eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuatro feminicidios en 48 horas e incontables negacionistas cada día

Leo un titular: cuatro presuntos crímenes machistas en 48 horas. Nunca leo los comentarios a estas noticias para evitar golpes de realidad, pero ésta me parecía completamente innegable, así que los leí. Aquí un resumen.

109 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Hallan una nota del hombre de O Porriño en la que se disculpa por las muertes

Casa de O Porriño en la que una mujer fue asesinada por su marido EFE

Leo un titular: cuatro presuntos crímenes machistas en 48 horas. Nunca leo los comentarios para evitar golpes de realidad, pero hoy la noticia me parecía completamente innegable. No he tenido que bajar mucho para leer que "El problema es ¿Por qué un hombre, que algunos no eran violentos eran gente normal, un día se le funde los plomos y comete una barbaridad?. Esta claro mi rechazo a todo tipo de maltrato y violencia entre personas y animales, pero... cuando se da una noticia así nunca verás ni explican que llevó a ese hombre a cometer esa barbaridad, en qué situación estaba?". 

Éste es un pensamiento residual en nuestra sociedad.  Incluso aquel estudio del PP se basaba en esa idea: las matan, son crímenes machistas, sí, pero ¿por qué? Como si la primera parte de la frase no contestara ya a la pregunta. Como si el machismo per se no fuera violencia aunque no acabe matando. Realmente, lo que buscan es una explicación que les satisfaga, que comprendan. Cuando una noticia habla de que un hombre ha matado a una mujer cuando ésta intentaba dejarle, no hay preguntas. "Ah, que es que iba a quedarse solo", pensarán. "Ah, que la quería tanto que no podía vivir sin ella". Entendido ya. Solucionado. "Pero eso no es machismo, es miedo a la soledad", "eso no es machismo, son celos patológicos", etc. Que las mujeres no maten sistemáticamente a sus parejas no parece dejarles claro que esta violencia es de género. En realidad, para tener esa resistencia a mirar la realidad con perspectiva de género no sólo hay que ser profundamente misógino, además hay que querer serlo. 

En la misma noticia leo este otro comentario: " Las FEMINISTAS son la siguiente ESCORIA a combatir. Discriminar por razón de sexo es cosa de ESCORIA, y las FEMINISTAS son ESCORIA".

Tampoco es una reflexión que nos sea ajena. La hemos escuchado infinidad de veces. Lejos de admitir que la violencia de género es sufrida por mujeres por parte de los hombres, un hecho demostrado y que la Organización Mundial de la Salud ya ha catalogado como de proporciones pandémicas en el mundo, estos tipos ven lógica en darle la vuelta al discurso y decir que es el feminismo en sí el que discrimina por género. 

" Bla, bla, bla. Os puedo poner en un momento al menos cinco o seis noticias similares de mujeres que han cometido crímenes estos días, bien sobre sus hijos; bien sobre sus maridos o novios. ¿Esas no las ponéis? ¡Ah, claro, que por esas no os dan la paguita! En fin".

Obviamente es mentira, les invito a que hagan la prueba en sus propios buscadores. Lo de la paga se ha extendido tan rápidamente como el uso de "feminazi". Ninguno de estos tipos sabe a ciencia cierta qué es eso de la "paguita" (imposible saberlo, porque no hay pagas a feministas, o a medios que se hagan eco de la violencia machista, obviamente), pero eso les da igual. Cero reflexión, cero interés en informarse antes de hablar. Machistas capaces de repetir una frase mil veces sin haber leído o visto jamás nada similar ni en los medios más reaccionarios del mundo ni en su propio entorno.

" Abundan los extranjeros. Ni siquiera es una lacra, mucho menos un problema de Estado".

Otro mito que por muchos datos que saques jamás llegarán a calar. Y si no calan a día de hoy en usuarios de internet que se manejan perfectamente por la red, es porque no quieren que les cale. Las cifras reales están a su disposición igual que lo están para mí, pero que el racismo no te estropee un comentario en una noticia que habla de cuatro asesinatos.

Estos y muchos más casos de activismo machista se pueden encontrar siempre en las noticias donde se publican asesinatos de mujeres, o cualquier forma de violencia de género. No son casos residuales, no son marginados, no son el pasado. Son el presente de este país, donde cuatro hombres han matado a cuatro mujeres en menos de dos días. Están en Internet y están en la calle. Unos dejan comentarios en noticias así, otros acosan en redes a feministas (muchos harán ambas cosas), y en su día a día, este activismo machista también lo sufrirán las mujeres de su entorno.

Lo único de lo que están seguros, la única información concreta que tienen, es que nos tienen enfrente, que no vamos a ceder ni un centímetro y que vamos a por todas.

Escucha el último programa de Radiojaputa

Cada lunes, un nueva entrega del podcast de Barbijaputa, en eldiario.es

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha