eldiario.es

9

BallenaBlanca BallenaBlanca

Una campaña de intoxicación masiva en Twitter intentó desvincular los incendios de Australia del cambio climático

Investigadores de la Universidad de Queensland ha analizado la manipulación de datos de la Policía y los bomberos a través de cuentas creadas por trols y bots

Australia se refuerza ante los incendios mientras los daños se disparan

Australia se refuerza ante los incendios mientras los daños se disparan EFE

Una campaña de desinformación en Twitter ha intentado sembrar dudas sobre el origen de los devastadores fuegos que ha sufrido Australia desde septiembre, según un análisis en que ha realizado un grupo de investigadores de la Universidad de Queensland.

El estudio ha descubierto numerosas cuentas de troles (personas que, por dinero o diversión, difunden ciertas opiniones infundadas) y bots (programas informáticos que asemejan el comportamiento humano para diseminar un mensaje a gran escala) en la red social desde finales de noviembre promoviendo el hashtag #ArsonEmergency (EmergenciaIncendiosProvocados), alentando teorías conspiratorias que han tenido que ser desmentidas por la policía y los bomberos.

Los rumores que promueven estas cuentas intentan cuestionar la relación que un gran número de expertos han establecido entre los fuegos y el cambio climático. Aunque los incendios son comunes en Australia en la época de verano, este año la intensidad de la sequía y las temperaturas han alcanzado máximos extremos, lo que ha despertado la preocupación medioambiental de los ciudadanos que han pedido a su Gobierno que deje de mostrarse escéptico ante el calentamiento global.

En este contexto, el hashtag de #ArsonEmergency empezó a difundir la idea de que los fuegos son, en realidad, producto de un ataque intencionado.

Falseando los datos de la policía y los bomberos, durante varias semanas numerosas cuentas sugirieron que había 183 personas detenidas por su implicación en los fuegos, una cifra que, según la policía de los estados afectados y los bomberos, no es cierta pero que se extendió a partir de un artículo que apareció en uno de los periódicos de Rupert Murdoch, el magnate mediático que posee el 60% de los principales diarios en Australia, y replicaron varias personalidades como Donald Trump Jr, en sus cuentas de Twitter.

"La desinformación que intentan difundir es que el cambio climático es mentira y que un ataque intencionado es la causa principal de los fuegos", explica Tobias Keller del equipo de investigación. "Intentan convencer al mundo de que no hay una emergencia climática sino una emergencia de ataques intencionados".

La alarma saltó mientras los investigadores analizaban con el algoritmo para detectar bots  tweetbotornot tres de los principales hashtags que habían surgido en torno a los incendios: #BushfireAustralia, #AustraliaFire y #ArsonEmergency. En el caso de este último, descubrieron que había un número mucho mayor de cuentas de troles y bots proporcionalmente lo que indicaba que podía haber detrás una maniobra de desinformación.

Según los investigadores, que analizaron 1340 tweets que emitieron 315 cuentas con el hashtag #ArsonEmergency, el comportamiento de los usuarios era similar al que se detectó durante la operación de manipulación de las elecciones de Estados Unidos en 2016 aunque, como ellos mismos apuntan, no pueden comprobar si se trata de un ataque orquestado ni quiénes lo han realizado. "Como científicos, no podremos detectar a los responsables. Necesitaríamos direcciones de IP y otros datos a los que no tenemos acceso", explica Tobias Seller.

Un estudio reciente en la revista Nature señalaba que uno de los mayores éxitos de este tipo de campañas es que la audiencia, más que los trols y los bots, son los que finalmente se convierten en los mejores colaboradores involuntarios, al amplificar y mejorar los mensajes lo que complica la búsqueda de los culpables.

Además, en la mayoría de los casos, las falsedades siempre se fundamentan en algún dato real.  En este caso, los 183 arrestos que se difundieron en las redes sociales eras las cifras de todo el año pasado e incluían 101 casos de descuido como haber tirado un cigarrillo encendido. La Agencia de Servicios de Incendios de Nueva Gales del Sur, una de las zonas más afectadas, explicó en Sky News que las acciones intencionadas solo podía explicar una pequeña parte de los fuegos y que la causa principal seguían siendo los rayos que habían caído en terrenos especialmente secos. Sin embargo, los datos han seguido circulando.

Según la investigadora del estudio en Nature, en las campañas falsas en redes sociales tendemos a creer que el mensaje que se difunde es en realidad el objetivo así como que solo influye en cierto tipo de usuarios sin formación o poco interesado. Sin embargo, los textos son sofisticados y usan técnicas de retórica y pensamiento crítico, y su fin suele ser crear confusión para sustituir las narrativas democráticas por otras de conspiración.

"Alguna gente puede inhibirse si se siente atacada en las redes sociales y otros puede que se crean las mentiras", explica Tobias Seller desde Australia. Pero el objetivo al final es crear dudas sobre algún discurso público. En este caso, que la sequía y las temperaturas han influido en la magnitud de los incendios, y que el cambio climático puede haber fomentado esta situación.


Esta sección en eldiario.es está realizada por Ballena Blanca. Puedes ver más sobre este proyecto periodístico aquí


Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha