Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Moreno acude “a título personal” a la concentración “por la igualdad entre españoles” presidida por dos banderas

Dos enormes banderas ocupan parte de la Plaza de Cuba, donde se ha celebrado la concentración.

Fermín Cabanillas

5

“A título personal” para defender “la igualdad de los españoles”. Así ha participado este domingo el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, en la concentración 'En defensa de Andalucía y por la igualdad entre españoles’, en la que han participado unas 2.000 personas en Sevilla convocados por el Foro Economía y Sociedad por primera vez, en paralelo a la tradicional manifestación por el 4 de diciembre.

Los organizadores señalaron al inicio del acto que la Policía Local había confirmado que habían acudido unas 5.000 personas, pero el Ayuntamiento se ha desmarcado de esa afirmación. Las 2.000 personas citadas salen del dato aportado por la subdelegación del Gobierno en Sevilla, aunque conviene tener en cuenta que dos enormes banderas ocupaban todo el espacio de la plaza desde el acceso por el Puente de San Telmo, lo que restaba mucho espacio al suelo que podían ocupar los concentrados.

Con todo, los que estaban al frente se han cuidado, y mucho, de que quedase claro que lo suyo iba más por la gente del pueblo que por la política, hasta el punto de que el volumen de la música no ha sido reducido un ápice cuando se recogían las declaraciones de Moreno y Elías Bendodo. En una celebración previa al 4D, en el 46 aniversario de la histórica movilización para conseguir la plena autonomía de Andalucía, los concentrados han aguantado la espera al ritmo de El Canto del Loco, Coldplay o AC/DC.

Intervenciones “ajenas” a la política

Entre los asistentes, se ha dado voz a personajes públicos de distintos ámbitos que se han presentado, no obstante, como ciudadanos “ajenos” a la política, como el notario y exvicepresidente del Parlamento de Andalucía con UCD, Luis Marín Sicilia o el exfutbolista Salva Ballesta. Este último, que se define como una persona no política, no ha tenido problema alguno en dejar declaraciones como la que dejó el 26 de mayo de 2020 a El Español, cuando aseguraba que “Si ser facha es sentirse español y amar a mi bandera, que me lo llamen”.

Llamativo ha sido también cómo el componente del mítico grupo Cantores de Híspalis, Juan Luis Calceteiro, ha pedido que sea su nombre el que se asocie con este acto, “aunque me conozcan como Juani el de Cantores”, el grupo que tiene un monumento en el Polígono de San Pablo, donde nació a mediados de los años 70, uno de los barrios sevillanos que se caracteriza por ser zona obrera por encima de todo.

La presidenta de la Casa de Andalucía en Barcelona, Francisca Marín, y Mariló Agua Zambrana, miembro del Foro Economía y Sociedad, han cerrado la lista de intervenciones.

“Pedro Sánchez está fuera de sí”

Poco antes de las 12:15, casi 25 minutos después de la hora a la que se había convocado a la prensa, ha comparecido el presidente andaluz, señalando que Pedro Sánchez, “está fuera de sí” y “en un punto de cesarismo” que le lleva a tomar “decisiones que nada tiene que ver con una democracia consolidada, una democracia como es la española”.

“Ha entrado en una disparatada y alocada...”–no ha terminado la frase– y ha reclamado toda la información sobre si en Suiza, entre el PSOE y Junts, se está negociando “un referéndum de independencia” o “nuevos derechos o privilegios para un territorio sobre privilegios para otro”, o bien “un cambio por la puerta de atrás de nuestro modelo o nuestro marco constitucional”. Todo ello, ha dicho, “son cosas que que no sabemos, pero que intuimos que se están hablando en esa mesa”, en relación a la negociación en Suiza entre el PSOE y Junts.

Para el presidente andaluz, lo que sucede actualmente en España “agrava la situación de calidad institucional que vive nuestro país” y “no solamente rompe esa división de poderes, no solamente vulnera derechos que son fundamentales dentro de nuestra democracia, sino también está generando de una manera muy decidida una diferencia”, una desigualdad entre territorios y, por tanto, “entre españoles”, ha apostillado en declaraciones a la prensa. Pues Moreno Bonilla ha estado entre el público, sin intervenir en el escenario, aunque la presentadora del acto sí ha agradecido su presencia en el mismo.

“Una reunión en un cuarto oscuro en Ginebra”

Por su parte, el vicesecretario de Política Autonómica y Municipal y Análisis Electoral del PP, Elías Bendodo, ha dicho que la concentración en Sevilla, donde los organizadores citan fuentes de Policía Local para aumentar la cifra de asistentes a 5.000, defiende que “Andalucía no quiere ser más que nadie, más que otra tierra, pero no va a aceptar ser menos que nadie y que sea moneda de cambio para que Pedro Sánchez privilegie otros territorios”.

Ha criticado, además, que la reunión en Suiza se haya producido antes de la primera sesión de control al Gobierno, en lo que ha calificado de “reunión secreta, oscura, con poca transparencia, en un cuarto oscuro en Ginebra”, y ha apelado a Sánchez a que se dé cuenta de que “en una democracia el único verificador que hay es el pueblo, los ciudadanos, no un señor fugado de la justicia”.

La manifestación ha dejado imágenes llamativas, como el reparto masivo de banderas de España con el escudo constitucional y la andaluza sin escudo, que se ofrecían incluso a los turistas que paseaban por Puerta Jerez. Eso sí, los organizadores han cuidado en extremo que no hubiese banderas con el escudo franquista. A simple vista no ha habido ninguna, y solo un hombre de unos 50 años ha intentado acceder a la Plaza de Cuba portando una, aunque se le ha convencido para que no la mostrase y la ha cambiado por una de las que se estaban repartiendo.

Etiquetas
stats