eldiario.es

9

ARAGÓN

Andorra: un difícil futuro

"No olvidemos que el objetivo de las empresas no es crear puestos de trabajo ni desarrollar económicamente determinadas comarcas, su fin es obtener beneficios, y para eso, como beneficio colateral, se crean puestos de trabajo"

Andorra y los pueblos mineros tienen un futuro difícil: al proceso general de despoblación del medio rural se suma el cierre de la térmica y el fin de la extracción de carbón como fuente de energía.

Hace años, décadas, que sabemos que esto iba a pasar, pero parece que no nos lo hemos terminado de creer. El caso es que no hemos sido capaces de buscar alternativas económicas, con los más de 1.000 millones de los planes Fite y Miner, y nos hemos limitado a pedir tiempo y, en algún caso, a embellecer nuestro pueblo con fines electoralistas.

No hemos sido capaces porque no es fácil, Endesa eligió Andorra por su cercanía a las minas de carbón. ¿Qué ventajas ofrecen las cuencas mineras para que se instalen nuevas empresas? No olvidemos que el objetivo de las empresas no es crear puestos de trabajo ni desarrollar económicamente determinadas comarcas, su fin es obtener beneficios, y para eso, como beneficio colateral, se crean puestos de trabajo. Fue muy clarificador Manuel Pizarro, turolense y con cierta preocupación por el futuro de su tierra, cuando, en pleno proceso de venta de la eléctrica, dejo claro que él estaba de presidente de la compañía para defender los intereses de los accionistas. No los de los clientes, ni los de los trabajadores, ni los de las comarcas mineras.

Por eso, aunque comprensible porque ya tenemos la espada de Damocles sobre la cabeza, no es justo pedirle a la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, que solucione en unos meses lo que no hemos sido capaces de solucionar en años. Tampoco es justo considerarla, como hace el presidente Lambán, “inhabilitada para hablar de desarrollo económico y medioambiental del mundo rural” por cumplir con su obligación, por marcar pautas para la transición energética. Como si los cambios respondiesen a un capricho suyo.

Teresa Ribera no se ha inventado el cambio climático, la comunidad científica hace tiempo que viene advirtiendo del punto de difícil retorno si no somos capaces de frenar el calentamiento del planeta. En coherencia con esta cuestión, la Unión Europea ha aceptado el compromiso de reducir, para 2050, entre el 80 % y el 95 % de los gases de efecto invernadero, como el CO2, emitidos en 1990. ¿Cómo lo hacemos si seguimos quemando carbón y utilizando coches que emiten dióxido de carbono? ¿Seguimos diciendo que todavía hay tiempo, practicando la política del avestruz?

Tampoco la herencia recibida por Ribera es como para tirar cohetes, en 2017 se creó la Comisión de expertos sobre escenarios de transición energética cuyo informe se entregó al Gobierno en abril de 2018. Dicho informe contó con el voto particular del representante de CCOO, entre otras cosas por las insuficiencias del apartado sobre la Transición Justa y la falta de financiación para llevarla a cabo. Una vez más, en temas medioambientales, hacemos las cosas a medias, como si no terminásemos de creérnoslo

Solemos ser conservadores, reticentes a los cambios, nos da miedo lo nuevo y consideramos injusto que nuestra situación o expectativas empeoren (quizás habría que cambiar Transición Justa por Transición Equilibrada, la que intenta distribuir equitativamente los costes y compensar, al menos en parte, por las pérdidas que se pueda tener) pero el cambio ya está aquí y lo que es seguro es que el mejor escenario posible solo lo conseguiremos desde la perspectiva de la colaboración, de la suma de iniciativas.  No es momento de reproches y menos de abucheos y gritos de “fuera”, después de invitarla, a la única ministra que ha tenido el coraje y la decencia política de ir allí donde está el problema. No con soluciones mágicas, pero sí con la voluntad de contribuir a resolverlo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha