La portada de mañana
Acceder
Los precios crecen menos en España por las medidas energéticas del Gobierno
Cronología de cuatro décadas de VIH, de aprender a morir a aprender a vivir
OPINIÓN | "Marlaska y los derechos humanos", por Neus Tomàs

Memoria histórica

Menos para la salida de los restos de Queipo de la Macarena: la Junta de Andalucía asegura que cumplirá la nueva ley

Lugar donde está enterrado el general fascista y su esposa, Genoveva Martí

Javier Ramajo


4

La presencia de los restos mortales de Gonzalo Queipo de Llano en la basílica de la Macarena de Sevilla es uno de esos asuntos que generan periódicamente noticias aunque realmente no haya novedades porque el final de la polémica que genera no se ve cercano. La tumba del general franquista sigue donde siempre desde 1951 pese a que las normativas, interpretadas por unos y por otros, rodean la idoneidad o no de esa circunstancia. Con la nueva Ley de Memoria Democrática aprobada por el Senado este pasado miércoles, que se publicará en el Boletín Oficial del Estado en los próximos días, se abre una nueva puerta para la exhumación de Queipo, general golpista y “criminal de guerra” responsable de la “matanza” de miles de andaluces, según historiadores y expertos en la materia.

¿Por qué Franco sí y Queipo no?: diferencias y similitudes entre las tumbas del Valle de los Caídos y la basílica de La Macarena

¿Por qué Franco sí y Queipo no?: diferencias y similitudes entre las tumbas del Valle de los Caídos y la basílica de La Macarena

Más aún después del compromiso adquirido por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que aseguraba este jueves que la nueva ley “establece que no puede haber ningún lugar preminente para personas que hayan protagonizado la dictadura o el golpe de Estado”. Una vez que la ley entre en vigor, continuó Bolaños, “se iniciarán las actuaciones” para el cumplimiento de la misma porque, según explicó, la situación actual “es una manera de homenajear a los protagonistas de la dictadura”. A partir de la vigencia de la ley “se tomarán decisiones para que se cumpla lo que la ley ordena”, insistió textualmente en la Cadena Ser al ser preguntado por Queipo de Llano.

La Junta, tras el anuncio esplícito, asegura lo siguiente: “Nosotros vamos a cumplir, como hacemos siempre, las leyes y esta no es excepción”, comentan brevemente al respecto fuentes de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte. Las últimas declaraciones de la entonces consejera responsable de las competencias de memoria histórica en Andalucía, Patricia del Pozo, levantaron ampollas en el movimiento memorialista. Preguntada por este periódico por la tumba de Queipo dijo que “no es bueno buscar el conflicto desenterrando esos horrores”.

El ministro no hacía más que confirmar lo que ya dijo hace un año el todavía secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez: “Una vez que aprobemos la Ley de Memoria Democrática, están puestas todas las condiciones para que este tipo de anomalías en la vida democrática no vuelvan a producirse ni que estén en esos lugares públicos”.

Cumplir “escrupulosamente” la ley

¿Cómo se ha tomado esa nueva declaración de intenciones del Gobierno de España, esta vez con una nueva ley en la mano, entre el resto de 'afectados'? Pues la primera en valorarlo ha sido, precisamente, la propia Hermandad de la Macarena que, en una breve comunicación dirigida a la prensa “reitera su voluntad de cumplir escrupulosamente -tal y como ha venido haciendo- la legislación vigente”. “En virtud de esta disposición y respeto a las leyes de un Estado democrático, actuará en cada momento, según indique la legislación que le afecte”, han trasladado fuentes de la hermandad.

Hace apenas tres meses, antes de la inminente entrada en vigor de una nueva Ley de Memoria, la hermandad se escudaba, como ha hecho en los últimos años, en la voluntad de la familia. “La familia sigue sin ningún movimiento” respecto al traslado de los restos del general al columbario, que fue bendecido en noviembre de 2020 y donde ya reposan inhumados los restos de un centenar de hermanos y devotos, dijeron a este periódico el pasado julio durante un homenaje a las víctimas del franquismo frente a la Macarena con motivo del 86 aniversario del golpe militar contra el gobierno de la República.

También se he referido al asunto el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz. “Yo hago mías las palabras que ha manifestado en tantas ocasiones el hermano mayor de la Macarena diciendo que, cuando esté la ley aprobada, se cumplirá y por lo tanto será el momento de sacar los restos de allí. No cabe otra: habrá que cumplir la ley”. “Creo que el sentir generalizado en la sociedad sevillana es que tarde o temprano los restos de Queipo de Llano salgan de la Macarena”, apostillaba en esta entrevista con este periódico a primeros de año.

La ley tendría que haber “salido por unanimidad”

La Coordinadora Andaluza por la Memoria Histórica y Democrática, por su parte, exige al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, “que aplique la ley inmediatamente a que se publique en BOE y que no haga lo mismo que con la andaluza”, apuntan fuentes de la coordinadora. “Ya están las leyes, están los recursos, y también la voluntad política de un gobierno para sacarlo. La ley es muy clara. Si al dictador Franco lo sacó el Estado de Derecho, los tres poderes y una férrea voluntad política, aquí pasa lo mismo. Hoy es el primer día para que Queipo de Llano deje de ocupar un lugar preeminente en la Macarena y trabajaremos desde el movimiento memorialista para que no se pierda ni un minuto más”.

Según recuerda Esteban Garrido, presidente de la coordinadora, en la reunión que el movimiento memorialista mantuvo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el propio Fernando Martínez, el Gobierno se comprometió a sacar adelante la nueva ley y a que en ella se contemplara quitar a ese tipo de personas de lugares preminentes “donde nunca debieron estar en democracia”. “Pese a todos los ataques furibundos de la derecha, el Gobierno no ha cejado en su empeño y ha conseguido con una negociación durísima sacar la ley”, añade Garrido, quien recuerda que Fernando Martínez ha repetido “en cada acto público en que ha tenido ocasión la voluntad del Gobierno de terminar con esas situaciones”. “La ley lleva un artículo para que personajes como Queipo de Llano salgan de lugares preminentes”, dijo el otro día en Sevilla en la presentación del documental Rotspanier. “Si tuviéramos una derecha como la europea, esta ley habría salido por unanimidad”, concluye.

Por su parte, el portavoz de la Asamblea Memorialista Andaluza, Luis Naranjo, que fue director general de Memoria Democrática, con IU en la Junta con el PSOE (2012-2015), ante el anuncio explícito de Bolaños se muestran “razonablemente escépticos” pero “al mismo tiempo mantenemos cierta confianza en que esta vez sí” porque la nueva Ley de Memoria “es mucho más clara y contundente que la de Zapatero”. “Aunque hemos tropezado muchas veces con la misma piedra, vamos a conceder el Gobierno el beneficio de la duda”, comenta. “De todos modos, no tanto como portavoz de la asamblea sino como exdirector general de Memoria Democrática, tengo mis reticencias en el sentido de que haya una colisión con las competencias específicas de la Junta de Andalucía. Sin una colaboración leal de la Junta, va a ser complicado y se puede llegar a una especie de batalla político-jurídica que puede llevarnos lejos en el tiempo”, advierte. “Confiemos en que esta vez sí, porque la nueva Ley de Memoria es una herramienta poderosa que antes no teníamos, pero no olvidemos que la Junta está radicalmente en contra de ese tipo de exhumaciones porque va contra su visión de la memoria equidistante y revisionista, y hace falta mucha voluntad política. Esperemos que esta vez la tenga el Gobierno de España”.

Antecedentes legales

Ahora, el artículo 38.3 del Proyecto de Ley que ha terminado su tramitación es claro: “Los restos mortales de dirigentes del golpe militar de 1936 no podrán ser ni permanecer inhumados en un lugar preeminente de acceso público, distinto a un cementerio, que pueda favorecer la realización de actos públicos de exaltación, enaltecimiento o conmemoración de las violaciones de derechos humanos cometidas durante la Guerra o la Dictadura. Corresponderá a las administraciones públicas garantizar lo dispuesto en este apartado”. Es el caso de la basílica de La Macarena, en Sevilla, donde yace el general golpista junto a su esposa, Genoveva Martí, como ya informó este medio, aunque no todos las tenían consigo cuando el texto ya cobraba esa forma, hace más de un año.

Primero fue Francisco Franco, en octubre de 2019, y ahora también parece que le tocará el turno a Queipo de Llano y a José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española enterrado a los pies del altar mayor de la basílica del Valle de los Caídos, la mayor fosa común de España, que cuenta con un artículo específico. Al igual que los restos de Franco y los de Queipo tenían una serie de diferencias por las cuales se procedió a la exhumación de los restos del dictador y los del general golpista aún esperan en el mismo lugar, la nueva ley parece clara, como se ha dicho, aunque para algunos ya lo era la ley andaluza de 2017 respecto a este tipo de situaciones (“cuando los elementos contrarios a la memoria democrática estén colocados en edificios de carácter privado con proyección a un espacio o uso público, las personas propietarias de los mismos deberán retirarlos o eliminarlos” -artículo 32.4), si bien dejaba la decisión en manos de los “propietarios”. Ahora son las administraciones públicas a quienes corresponde “garantizar lo dispuesto” en similar sentido. Un informe jurídico de la Junta cuestionó en su día la posible exhumación de los restos de Queipo, un asunto que lleva años en la agenda pero no termina de concretarse y al que se ha aferrado la Junta durante la anterior legislatura para no mover ficha del tema.

La salida de Queipo de la basílica a ojos del público sigue siendo, desde hace ya tiempo, una cuestión de “voluntad política”, como ya indicaron expertos consultados por este periódico. Hay que recordar que Queipo protagonizó arengas tan encendidas e incendiarias como estas: “Se les perseguirá como a fieras, hasta hacerlos desaparecer a todos”, decía el general golpista desde la radio. “Nuestros valientes legionarios y regulares han demostrado a los rojos cobardes lo que significa ser hombres de verdad. Y de paso también a sus mujeres”, exaltaba ante los micrófonos de Unión Radio Sevilla (emisora de la Cadena SER). “Esto está totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres y no milicianos maricones. No se van a librar por mucho que berreen y pataleen”.

Para Paqui Maqueda, presidenta de la Asociación Nuestra Memoria, con la aprobación de la Ley de Memoria en el Senado ya no hay excusas: “Si esta ley saca los restos de Queipo de Llano de la basílica, para el movimiento memorialista será un gran triunfo”, ha dicho en Radio Sevilla.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats