PSOE, PP, Cs y Adelante Andalucía negocian un manifiesto de condena a la violencia machista que sortee el veto de Vox

La junta de portavoces del Parlamento andaluz.

Todos los grupos con representación en el Parlamento de Andalucía, menos Vox, han aparcado la contienda política para intentar pactar un manifiesto de condena contra la violencia machista y evitar que la Cámara legislativa omitiera un posicionamiento de repulsa el 25N, día internacional contra la violencia de género. PSOE y Adelante Andalucía, las fuerzas de oposición, y PP y Ciudadanos, las fuerzas de Gobierno, tratan de sortear el veto de Vox a la declaración institucional del Parlamento por el 25N, que exige unanimidad para ser aprobada.

El veto de Vox y la falta de alternativa de la izquierda impide al Parlamento andaluz la condena institucional a la violencia machista

El veto de Vox y la falta de alternativa de la izquierda impide al Parlamento andaluz la condena institucional a la violencia machista

La formación de extrema derecha, que sostiene al Ejecutivo de Juan Manuel Moreno, confirmó a primera hora del lunes que su grupo rompería el consenso y no se sumaría a ninguna iniciativa que entienda las agresiones a las mujeres como un fenómeno de violencia estructural por razón de género. En lo que va de año han muerto asesinadas 52 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, la última este mismo lunes. Mientras diversas asociaciones feministas se movilizaban en todas las provincias andaluzas para condenar el maltrato machista, el PSOE ha presentado un documento al resto de formaciones políticas -a excepción de Vox- para buscar un consenso político lo más amplio posible. Fuentes de PP y Ciudadanos aseguran que el texto "no es estridente", a falta de incorporar algunos apuntes para "tratar de integrar a todos los grupos y que nadie se sienta incómodo".

El documento, al que ha tenido acceso este periódico, no difiere mucho de las declaraciones institucionales aprobadas por la Cámara autonómica en el pasado. "Desde el Parlamento de Andalucía queremos hacer un año más un llamamiento contra la violencia de género y sumarnos a los movimientos de mujeres, sindicatos y todo tipo de organizaciones sociales que denuncian cada día esta lacra social, que mina las bases mismas de la democracia, atentando contra los derechos humanos de las mujeres", dice el encabezado. Y añade: "Todos y todas estamos llamados a seguir apoyando el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, denunciando la raíz del problema que no es sino una sociedad patriarcal y unas actitudes individuales y colectivas basadas en el machismo".

Unanimidad

Sin el previsible respaldo de Vox, el manifiesto no puede estar suscrito de forma institucional por el Parlamento andaluz, porque el reglamento no admite declaraciones no unánimes. La propia presidenta de la Cámara, Marta Bosquet, se ha ofrecido a buscar una alternativa para que los grupos políticos "no renuncien" a expresar su condena clara a la violencia de género desde la institución. Si no existiera encaje en el reglamento para que el manifiesto lo asuma el propio Parlamento, se buscaría una alternativa. La idea sería visibilizar el consenso polítio y el respaldo de todos los grupos firmantes y la lectura de dicho manifiesto el miércoles en alguna estancia del Parlamento andaluz, pero no en el salón de Plenos, dado que el grupo de extrema derecha se ha opuesto abiertamente a cualquier iniciativa de condena a la violencia de género.

Vox ha roto el consenso sobre este asunto en otras instituciones de las que forma parte, como los ayuntamientos de Sevilla, Córdoba, Granada o Huelva. De hecho, las políticas contra la violencia machista representan el mayor espacio de conflicto entre el Gobierno de PP y Ciudadanos y la oposición de izquierdas, que les acusa sistemáticamente de "dar pasos atrás" en políticas de igualdad y la lucha contra el maltrato, para contentar a sus socios de Vox, que garantizan su continuidad en el poder.

Con todo, en la Cámara andaluza la falta de un posicionamiento unánime de condena contra la violencia machista no representa una quiebra en la tradición parlamentaria, porque tampoco era habitual que cada año se aprobase una declaración institucional para fijar un compromiso político ante el 25N. La última registrada en el diario de sesiones del Parlamento data de 2015, año en el que el Parlamento sí se posicionó sobre la masiva manifestación impulsada por corrientes feministas en toda España en contra del maltrato y a favor de la igualdad de género. En el primer año de legislatura con un presidente de la Junta del PP -Juan Manuel Moreno- y una presidenta del Parlamento de Ciudadanos -Marta Bosquet- se han aprobado diez declaraciones institucionales por unanimidad. En la legislatura pasada se aprobaron 23, y sólo una relativa a la lucha contra la violencia machista: "Declaración Institucional con motivo de la Marcha estatal Contra las Violencias Machistas", hace cuatro años.

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2019 - 21:04 h

Descubre nuestras apps

stats