eldiario.es

9

Andalucía Andalucía

El conflicto por la Dependencia en Jaén empuja a las empleadas a una huelga indefinida

La huelga se ha fijado para el día 21, pero el día 11 tendrán que negociarse servicios mínimos y el 15 hay previsto un último acto de conciliación que reunirá a empresa, administraciones y empleadas.

El Ayuntamiento recibe 192.000 euros de la Junta y vuelve a consignarlos en el juzgado contencioso administrativo que instruye la demanda del gobierno andaluz.

Jacinta junto a Custodio y Petra, la esposa de éste.

Jacinta junto a Custodio y Petra, la esposa de éste.

“No nos dejan alternativa, nos tienen sin cobrar y estamos muy cansadas”. Jacinta Jiménez resume la decisión unánime adoptada por dos asambleas consecutivas –para conciliar horarios- de trabajadoras de Multiservicios Jabalcuz, la empresa que gestiona el servicio de atención a la dependencia en Jaén. Si no empiezan a cobrar con regularidad, el 21 de abril emprenderán una huelga indefinida.

La última nómina que cobraron fue la de enero y el conflicto entre el Ayuntamiento y la Junta no augura que vayan a percibir sus salarios, dado que los pagos que llegan al Consistorio, se remiten al juzgado número 3 de lo contencioso administrativo, que instruye la demanda del gobierno andaluz contra el local. El proceso judicial se planteó cuando el Ayuntamiento renunció a seguir prestando el servicio, previa denuncia del convenio.

A comienzos de abril, la Junta ingresó casi 192.000 euros correspondientes al servicio del mes de enero. Con estos el depósito en el juzgado se acercará a los 400.000 euros. El Consistorio confirma que ha recibido los fondos y también que este jueves (10 de abril) va a entregarlos en el juzgado contencioso administrativo que tiene que resolver el conflicto entre Junta y Ayuntamiento por la prestación. Para el segundo, que se haya pagado un mes de los dos pendientes –las transferencias son bimensuales- solo demuestra que “la Junta de Andalucía sigue pagando tarde, mal y nunca”, en palabras dela concejal Reyes Chamorro.

Su posición ante la huelga es críptica: “haremos lo que tengamos que hacer”, ha asegurado Chamorro. Por lo pronto, deberá acudir al SERCLA para negociar una solución. El día 11 se verán los servicios mínimos y el 15 será la última oportunidad de parar la huelga. La Junta tampoco abunda en detalles. Fuentes del gobierno andaluz remiten a las declaraciones de la consejera cerró la puerta a negociar un nuevo convenio y se limitan a confirmar el nuevo pago.

“El año pasado el problema era que no pagaba la Junta y ahora que la Junta paga, el Ayuntamiento está consignando el dinero en el juzgado. Lo que vemos es poca voluntad”, asegura Mari Carmen García (UGT), presidenta del comité de empresa, que ha visto como la angustia ha ido creciendo entre las trabajadoras. “Esta vez no ha habido que convencerlas”.

"Voy a ser la primera en poner una queja"

“No tenemos otra”, argumenta Mari Luz García, una cuidadora que, desde que arrancó el conflicto ha perdido usuarios y 9 horas de trabajo semanales. Dice que han convocado la huelga el mismo día en que se cumplen dos años de la entrada de Multiservicios Jabalcuz en la gestión. Venían de varios meses sin cobrar, un largo conflicto con la anterior prestataria, el Ayuntamiento, la Junta y una huelga que duró 17 días. Ahora están, otra vez, en el mismo punto.

 “La diferencia es que ahora vamos a la huelga pidiendo el compromiso de que nos paguen cada mes”, argumenta Jacinta Jiménez. Y que van a buscar la complicidad de los usuarios. Les enviarán un escrito informándoles de los motivos de la huelga y de sus derechos a reclamar. Esperan que la presión de los familiares complemente la suya.

“Voy a ser la primera en poner una queja”, señala Esperanza Sánchez. Tiene 60 años y está divorciada. Su hija de 31 está calificada como “gran dependiente”. Nació con parálisis cerebral y necesita de dos personas, como mínimo, para moverla. Trabaja por las mañanas, tiene a una empleada que atiende a su hija durante cuatro horas y el apoyo de otras dos (una por la mañana y otra por la tarde). “Me ayudan a levantarla, a asearla, a moverla, a acostarla por la noche…”. La rigidez de sus músculos impide el uso de una grúa para cambiar de posición a la paciente.

Su equipo de asistencia lo completan su padre y una tía, ambos de más de 85 años. Quiere que su queja contra las administraciones y su apoyo a las empleadas sea claro: “firmo donde tenga que firmar”. Define la Ley de Dependencia como “un rayo de luz” que llegó cuando más complicado se le hacía atender a Raquel. Su salario, poco más de 1.000 euros mensuales, no da para más: “Ya pago a una empleada”, explica mientras reprocha el dinero que “se ha perdido” en los casos de corrupción “mientras esto lo van restringiendo cada vez más”.

El marido de Petra López sólo necesita una hora de atención diaria, pero es indispensable para recuperar algo de movilidad después de que una ventriculitis lo paralizara hace 7 años. Jacinta asume esta tarea. “No sé que vamos a hacer”, explica Petra, “pero en cuanto sepa a quien tenemos que reclamar, reclamamos”.

El conflicto judicial sigue su curso. La Junta formalizó demanda contra el Ayuntamiento y éste prepara la contestación que debe remitir al juez. Mientras, sigue consignando el dinero en el juzgado. El PSOE ha insistido en que el depósito en el tribunal es una “artimaña” del alcalde y le ha recordado que el acuerdo con Multiservicios Jabalcuz  “es un contrato que debe cumplir al margen del convenio” con la Junta.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha