La portada de mañana
Acceder
El debate sobre el tope a las hipotecas
La candidata del PP en València privatizó por 5,7 millones una universidad
OPINIÓN | El fascismo sociológico ya está aquí. Por Rosa María Artal

La 'olvidada' carrasca de Lecina: cuando el árbol no deja ver el bosque de la despoblación

Carrasca milenaria de Lecina

Miguel Barluenga


4

La milenaria carrasca de Lecina, una pequeña localidad de la provincia de Huesca con 14 vecinos censados, fue declarada Árbol del Año de Europa en 2021. Aquel 17 de marzo, y junto a los vecinos de la zona conocida como Biello Sobrarbe, no faltaron los representantes de las instituciones y las fotos de rigor. En los picos más altos de popularidad acudieron a visitarlo más de mil personas por día. Un año y medio después han llegado los lamentos y las críticas a la inacción política para sacar partido a este atractivo turístico en un enclave amenazado por la despoblación.

Para denunciar esta situación, y no alrededor de un hecho celebrable como habría sido lo común, se puso en marcha la Asociación de Amigos de la Carrasca de Lecina y Municipio. Lecina pertenece a Bárcabo, una población algo mayor con 105 vecinos, y no muy lejos se encuentran parajes muy frecuentados por el turismo como Alquézar, Aínsa o la Sierra de Guara. La ausencia de emprendedores alrededor del árbol, que además se ha comenzado a deteriorar a causa de la masificación de curiosos, se suma a la más que elevada posibilidad de que los presupuestos europeos pasen de largo por esta carrasca, la segunda más grande de España con seis metros y 10 centímetros de perímetro y una altura total de 16,5 metros.

La Asociación se creó en febrero de este año a raíz de la preocupación de muchos vecinos que, tras el considerable incremento de visitantes, veían cómo esta oportunidad histórica no se traducía en una mejora de servicios para vecinos y visitantes. Se fija como objetivo contribuir a analizar y proponer iniciativas relacionadas con las actuaciones  en el municipio asociadas a la gestión de las administraciones públicas, ayuntamiento y comarca fundamentalmente, para mejorar las condiciones de vida y trabajo en los pueblos.

También quiere contribuir a realizar, proponer e impulsar iniciativas tendentes a mejorar la atención turística para poder revertir esta energía de visitantes en mejoras de servicios. “El asentamiento e incremento de población es un objetivo que debe estar muy presente en nuestro municipio y esta asociación puede proponer y apoyar  de forma muy especial las iniciativas que lo faciliten”, señalan.

Acudiendo al símil de la película ‘Bienvenido, Míster Marshall’, de Luis García Berlanga, lamentan que no se hayan producido “avances significativos” casi dos años después de la elección del Árbol del Año en Europa. Ponen la lupa en los presupuestos del Mecanismo de Recuperación y de la Resilencia (MRR) que puso en marcha el Consejo Europeo en 2020 por un importe total de 750.000 millones de euros. Uno de sus objetivos era la lucha contra la despoblación, con un 11% más que el año anterior y el acento en el impulso económico y el reequilibrio territorial.

Sin capacidad de regeneración demográfica

En esta zona, con 0,6 habitantes por kilómetro cuadrado “y sin capacidad de regeneración demográfica, pero a su vez con claras opciones de desarrollo y que reúne buena parte de las condiciones para lo que son diseñados los fondos europeos”, se corre el riesgo de que estos presupuestos pasen de largo. 

En aquellos días de marzo de 2021, Lecina recibió la visita del consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, y del director de Medio Natural y Gestión Forestal, Diego Bayona. “Ambos trajeron esperanza y compromisos pero a día de hoy nada significativo ha llegado casi tres años después”, apunta la Asociación. La alcaldesa de Bárcabo, Carmen Lalueza, anunció recientemente una partida de 200.000 euros del director general de Medio natural para arrancar un centro de visitantes, “pero en los presupuesto de la Comunidad de momento nada se vislumbra”.

El municipio de Bárcabo está en “riesgo real de desaparición demográfica”, pero “vemos pasar oportunidades que la debilidad social hace imposibles el aprovecharlas”. Por ello se piden apoyos “puntuales y urgentes”, con la esperanza de que se pueda revertir la situación social y que este territorio, con sus posibilidades, “vuelva a tener fuerza propia y pueda ser el eje vertebrador y potenciador que una Alquézar y Aínsa”. De lo contrario, “el futuro será un desierto demográfico que las separará. Este territorio quiere y puede vivir, pero en este momento necesita ayuda. Y la comarca de Sobrarbe lo necesita”.

La Asociación ha reclamado a Diego Bayona, que esa partida venga “con nombre asignado como vienen otras, pues esa es la garantía de su destino final. Porque de lo contrario, como ya ha ocurrido en otras ocasiones con esta dirección general, el compromiso se queda en palabras”. La petición de los vecinos se ha trasladado al Gobierno de Aragón y a la Diputación Provincial de Huesca con el fin de que se elabore un plan estratégico para Lecina que implique al Parque Cultural del Río Vero o el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats