La portada de mañana
Acceder
Qué hay detrás de la expansión de enfermedades como la viruela del mono
Tres meses de guerra en Ucrania: escenarios sobre cómo puede terminar
Opinión - 'Primer aviso para Feijóo', por Esther Palomera

Así puedes usar el bicarbonato para mejorar el organismo

Bicarbonato de sodio, un remedio casero para el organismo

El bicarbonato es uno de esos productos que puede ayudarnos más de lo que creemos en nuestro día a día. Este ingrediente, muy común en todas las casas, puede convertirse en un gran aliado y su precio es realmente bajo. Hoy vamos a ver distintos usos que podemos darle para que nuestro organismo tenga un impulso de salud.

La mejor forma de tomar el bicarbonato de sodio es hacerlo mezclado con agua, pero también existen otras opciones como zumo de limón o de alguna otra fruta. Bien es cierto, en este sentido, que hay que tener cuidado con no tomar más de la cuenta, por lo que en su justa medida está la clave.

Además de ver varias formas de tomarlo, vamos a comprobar cuáles son esos grandes beneficios para el organismo que el bicarbonato nos puede ofrecer. Todos estos beneficios dependerán de la cantidad de bicarbonato que podamos tomar y siempre debes tener en cuenta que no todos somos iguales.

Beneficios del bicarbonato para el organismo

Como ya hemos dicho antes, tomar más bicarbonato de la cuenta puede acarrear problemas, pero hacerlo en su justa medida es más que recomendable para ganar una salud de hierro. Hay que tener en cuenta que no hay evidencias científicas lo suficientemente sólidas como para considerar que este elemento quede respaldado, pero sí que es cierto que ayuda a la salud en mayor o menor medida.

Por un lado, el bicarbonato es un gran aliado de la digestión. Facilita de manera considerable todo lo relacionado con la salud digestiva. En este sentido, tomar un poco de bicarbonato con una cucharadita de zumo de limón y agua hace que el estómago reduzca su trabajo y lo hace funcionar mucho mejor.

Por otro lado, hay que considerar las propiedades alcalinizantes que tiene el bicarbonato. Gracias a dichas propiedades, podemos tener a las bacterias del cuerpo bajo control para evitar que proliferen más de lo debido.

Siempre con precaución y mesura

Como ya hemos comentado de forma previa, consumir bicarbonato puede ser muy beneficioso para el cuerpo, pero no se debe abusar de él. Ya hemos destacado que no hay evidencias científicas suficientes que respalden los beneficios, pero es que tampoco existe una medida exacta para usar.

De este modo, cada cuerpo es totalmente distinto y necesitaremos una cantidad distinta dependiendo de nuestro peso, la costumbre y el objetivo que tengamos. Lo mejor es ir tomando de poco en poco hasta dar con la cantidad ideal para nosotros.

Una muy buena forma de tomar el bicarbonato es hacerlo añadido en un vaso de agua. Podemos agregar simplemente una cuchara de café de bicarbonato, mezclar y tomar. Puedes probar a hacer esto por las mañanas para empezar a notar los beneficios de este fantástico elemento.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats