Barakaldo y la Diputación firman un convenio para abrir un paso alternativo a los túneles de Lutxana

Los túneles de Lutxana son desde hace tiempo una de las zonas más peligrosas de Barakaldo. En horario nocturno, cuando la visibilidad en los subterráneos es prácticamente nula, la zona se convierte en un pequeño infierno para quien transite por ella sin compañía. El gran número de agresiones registrado hasta principios de año obligó al Ayuntamiento primero a clausurarlos y después a limitar su uso únicamente al horario diurno. Hoy el consistorio ha firmado un convenio con la Diputación Foral de Bizkaia para cerrarlos definitivamente y abrir un paso de superficie que ponga remedio a la situación.

El Ayuntamiento de Barakaldo cerrará los túneles de Lutxana por las noches a partir del 31 de mayo

A principios de febrero, después de que un intento de robo sufrido por una vecina se sumara a la lista de agresiones, los colectivos de residentes de la zona estallaron en una protesta para reclamar mayor seguridad. Los grupos políticos también se hicieron eco del malestar ciudadano y la Diputación incluyó una partida de 100.000 euros en los presupuestos de este año para instalar cámaras en los túneles. Poco más tarde se anunciaba el establecimiento de un dispositivo policial para poner coto a la inseguridad de la zona.

Sin embargo, dos meses más tarde el intento de violación sufrido por una menor de edad en los mismos subterráneos precipitó su clausura por parte del consistorio, totalmente en un primer momento y después parcialmente durante la noche. El acuerdo firmado hoy entre el Ayuntamiento y la institución foral permitirá ofrecer una solución más próxima a las peticiones de los vecinos y colectivos de mujeres que reclamaban poder evitar los túneles por una ruta alternativa.

En el convenio se establece que la Diputación ceda 100.000 euros, la misma cantidad de dinero que se ahorrará cal no tener que instalar las cámaras que había comprometido, y 80 metros de calzada en un ramal de salida a la N-637 hacia la calle Florida. El consistorio fabril, por su parte, se encargará de la elaboración y ejecución del proyecto, así como de cargar con el resto de los gastos.

La previsión actual es que para completar el itinerario peatonal alternativo a los túneles será necesario instalar un semáforo. El acuerdo firmado hoy será revisado en el plazo de un año y durante ese período se estudiará la seguridad y funcionalidad del nuevo paso.

Etiquetas
Publicado el
2 de julio de 2013 - 18:16 h

Descubre nuestras apps

stats