PP y Cs modificarán el plan de urbanismo de un pueblo de Granada para impedir la construcción de un centro de menores

Vista aérea de la parcela donde se ubicaría el centro de menores

A falta de un pleno que lo apruebe definitivamente, Partido Popular y Ciudadanos han acordado modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Huétor Vega (Granada) para evitar, según defienden, la construcción de un centro de menores. Ambas formaciones, que gobiernan en coalición en esta localidad ubicada junto a Granada capital, argumentan que el cambio es necesario después de que se hayan recibido varias ofertas para construir dicha infraestructura en una de las pocas parcelas de las que dispone el pueblo.

Se trata de un asunto que ha acaparado la vida local desde hace semanas cuando apareció un cartel que anunciaba los planes de instalar un centro de menores en el lugar por el que ahora Gobierno municipal y oposición pelean. De un lado, PP y Cs que ostentan nueve concejales y de otro, PSOE, IU y Podemos, que tienen los ocho restantes. Mientras que el bloque de izquierdas quiere conocer la letra pequeña de la propuesta que hace el bipartito, este se defiende sosteniendo que solo cumplen con la voluntad de los vecinos que, aseguran desde el Gobierno, temen que un centro de esas características pueda perjudicar a su vida diaria.

En cuanto a los hechos concretos que el Ayuntamiento de Huétor Vega pone sobre la mesa, destacan varios documentos. El primero, que no se ha hecho público hasta ahora pese a ser el origen de todo, el que hace mención a la oferta que habría recibido el propietario privado de la finca polémica. Fechado el 23 de febrero, el escrito menciona que la venta de la parcela se ha pactado por 950.000 euros y que el suelo tiene un uso urbano para zonas de actividades económicas y usos no residenciales. Este uso permite a su vez equipamientos docentes públicos. Calificación que encaja con la construcción del "centro de internamiento terapéutico para jóvenes" que se propone.

Recalificación

Bajo esa premisa, la de levantar un centro de menores en Huétor Vega, el Ayuntamiento de PP y Cs ha llevado su discurso político al terreno de la urgencia de evitar a toda costa que la localidad cuente con una instalación de ese tipo. De hecho, el Consistorio hueteño ha utilizado las redes sociales para fomentar un debate al respecto llegando incluso a anunciar la celebración de un pleno extraordinario cuyo único fin es el de cambiar el PGOU para recalificar el suelo y evitar que se pueda construir el polémico centro. El bipartito quiere cambiar el uso de no residencial a residencial para permitir la construcción de viviendas.

Ahí es donde PSOE, Podemos y sobre todo IU, dudan. La portavoz socialista en el Consistorio, Carolina Higueras, explica que "no estamos ni a favor ni en contra del centro de menores, solo queremos que se cumpla con la normativa. Como no sabemos qué tipo de centro se quiere construir, tampoco sabemos si respetarían los criterios administrativos". Además, más allá del debate moral que supone que un Ayuntamiento pueda ejecutar su acción política basándose en el miedo, tal y como denuncian los grupos de izquierdas, estos mismos partidos creen que lo que está ocurriendo en realidad es una maniobra de "pura especulación urbanística", aunque de este extremo no aportan ninguna prueba. En Izquierda Unida sostienen: "No tenemos constancia de que se haya producido ninguna oferta real para construir un centro de menores y creemos que se está utilizando para manipular la opinión de los vecinos. Alguien, no sabemos quién, se puede estar enriqueciendo con la venta de esa parcela".

Conversación informal

Este medio se ha puesto en contacto con el alcalde de Huétor Vega, Mariano Molina (PP), para contrastar la información de la que se dispone. El regidor hueteño no termina de aclarar qué entidad o comprador anónimo ha ofrecido casi un millón de euros para comprar el terreno y construir el centro de menores. Aunque en un principio cita a Ginso, una asociación que gestiona instalaciones de este tipo, Molina solo acierta a asegurar que, gracias a su intervención, "se han ido a Granada y no construirán en Huétor Vega". Este medio ha contactado con Ginso, que ha negado cualquier intención de instalar un centro de su red en la provincia de Granada.

Sin embargo, fuentes consistoriales señalan que Mariano Molina ha asegurado en comisiones informativas que la parcela nunca ha recibido una oferta firme por parte de esta organización y que lo único que ha habido ha sido una "reunión informal" con el propio alcalde. Un extremo que el edil ni confirma ni desmiente, sino que se limita a sentenciar que no construirán en su pueblo: "Están en Granada". Eso sí, desvela que el pleno extraordinario en el que se iba a aprobar la recalificación del PGOU ha quedado pospuesto porque los portavoces quieren "ajustar todos los puntos".

Etiquetas
Publicado el
11 de marzo de 2020 - 21:38 h

Descubre nuestras apps

stats