El festival de cine más pequeño del mundo se celebra en Huesca y sopla las velas de su décimo cumpleaños

Muestra de cine de Ascaso

"La muestra de cine más pequeña del mundo", como se autodenomina, se celebra en la localidad oscense de Ascaso. Una aldea con solo siete habitantes censados y una actividad que repercute económicamente en la comarca de Sobrarbe por valor de unos 100.000 euros. Este año celebra asimismo su décimo cumpleaños del 31 de agosto al 4 de septiembre y se consolida como una receta para dar altavoz a la España vaciada también en beneficio propio. El año pasado se inauguró la pista que facilita el acceso y la Diputación de Huesca (DPH) ya tiene aprobado un presupuesto para la creación de una central fotovoltaica.

Esta última era una demanda de años atrás y a finales de 2021 por fin podrá haber luz eléctrica en las casas de la aldea. Uno de los codirectores del festival, Miguel Cordero, asegura que se ha conseguido gracias a la creación de este pequeño festival de cine que da nombre a esta aldea de tan solo siete habitantes. La DPH colabora económicamente porque cree "en el medio rural pequeño". "Nuestro objetivo es vertebrar el territorio, un territorio unido porque juntos somos más fuertes", señala la diputada provincial Maribel de Pablo, que recalca que "la muestra de cine une a los vecinos del territorio en torno al cine y la cultura y esto es solo el principio porque le queda mucho más de mostrarnos el mundo a través de la gran pantalla".

La muestra de cine también es un intento de repoblación y de dar sentido a las pequeñas localidades del alto Aragón, "abandonadas en muchas ocasiones por la administración pública", como destaca Miguel Cordero, para quien "las pequeñas poblaciones, a través de la pandemia, nos descubrimos como unos sitios fantásticos en comparación con las grandes ciudades". El director del Festival de Cine de San Sebastián, José Luis Rebordinos, será quien inauguré el certamen de este año.

Se van a proyectar nueve películas: cinco largometrajes y cuatro cortos. El martes 31 de agosto se inaugurará la exposición '10 años que cambiaron Ascaso', a partir de una decena de autores que enseñan cómo el festival transformó esta pequeña aldea. Después de un espectáculo de luz y sonido, el primer largometraje que se proyectará es 'A media voz', de Patricia Pérez Fernández y Heidi Hassan. 

'Las puertas del paraíso', un corto de Lorenzo Pascasio, y el largo 'Petit Fille', de Sébastien Lifshitz, abrirán la segunda jornada. El resto del programa está compuesto por 'Dersu Uzala', de Akira Kurosawa; 'Armugán. El último acabador' y, como cierre y después de un concierto de La Ronda de Boltaña y la entrega del Premio Ascaso 2021, la estadounidense 'First cow', una historia del oeste producida por Kelly Reichardt.

El público podrá asistir a tres cortos seleccionados por el Festival de Contis, hermanado con Ascaso: se trata de 'Blaké', producido por Vincent Fontano, que se verá el 2 de septiembre; 'Pizza Boy', de Gianluca Zonta, al día siguiente; y Holy Family, de Margarida Lucas, el último día del certamen. Este hermanamiento servirá de impulso para un proyecto titulado 'La ruta pirenaica del cine', que consiste en un festival transfronterizo. El Premio Ascaso será otorgado a la Comisión Permanente de Espiello, el Festival Internacional de Documental Etnográfico del Sobrarbe por su colaboración en todos estos años.

La Asociación de Vecinos y Amigos "Los Relojes", organizadora del festival, ha escogido para su cartel una creación a partir de pequeños objetos muy visuales y relacionados con el décimo aniversario. Una tarta de cumpleaños, rodeada de cinta de película y que incluye, como dulce, un paisaje pirenaico. Y coronándola, las velas del décimo aniversario. Su autora, Patrícia Barrachina (Valencia, 1979), estudió Bellas Artes y Arte Dramático, y ha logrado crearse un importante espacio y reconocimiento en el mundo del diseño gráfico y el visual art. Optó por Patossa como nombre artístico porque ella dice que "casi nunca ocurre algo en su vida sin accidentes o errores".

Realiza animaciones en stop motion e ilustra para prensa, publicidad, editorial y otros medios, a través del juego y la simbología con objetos y materiales diversos , además de trabajos de diseño gráfico. También interviene en performances de creación visual en directo para eventos o espectáculos escénicos. Ha participado en diferentes exposiciones colectivas y ha realizado giras escénicas por todo el país.

En la década de los 90 se reabrió, por fin, el acceso a Ascaso por medio de una pista forestal sin asfaltar. Constituyeron una asociación de vecinos y amigos del lugar al inicio de 2000 para tratar con las administraciones y, sobre todo, para buscar fórmulas de hacer más llevadera la vida social en la aldea. Su idea estrella, desde hace ya una década, fue montar un festival de cine al aire libre que dio la campanada en Aragón bajo el sobrenombre de "la muestra de cine más pequeña del mundo".

Etiquetas

Descubre nuestras apps