Andalucía rectifica e incluye a los "allegados" en las reuniones navideñas por "imposición" del Ministerio de Sanidad

Juanma Moreno, este jueves durante su comparecencia

El Gobierno andaluz ha transigido finalmente con el término "allegado" que usó el Ministerio de Sanidad para extender las reuniones navideñas más allá del ámbito exclusivo de la familia. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) recoge este viernes esa novedad dentro de la batería de medidas de seguridad contra la Covid-19 durante el periodo navideño, que fueron avanzadas un día antes por el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno.

El propio Moreno explicó que habían descartado el término "allegado" por su "ambigüedad", limitando las reuniones de diez personas durante las fechas señaladas -y de seis el resto de días- al ámbito exclusivamente familiar. También el permiso de movilidad interprovincial -a partir del 18 de diciembre- y para entrar y salir de Andalucía -a partir del día 23- estaba autorizado para la "reagrupación familiar", pero no para otro tipo de vínculos afectivos (novios, parejas sin documentos, amigos...). Fuentes próximas al presidente explican que "después de largas conversaciones, por la insistencia e imposición del Ministerio de Sanidad", se ha aceptado el término “allegado”.

"La Junta de Andalucía considera que es un término ambiguo y, por ello, habíamos previsto y propuesto recoger “familia de derecho” y “familia de hecho” para dar cabida a todas las interpretaciones posibles evitando la ambigüedad. Pero el Ministerio nos impone finalmente el término “allegados”, concluyen estas fuentes.

El BOJA recoge la letra pequeña de la llamada "desescalada progresiva" de las restricciones contra el coronavirus en Andalucía, vigentes desde hace un mes. La Junta abrirá la mano a la movilidad ciudadana, al comercio y a la hostelería, pero lo hará en dos fases. La primera, entre este sábado y el 17 de diciembre, se levantará el cierre perimetral de los municipios dentro de una misma provincia, permitiendo la movilidad entre ellos. El comercio podrá abrir entre las 18.00 horas y las 21.00 horas, la hostelería seguirá cerrada a partir de las seis de la tarde, y el toque de queda se mantiene a las diez de la noche.

La segunda fase toca de lleno las fiestas señaladas de Navidad y es más flexible: entre el viernes 18 de diciembre y el 10 de enero, se permitirá la movilidad entre provincias, y se ampliará el horario de apertura de bares y restaurantes, pero con dos turnos separados: desde por la mañana hasta las 18.00 horas; y por la tarde, entre las 20.00 horas y las diez de la noche. La Junta evita autorizar una apertura prolongada, porque los expertos sanitarios consultados han advertido de que esto genera más riesgos de contagios, dado que entre las seis y las ocho de la tarde son las "horas de relajación" de los clientes. Los bares tendrán que cerrar durante esas dos horas intermedias. El comercio podrá reabrir en horario normal, y el toque de queda se prolongará de las 23.00 horas hasta las 6.00 horas de la mañana.

Para las fechas más señaladas de Navidad, entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, la Junta levanta el cierre perimetral de Andalucía, permitiendo la entrada y salida de la comunidad de familiares y, ahora sí, "allegados". Se autorizan reuniones de un máximo de diez personas, pero sólo para los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero. El resto de días se mantiene el tope en seis personas, y se recomienda no superar los dos grupos de convivencia. En Nochebuena y Nochevieja, el toque de queda se alarga hasta la 1.00 horas de la madrugada.

La Junta ha decidido abrir la estación de esquí de Sierra Nevada, en Granada, que podrá beneficiarse de las visitas de granadinos a partir del día 12, del resto de andaluces a partir del 18 de diciembre, y de visitantes de otras comunidades desde el 23 de diciembre.

Para las residencias de mayores, donde más se ha cebado el coronavirus, el Gobierno autonómico ha creado medidas especiales: se autoriza la salida de los ancianos entre el 22 de diciembre y el 10 de enero para que pasen la Navidad en casa con sus familias, pero un mínimo de cinco días consecutivos, y siempre que previamente hayan acreditado que no están contagiados con un test negativo realizado 72 horas antes de salir (o una prueba serológica que acredite inmunidad). Durante esos cinco días, tendrán una "vigilancia activa en todo momento", no podrán visitar más de un domicilio familiar, y tendrán que volver a pasar un test 48 horas antes de regresar a la residencia geriátrica.

Después de un mes de encierro perimetral en toda Andalucía, en todas sus provincias y municipios, la incidencia acumulada ha bajado hasta los 155 contagios por cada 100.000 habitantes, un 75% menos del nivel de contagios que se llegó a alcanzar en esta segunda ola (577 infectados por cada 100.000 habitantes). Andalucía llegó a superar en 88 casos la media de España en número de positivos por Covid-19, y ahora está 33 casos por debajo, siendo la tercera comunidad con menor incidencia acumulada.

Sin autorización para salir de cada municipio perimetrado, con los bares, restaurantes y comercios cerrados a las seis de la tarde y el toque de queda a las diez de la noche, Andalucía ha logrado pasar de una situación "extrema" de contagios por la Covid-19 a un nivel "alto" en la escala de expansión del virus. Actualmente hay 1.554 pacientes ingresados en los hospitales por esta infección, una cifra inferior a la mitad que en el pico máximo de la pandemia. Hasta la fecha, en Andalucía han fallecido 4.550 personas de coronavirus, las últimas 33 víctimas se han registrado en estas últimas 24 horas.

Etiquetas
Publicado el
11 de diciembre de 2020 - 20:50 h

Descubre nuestras apps

stats