El próximo curso comenzará de forma presencial para todos los niveles educativos en Aragón

Exterior de un colegio público de Zaragoza

Todos los alumnos de los centros educativos aragoneses acudirán de manera presencial a las aulas en el curso 2021-2022 y se recuperarán espacios como las bibliotecas  y materiales de uso común. Lo ha anunciado este jueves en rueda de prensa el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci.

Éstas y otras medidas se recogerán en una orden del Departamento del ramo para regular el próximo curso académico y que derogará la normativa del 30 de agosto de 2020, que establecía tres escenarios de actuación en función de la evolución de la pandemia del coronavirus en los centros escolares.

La buena evolución de los datos epidemiológicos y el avance en la vacunación contra la COVID-19 tanto en Aragón, como en España permite ahora plantear una marco de desarrollo de la actividad lectiva "con la mayor normalidad posible", aunque "sin bajar la guardia" porque "la pandemia todavía convive con nosotros", ha puntualizado el consejero.

Faci ha recordado que hace diez meses, cuando presentó el escenario en el que se iba a desarrollar el curso 2020-2021, ya mostró su confianza en los centros educativos como "lugares seguros" y dijo que se iba a hacer todo lo posible para desarrollar la actividad "con la máxima normalidad".

Ha añadido que se tomaron decisiones "prudentes" y se dispusieron tres escenarios: el primero, "de relativa normalidad"; el segundo, con medidas restrictivas, y uno tercero "que, afortunadamente, no ha tenido que ponerse en marcha" y suponía el cierre de los colegios.

Balance

El titular de Educación ha hecho un repaso de las medidas de flexibilización que, en función de las circunstancias sanitarias, se han ido implementando, como la recuperación de la presencialidad en Segundo de Bachillerato el 1 de octubre de 2020, o de los cursos de Tercero y Cuarto de ESO y Primero de Bachillerato en enero de 2021.

En esta línea, Faci ha dicho que la prueba de que los centros educativos han sido seguros es que no ha habido que echar marcha atrás en la flexibilización de las restricciones, "aún en escenarios sanitarios complicados".

En este punto, ha subrayado el esfuerzo, determinación y compromiso de toda la comunidad educativa aragonesa. No obstante, ha reconocido que la COVID-19 ha traído consigo dificultades en el desarrollo de la actividad lectiva y ha hecho balance de las siguientes afecciones: 1.853 profesores y 14.500 alumnos en cuarentena, 905 docentes de baja por la COVID-19 y 1.146 aulas cerradas por el virus durante el curso.

Faci ha indicado que la tasa de positividad ha sido pequeña, con una media inferior al cuatro por ciento, un dato más que avala que los colegios no han sido lugares de contagios, "sino de detección".

Curso 2021-2022

El consejero ha sostenido, en cuanto a las disposiciones que se incluirán en la nueva orden sobre el marco organizativo del curso 2021-2022, que desea que al inicio de las clases en septiembre "esté controlada la situación sanitaria", valorando de manera positiva que se haya aprobado la vacunación contra la COVID-19 a partir de 12 años de edad.

Ha resaltado que, además de la presencialidad en todas las etapas de la enseñanza, deberán recuperarse las relaciones entre la comunidad educativa, como las tutorías, aunque se mantengan las reuniones online como método "eficaz" de contacto periódico con las familias y el entorno educativo.

En cuanto a las actividades extraescolares, a diferencia del actual curso, se organizarán desde el principio, a partir del mes de octubre. Lo mismo sucederá con las aulas de madrugadores, para favorecer la conciliación familiar.

Asimismo, volverá a celebrarse actividad física lectiva, ya que como ha esgrimido Faci es uno de las prácticas que se han visto más afectadas por la pandemia. "Hemos sido muy restrictivos con el uso de elementos, espacios, la obligación de las mascarillas para los juegos escolares" y tras retomarlos en abril y desarrollarse "sin incidencias, ahora tendrán que estar garantizados desde el primer día".

Mascarilla y grupos burbuja

El uso obligatorio de las mascarillas se mantendrá en el interior de las instalaciones a partir de los seis años y en el exterior, salvo en la práctica deportiva, en juegos escolares y en clases de educación física. Esta última medida puede que cambie en función de la decisión que tome el Gobierno central, porque se está valorando quitar la obligatoriedad de las mascarillas al aire libre.

También se continuará con los llamados "grupos burbuja" porque "han funcionado muy bien", ha expresado el consejero de Educación, añadiendo que, en particular, en Educación Infantil --donde no era obligatorio el uso de mascarilla-- han sido "fundamentales" para el seguimiento y rastreo de los casos.

Sin embargo, estos grupos estables de convivencia se van a flexibilizar, pudiendo ampliarse a todos los integrantes del aula, de ciclo o conforme consideren los centros para su organización. En el caso de los comedores, se conservan, pero serán diferentes a los de las aulas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps