Familiares de los ancianos trasladados de Alcalá del Valle denuncian que casi todos están realojados juntos en la misma sala

Fachada de la Residencia de Tiempo Libre de La Línea.

El pasado 24 de marzo fueron trasladados 27 ancianos de la residencia Dolores Ibárrurri de Alcalá del Valle a la Residencia de Tiempo Libre de La Línea. Este centro fue uno de los principales focos del Covid-19 en la provincia y por ello fue desalojado y se procedió a su desinfección total, tras confirmar 57 casos positivos: 20 empleados, 36 residentes y una persona ajena al centro.

El día 28 se produjo el fallecimiento de una de las ancianas trasladadas tras no haber podido superar las complicaciones provocadas por el virus. El resto se mantiene en las instalaciones de la localidad linense, donde fueron realojados por la Junta de Andalucía para estar mejor atendidos y estar más cerca de un centro hospitalario. 

Según ha podido saber este medio, familiares de los ancianos critican que en la residencia de Tiempo Libre estén ubicados la mayoría en una misma sala, ya que consideran que la carga viral puede ser perjudicial para agravar la situación de algunos de ellos, que dieron positivo estando todavía en Alcalá del Valle.

"El trato que reciben es bueno, no nos podemos quejar, y los cuidadores hacen videollamadas para que podamos estar en contacto. Pero no entendemos que estén juntos en una misma sala y con una separación mínima, ya que entre cama y cama no cabe ni una silla", explica el familiar de uno de los ancianos.

Puestos en comunicación con la Consejería de Salud de la Junta, la explicación al respecto es la siguiente: "Las personas están divididas en cuatro espacios diferentes atendiendo a si son hombre o mujer o si es un caso confirmado o no confirmado. Están preferiblemente todas en la misma sala manteniendo una distancia de seguridad para que la vigilancia intensiva que tenemos sea la mejor posible".

Los familiares puntualizan que los ancianos que han sido aislados de la sala principal son aquellos que dieron positivos que son asintomáticos y cuatro que habían dado negativo en las últimas pruebas realizadas.

"Se le ha explicado a los familiares que pueden contactar con videollamadas con los usuarios y pacientes. También se le ha dicho que tener a las personas en habitaciones individuales supondría unos requerimientos de espacio y de personal que harían muy inseguro que las personas estuvieran dispersas por toda la instalación", señalan desde la Consejería de Salud.

Cabe recordar que el alcalde de Alcalá del Valle, Rafael Aguilera, se mostró muy crítico con la Junta de Andalucía por el modo de gestionar la grave situación vivida en la residencia de su localidad. La Consejería de Salud no ha proporcionado a este medio la actualización de los datos oficiales sobre el estado de los ancianos que se encuentran en La Línea.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats