¿Aún piensa que va a venir el Señor a iluminar su corazón?

Sí, hombre, confiamos en que algún día se nos aparezca la virgen como a Fernando Arrabal. Que venga, pero con un pan de bajo del brazo, con un cheque en dólares o cosas así. Porque eso de aparecerse a unos pastorcillos y decirles cuatro cosas sobre el comunismo y tal pues no nos hace gracia. Ya que se nos aparece alguien importante del más allá, que eche una mano, ¿no?

Dame comida, desgraciadamente, recobra actualidad hoy día ¿Esta vida es una mierda?

Eso sí es verdad. Yo creo que esta vida es bastante tremenda. Si ya el género humano nace con un estigma terrorífico, luego está el agravarlo nosotros mismos. Como decían los situacionistas, nos hacen vivir una vida que no es la nuestra, no es la que hemos decidido, y las cosas son más jodidas.

¿Saben ya quiénes somos, de dónde venimos y, sobre todo, adónde vamos?

La última es la que no tenemos nada claro. Somos unos gallegos que tocamos rock. Hasta ahí llegamos. Venimos de una música que nos ha interesado siempre muchísimo, que viene seguramente del Mississippi, de los años 30, de gente que se inventó el rock and roll con una guitarra como Robert Johnson o Charlie Patton. ¿Adónde vamos? Hombre, claramente al desastre, pero eso ya toda la humanidad.

¿Quién le ha sorprendido más cantando Miña terra galega, el himno oficioso gallego?

No te lo pierdas: no lo vi, pero hace poco creo que salió Chenoa en la televisión de Galicia cantando la canción. Como decía Josele Santiago, una vez que haces una canción, aunque en este caso es una versión, la sueltas y ya deja de ser tuya. Lo que nos sigue sorprendiendo es la versión original, porque seguimos siendo bastante fans de Lynyrd Skynyrd. Hicimos un pequeño intento de adaptación a nuestra identidad nacional, pero nada más.

¿Sigue creyendo que Solo los estúpidos tienen la conciencia tranquila, que La sociedad es la culpable o las dos cosas?

No se me había ocurrido ponerlas en paralelo, pero sí que funciona. Pensar que la sociedad es la culpable es una manera de escaquearse pero todos los humanos somos culpables de algo. De hecho nacemos con el pecado original. Por mucho bautismo que haya, ya empezamos mal. La humanidad es culpable de muchos crímenes contra sí misma y contra todo lo que la rodea. O sea, que tener la conciencia tranquila es un poco tonto.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha