Londres y Madrid acuerdan un sistema para proteger a los trabajadores transfronterizos en Gibraltar

Frontera de Gibraltar

En pleno impasse en las negociaciones entre Gran Bretaña y la Unión Europea, principalmente por los problemas derivados del convenio pesquero, Londres y Madrid anunciaron este lunes un sistema para que los 15.000 trabajadores transfronterizos que cuentan con empleo en Gibraltar, no se vean privados de los derechos adquiridos.

Representantes diplomáticos de España y del Reino Unido, responsables del Gobierno de Gibraltar y de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar venían trabajando en ello desde hace dos años, cuando se suscribieron los memorandos de entendimiento entre España y Reino Unido en torno a Gibraltar, para atenuar el impacto del Brexit, cuyo periodo transitorio concluirá el próximo 31 de diciembre.

El acuerdo afecta a 15.000 ciudadanos comunitarios, entre los que se encuentran 10.000 españoles, que tienen que atravesar la Verja a diario para acudir a sus empleos en el Peñón y que, mediante dicho procedimiento, podrán hacer efectivos sus derechos a partir del 1 de enero de 2021. El principal problema estriba en algunos otros miles de personas sin cuantificar que viven de la economía sumergida y no precisamente los ilícitos, sino en el servicio doméstico, la hostelería y algunos sectores en torno a los que subsisten los sin papeles.

Según la información difundida por el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, esta solución guarda relación con el acuerdo de retirada que garantizaba el mantenimiento de todos los derechos laborales de que disfrutaban los trabajadores transfronterizos antes del Brexit en virtud de la legislación de la Unión Europa. El Protocolo específico sobre Gibraltar pretendía "reforzar este aspecto".

Precisamente este martes, el Gobierno de Gibraltar ha publicado una nueva Nota Técnica de las que viene emitiendo como hoja de ruta a seguir tras el Brexit en aspectos que puede incidir en la vida cotidiana, laboral y empresarial, en el Peñón. Este acuerdo en materia de derechos acumulados por los trabajadores, parados o emprendedores, que proceden de la UE, EEE (Espacio Económico Europeo, que incluye a Noruega, Islandia y Liechtenstein) y Suiza que trabajan en Gibraltar y viven en España.

De ida y vuelta

El Acuerdo de Retirada firmado por el Reino Unido y la Unión Europea –recuerda una nota oficial de las autoridades gibraltareñas—entró en vigor en febrero de este año y establece los derechos que retendrían los ciudadanos británicos, incluyendo los gibraltareños, que trabajasen al otro lado de la frontera, en la Unión Europea, y los ciudadanos de la UE que trabajasen en el Reino Unido y Gibraltar. Esta reciprocidad también se extiende a ciudadanos del EEE y Suiza.

“La última guía establece claramente que únicamente las personas registradas como trabajadores transfronterizos a fecha 31 de diciembre de 2020 podrán ejercer sus derechos según el Acuerdo de Retirada. También se establece un mecanismo para que las personas puedan comprobar si se encuentran cualificadas como tales a partir del 1 de diciembre de 2020”, sostiene el Gobierno gibraltareño, que va a poner en marcha una página web en dónde podrá realizarse dicho registro y que estará operativa ese día a través del enlace frontierworkers.egov.gi

Los trabajadores transfronterizos podrán pedir una carta al Gobierno gibraltareño para identificarles como tales. Sin embargo, “en aquellos casos en los que el estatus de una persona como trabajador transfronterizo en Gibraltar sea certificado mediante su inclusión en la lista electrónica mantenida por el Departamento de Empleo de Gibraltar no será obligatorio que los trabajadores transfronterizos obtengan una copia de dicha carta”.

Hasta ahora, los intentos oficiales para llevar a cabo un censo realista de estos trabajadores apenas ha contado con la colaboración de los propios interesados, temerosos paradójicamente de que semejante medida pudiera afectarles negativamente o fuese sencillamente inútil.

Se trata, sin embargo, de una medida recíproca entre las partes, por lo que afecta también a los gibraltareños y resto de británicos que residen en Gibraltar pero trabajan en España y a quienes el ejecutivo de Fabian Picardo recomienda que se familiaricen con los procedimientos de registro a este lado de la frontera, para que puedan hacer valer ese mismo acuerdo.

Alcanzar el acuerdo no ha sido fácil y han abundado los contactos entre las partes, incluso extraoficiales. Exteriores ha recordado que, por parte española, han intervenido en las reuniones la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, la Junta de Andalucía y la Administración General del Estado. Ayer mismo, Juan Franco, alcalde de La Línea, visitaba a Fabian Picardo en la sede del Gobierno gibraltareño para hablar de estas y de otras cuestiones. Desde la entrada en vigor del Acuerdo de Retirada, según ha precisado Exteriores, "las tres administraciones han negociado cómo aplicar esos derechos a quienes entran todos los días en Gibraltar para trabajar". Ese fue el propósito, el memorando relativo a los Derechos Ciudadanos, lo que motivó una reunión en La Línea el pasado 21 de octubre, que ampliaba los contenidos de otras dos reuniones anteriores desde el desconfinamiento.

Fluidez en la frontera                                                                                                                                         

El calendario a seguir pasa por la entrada en funcionamiento de dicha web y, a partir del 1 de enero de 2021 y sólo a solicitud de los propios interesados, podrán pedir si lo desean a las autoridades de Gibraltar una carta que certifique su condición laboral. En caso de que algún trabajador que de fuera de ese registro, podrá exponer su caso a las autoridades gibraltareñas a fin de buscar alguna posible solución. Si uno de los puntos críticos de las actuales negociaciones consiste en la fluidez de la frontera, por ahora se ha logrado que los trabajadores transfronterizos podrán acreditar su identidad en cualquier momento y al entrar en Gibraltar con su pasaporte y DNI españoles o de otro país de la Unión Europea.

Según el ministerio español de Exteriores, "las partes seguirán reuniéndose para analizar cualquier cuestión que surja en coordinación con la Comisión Europea como guardiana de los Tratados de la Unión Europea y de su correcta aplicación".

En el caso de Gibraltar, los trabajadores transfronterizos que figuren como tales en dicho registro, “podrán, pasado el 31 de diciembre de 2020, continuar trabajando en Gibraltar y podrán beneficiarse de los mismos derechos comunitarios de los que disfrutan en la actualidad”. Para que Gibraltar les considere como trabajadores transfronterizos cubiertos por el acuerdo, deben trabajar legalmente en Gibraltar con un contrato de empleo o trabajadores autónomos que desempeñen una actividad legal en Gibraltar, como ámbito de su actividad, para lo que “será necesario que el centro de interés de las actividades del trabajador autónomo se encuentre en Gibraltar y se vea sujeto a la legislación sobre seguridad social de Gibraltar”.

También amparará el acuerdo a personas que habiendo trabajado por cuenta ajena o como autónomos en Gibraltar, podrán retener su condición de trabajadores transfronterizos, siempre y cuando el cese de su actividad se relacione con incapacidad temporal para trabajar como resultado de enfermedad o accidente, embarazo o parto; o bien se encuentren en situación de desempleo involuntario, siempre que se encuentren inscritos como tales tras haber disfrutado de empleo en el Peñón, al menos durante un año. También aquellos parados que hayan trabajado en la Roca durante menos de un año, pero sólo podrán mantener su condición de trabajadores transfronterizos durante un máximo de seis meses. Bajo ese paraguas también se ampara a los parados que se encuentren en formación o bien aquellos que hayan decidido dejar su empleo para mejorar su formación en la rama laboral en la que se le había contratado.

“Los trabajadores transfronterizos cubiertos por el Acuerdo de Retirada podrán, más allá del 31 de diciembre de 2020, continuar trabajando en Gibraltar y podrán beneficiarse de los mismos derechos comunitarios de los que disfrutan actualmente –se asegura en dicho documento--. En la práctica, esto significa que los trabajadores transfronterizos cualificados continuarán teniendo los mismos derechos laborales basados en la normativa comunitaria de los que actualmente disfrutan. Esto incluye derecho a la no discriminación, derecho a emprender una actividad en Gibraltar y derecho a ventajas sociales y fiscales. Por lo tanto, por ejemplo, los trabajadores transfronterizos cualificados mantendrán las mismas condiciones que han existido hasta ahora con respecto a los beneficios de desempleo”.

Al mismo tiempo, podrán encontrar amparo en dicho acuerdo personas en desempleo “cuando, 12 meses después de dejar de trabajar y en lo subsiguiente, proporcione pruebas de que continúa buscando empleo o trabajo autónomo en Gibraltar”.

Periodo de gracia

En realidad, como se especifica en la Nota, el Gobierno de Gibraltar ya cuenta con buena parte de estos datos, tanto en lo que se refiere a trabajadores transfronterizos, como a desempleo, a través de los registros oficiales.

“Por lo tanto, el Gobierno ya cuenta con una lista de todos los trabajadores transfronterizos. Las personas que quedarán protegidas por los términos del Acuerdo de Retirada son aquellas cuyos nombres figuren en dicha lista a fecha 31 de diciembre de 2020”.

“Una vez se encuentre operativa, la plataforma permitirá introducir detalles identificativos de una persona para confirmar si se encuentra, o no, “en proceso” para ser considerada persona cubierta por los términos del Acuerdo de Retirada a partir del 31 de diciembre de 2020. A partir del 1 de enero de 2021, los trabajadores transfronterizos que realicen una búsqueda en la plataforma online recibirán una confirmación definitiva respecto a su condición, o no, como trabajadores transfronterizos cubiertos por los términos del Acuerdo de Retirada. Esta información será proporcionada mediante una respuesta automática. De forma independiente, a partir del 1 de enero de 2021, los trabajadores transfronterizos también tendrán la posibilidad de contactar con el Departamento de Empleo (Department of Employment) de Gibraltar para obtener una carta que certifique que son trabajadores transfronterizos cubiertos por los términos del Acuerdo de Retirada”.

¿Qué ocurrirá con aquellos trabajadores que no puedan acreditar dicha condición? “Se proporcionarán medios para que aquellas personas que el sistema indique que no son trabajadores transfronterizos cubiertos por los términos del Acuerdo de Retirada, puedan contactar con los departamentos relevantes del Gobierno con el objetivo de corregir su estatus si creen que cumplen las condiciones necesarias –informan las autoridades gibraltareñas--. Los trabajadores transfronterizos podrán, más allá del 31 de diciembre de 2020, apelar una decisión adoptada por el Gobierno que consideren errónea”.

“Al igual que en el Reino Unido, durante un periodo de gracia desde el 1 de enero de 2021 hasta el 1 de julio de 2021, el Gobierno de Gibraltar no impondrá ninguna nueva condición de entrada para que los ciudadanos de la UE, EEE o Suiza (incluyendo trabajadores transfronterizos) puedan entrar en Gibraltar. El Gobierno mantendrá esta posición bajo constante revisión, especialmente dadas las actuales negociaciones para establecer un nuevo régimen de fluidez fronteriza con la UE”.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2020 - 10:28 h

Descubre nuestras apps

stats