La Junta, sobre la tumba del franquista Queipo: “No es bueno buscar el conflicto desenterrando esos horrores”

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, en una entrevista a Europa Press

Javier Ramajo


36

El primer pronunciamiento oficial por escrito del Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía respecto a la tumba del general franquista Gonzalo Queipo de Llano en Sevilla también tiene su valoración verbal. La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, competente en materia de memoria histórica, ofrece mayor detalle que en la respuesta a la pregunta parlamentaria publicada en este periódico y ha explicado que aún está por nombrar los componentes del comité técnico que debe elaborar la relación de los elementos que deben ser retirados o eliminados, según el desarrollo de la ley andaluza aprobada en 2017. En cualquier caso, Del Pozo considera que “las prioridades de los andaluces están en el futuro, no en el pasado”, y opina que “creo que no es bueno buscar el enfrentamiento o el conflicto desenterrando esos horrores”.

¿Quién era Queipo de Llano?

¿Quién era Queipo de Llano?

En declaraciones a elDiario.es Andalucía, la consejera recuerda que la Hermandad de la Macarena “ya procedió a la retirada de toda la simbología que envolvía esa tumba y que se suponía que podría ser contraria a la memoria”. Señala que “el Gobierno anterior encargó un informe a los servicios jurídicos, que ya ponía en cuestión que hubiese algún tipo de símbolo -como informó en su momento este periódico- puesto que ya habían sido retirados”.

En ese sentido, la ley andaluza de memoria “estableció la creación de un comité, con diferentes miembros de la administración y expertos, para abordar ese tipo de cuestiones”. “Cuando yo llegué, ese comité no estaba y publicamos la Orden”, en julio de 2020. Como detalla la consejera, “tiene que haber tres expertos con conocimientos en la materia”, que son propuestos por la propia Consejería. Soy consciente de que falta el nombramiento de esas tres personas, pero me gustaría que fuesen personas de muchísimo consenso, que fueran referente por su formación, trayectoria reconocida, de concordia, y conocimiento de la Historia, y que no generaran ningún tipo de rechazo sino todo lo contrario. Lo tenemos sobre la mesa y lo tenemos que resolver“.

“No habrá ningún problema en someterlo al comité de expertos”

“Cuando los nombremos, no pretendo generar ningún conflicto sino que sean personas aceptados por todos. Si surge alguna duda con cuestiones por ejemplo con Queipo de Llano, que en ese informe jurídico está muy cuestionado el hecho de que haya que retirar nada más, pues no habrá ningún problema en someterlo al comité de expertos, ese o cualquier otro tema que surja. Desde que se publicó la Orden no hemos tenido ningún gran conflicto de simbología. Hemos tenido muchos problemas en Andalucía”, dice la consejera, que no apuesta por centrarse “ahora mismo en esos temas cuando la demanda de los andaluces van por otros derroteros”.

Del Pozo comenta que “desde que se creó el comité ha llovido mucho, y mi principal preocupación ha sido sacar adelante las ayudas y volcarme con los colectivos en las exhumaciones y en las identificaciones genéticas para poder devolver los cuerpos a las familias”. Preguntada por si entiende a las personas que quieran sacar los restos de Queipo de un lugar público, dice que respeta “profundamente los sentimientos de las personas y todo tipo de posiciones ideológicas, pero también en la vida tenemos que aprender a mirar hacia adelante con concordia y esperanza, buscando el punto de encuentro, sin remover esas heridas tan profundas del pasado que todos hemos sufrido”.

“Esto ha sido un pacto y una lección de fraternidad que nos dieron hace unos años nuestros mayores y tenemos la obligación de mirar hacia el futuro y seguir esa senda de concordia. Creo que no es bueno buscar el enfrentamiento o el conflicto desenterrando esos horrores y creo que tenemos que mirar adelante. Hay mucha gente que está sufriendo por no saber dónde están sus seres queridos y yo estoy volcada en eso, que creo que es infinitamente más importante. Es la gran deuda que tenemos con la memoria histórica y el punto de encuentro de todos. Esa es la mejor manera de desarrollar la ley de memoria histórica y es en lo que estoy profundamente volcada. No me sirve de nada retirar símbolos y desarrollar todos los aspectos de la ley si lo verdaderamente importante, que es dar sepultura digna a esas personas que todavía no se sabe dónde están, no está resuelto. Vamos a ir paso a paso. Las prioridades de los andaluces están ahora mismo sobre todo en el futuro, no en el pasado”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats