La portada de mañana
Acceder
España sigue a la cabeza de Europa en infracciones ambientales
¿Cuándo vacunar a niños? Claves sobre el grupo que se queda fuera de la estrategia
Opinión -El aviso, por Antón Losada

La Junta de Andalucía afronta el plan de 7.500 ingresos por Covid-19 sin personal sanitario suficiente

Sanitarios atienden a un paciente en la UCI Covid

Ya en noviembre, cuando el Gobierno andaluz activó el plan de contingencia para ingresar a 4.500 infectados por coronavirus, el delegado del Sindicato Médico de Sevilla (SMS), José del Valle, hizo sus cuentas: "Siguen entrando pacientes Covid, se ponen más camas, pero el personal es el mismo". Era la segunda ola.

46 días entre "salvar la Navidad" y el "tsunami": Andalucía llega semiconfinada al umbral de mil casos por 100.000 habitantes

46 días entre "salvar la Navidad" y el "tsunami": Andalucía llega semiconfinada al umbral de mil casos por 100.000 habitantes

La cifra de ingresados en los hospitales andaluces por Covid-19 cerró la semana pasada con 4.569 pacientes, de los que 684 se encuentran en UCI. Según la Consejería de Salud y Familias, la incidencia acumulada de coronavirus en la comunidad en los últimos 14 días es de 899,07 casos por 100.000 habitantes, por encima de la media española (886,67 casos). Atendiendo a los datos del pasado domingo, Andalucía sumó por tercer día consecutivo más de 7.000 casos, la segunda peor cifra de toda la pandemia, sólo superada por los 7.899 positivos del sábado. Con estos números, el Ejecutivo andaluz ya tiene activado el conocido como Plan 7.500, que prevé un escenario logístico de 7.500 hospitalizaciones por Covid-19.

La Consejería de Salud y Familias no detalla la cifra de sanitarios que estiman necesaria para desarrollar este dispositivo. El plan "no implica contrataciones expresas". No obstante se prevén 17.000 contratos de refuerzo Covid-19 hasta abril y se han contratado a 400 sanitarios extracomunitarios desde el inicio de la pandemia, según indican fuentes de Salud. 

Al igual que ocurrió con el Plan 4.500, el protocolo de contingencia clasifica las infraestructuras. Es decir, el documento detalla las medidas para rebajar la presión hospitalaria, pero no estima cómo ni quién va a atender a los pacientes Covid-19.

Déficit de personal

Los sindicatos no creen que el dispositivo se cumpla sin la contratación de personal. "El Plan 7.500 no habla de profesionales", resalta el Secretario General de SATSE en Andalucía, José Sánchez. El sindicato de enfermería recalca que "no es viable ahora mismo". Coincide Rafael Ojeda, Presidente del SMS: "Tengo dudas de que en la práctica se pueda implementar porque a pesar del incremento de camas, el cuello de botella está en los profesionales".

El Consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, apeló a la "redistribución" del personal sanitario como parte de las medidas del "cese de actividad asistencial normalizada". Esto conlleva la suspensión de aquellas cirugías "no urgentes" y la reorganización, dentro de los propios hospitales, tanto de sus espacios como de sus plantillas. 

Los sindicatos no saben "de dónde" va a sacar la Junta de Andalucía los profesionales necesarios para atender un escenario de 7.500 hospitalizaciones por Covid-19. 

Contratos "apetecibles"

En este contexto, fuentes de la Consejería de Salud dan por "terminadas" las bolsas de empleo en muchas de sus categorías. Sin embargo, los sindicatos ven margen para la contratación. SATSE calcula que hay unas 3.000 enfermeras en paro en toda España mientras que el SMS no cree que las bolsas de Medicina Intensiva o Medicina Interna "estén agotadas".

El déficit de sanitarios y, en consecuencia, la falta de cobertura prevista para el Plan 7.500 viene porque "no hay una oferta de calidad". "La gente rechaza contratos de dos meses", dice Ojeda. Está "seguro" de que muchos sanitarios no responden a las oportunidades de empleo. "Hay que hacer contratos apetecibles o por lo menos retribuir el esfuerzo que se está haciendo", apunta Sánchez. SATSE ha denunciado recientemente que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) "ha vuelto a retrasar" el pago del Complemento al Rendimiento Profesional (CRP). Este "racaneo" contribuye a que la contratación de enfermeros sea "dificultosa".

Además, la precariedad laboral del sistema sanitario hace que muchos profesionales se sientan "maltratados". En Granada, 11 médicos del servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Cecilio del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) finalizan contrato esta semana. Sobre la mesa tienen una renovación de tres meses. En el Hospital de San Juan de Dios del Aljarafe, en la provincia de Sevilla, el comité de empresa lleva años denunciando las "malas" condiciones de trabajo. Son sólo un par de ejemplos.

Ojeda espera a que no se produzca un ascenso "rápido" en la curva de contagios ya que contratar personal "lleva tiempo". Pese a la liberación de la plantilla para desarrollar otras funciones, Sánchez indica que se necesitan profesionales "muy especiales" para trabajar en UCI. Los sindicatos insisten que "nadie se quedará sin asistencia sanitaria" aunque esta "no será optima" de alcanzar los 7.500 ingresos por Covid-19 .

"Ojalá pudiéramos cumplir con las ratios previstas"

La saturación a los centros hospitalarios combinada con la falta de profesionales es "un golpe mayor para un personal que está al límite", dice Ojeda. La presión, el estrés y el agotamiento se perpetúan.

La Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (SAMIUC) informa que la situación de las UCIs es de "muy alta ocupación" habiendo llegado ya casi al máximo de pacientes ingresados en la segunda oleada. Esto ha hecho que el porcentaje de camas de UCI del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) alcance el 75%.

La SAMIUC también indica que debe de haber una ratio de un médico intensivista y de un enfermero UCI por cada 3 pacientes. "Estos ratios son ideales. Ojalá tuviéramos esa ratio", dijo Aguirre en su comparecencia tras el anunciar la preparación del Plan 7.500. Lo "ideal" para SATSE sería que por cada docena de pacientes hubiera una enfermera y una auxiliar de enfermería para tener una atención "digna". Sin embargo, desvelan que hay enfermeras que están atiendo a 30 pacientes... "Imagina si le metemos más camas", dice Sánchez.

"Sé de las necesidades de los hospitales y de las UCIs. Ojalá pudiéramos cumplir con las ratios previstas, pero la que tenemos es la que tenemos", dijo el Consejero de Salud antes de agradecer "el paso adelante de todos los profesionales". Porque "una cosa es el papel y otra cosa es la realidad", remató. 

Aumento de camas

Con el Plan 7.500 la capacidad hospitalaria de Andalucía se sitúa en 15.384 camas convencionales y 2.622 de UCI, incluyendo 534 quirófanos sin actividad quirúrgica. El dispositivo contempla la posibilidad de trasladar pacientes a las provincias de Córdoba, Granada y Sevilla, con mayor capacidad asistencial. Como ya ocurriera en otros "picos" de la pandemia se habilitarían residencias de tiempo libre, albergues y hoteles que aglutinan un total de 5.421 camas en toda Andalucía. Además, para aliviar la presión hospitalaria, se prevé que entre un 10% y un 15% de estos ingresos sean en centros privados. La Consejería de Salud también pone en marcha la "hospitalización domiciliaria" para los pacientes que "no se benefician de su estancia en el hospital".

Rafael Ojeda insiste que no debería ponerse el foco en lo asistencial sino "en las consecuencias de no haber tomado medidas restrictivas". Apela a la responsabilidad política y de la ciudadanía para evitar el escenario de las 7.500 hospitalizaciones por Covid-19 en Andalucía. "Hay que tener cuidado. Incluso el mejor sistema de salud del mundo se vería desbordado".

Etiquetas
Publicado el
31 de enero de 2021 - 22:02 h

Descubre nuestras apps

stats