eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Rafael Doctor: "El primer paso es apartar a los librepensadores, a los feministas, a los antitaurinos, a los antiespecistas, a los activistas"

Rafa, Antón y Paco Doctor

El trabajo del historiador y comisario de arte Rafael Doctor Roncero (Calzada de Calatrava, Ciudad Real, 1966) se denomina 'gestión cultural', pero lo que Rafa Doctor lleva a cabo debería llamarse 'creación cultural'. Rafa Doctor crea cultura. A su alrededor, bulle en constante crecimiento un universo de artistas y prácticas artísticas, de proyectos y propuestas culturales alimentadas, con rigor, por su pasión.

Frente al mercantilista, arrogante, elitista y tantas veces agónico mundillo del arte, el de Rafa Doctor es un mundo vivo de encuentros y sinergias, deslumbrante de planes y programas que se hacen realidad, desbordante de acciones que agitan el debate y las conciencias, subversivo de un orden establecido que escamotea a la sociedad un arte y una cultura que le conciernen.

Desarrolla esa tarea de creación de cultura desde una profesionalidad que le ha llevado a sucesivas direcciones y cargos de responsabilidad en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Casa de América y La Noche en Blanco en Madrid, el MUSAC - Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León o la Fundación Santander 2016. Coleccionista y experto en fotografía, en 2017 logró por concurso público la dirección del CAF - Centro Andaluz de Fotografía, del que ha sido cesado de manera fulminante tras la llegada a Andalucía del gobierno del PP, Ciudadanos y Vox, y el consiguiente nombramiento de Fernando Francés como Secretario General de Innovación Cultural y Museos. Durante los dos años que Rafael Doctor Roncero ha estado al frente del CAF, además de las numerosas exposiciones, se han programado más actividades que en los diez años anteriores de la institución y las visitas del público aumentaron en un 67%.

Seguir leyendo »

Floc, el perro de los Gallimard, tercera y olvidada víctima en la muerte de Albert Camus

Floc, el perro de Janine y de Anne Gallimard

Con motivo del 60 aniversario en 2017 de la concesión del Premio Nobel de Literatura al escritor Albert Camus, llevamos dos o tres años evocando, con numerosos artículos y ensayos, su muerte, producida a los 47 años tras el fatal accidente de automóvil del 4 de enero de 1960, en Sens, cerca de Villeblevin, en la Borgoña francesa, a unos 100 kilómetros al sur de París. A bordo y al volante del vehículo siniestrado iba Michel Gallimard, director de colección La Pléiade; de copiloto iba el todavía reciente Premio Nobel del 57, Camus; y en los asientos traseros viajaban otros dos miembros de la familia Gallimard: Janine, esposa del editor y sobrina de Gaston Gallimard, el dueño de la editorial, y Anne, la hija de ambos, Anushka para Camus. Pero en el auto había otro ocupante, que aquí nos interesa mucho, olvidado por las crónicas literarias y mundanas.

Los cinco ocupantes viajaban en un exclusivo modelo Facel-Vega Excellence, vehículo de lujo de cuatro puertas, de más de cinco metros de largo y con motor de ocho cilindros Chrysler, del cual solo se harían poco más de 150 vehículos, dado su alto precio. Se trataba de una auténtica berlina de la época, que debía impresionar por las carreteras regionales de Francia. Aquel día de enero, en el que regresaban de las vacaciones de Navidad que habían pasado en la Provenza, en la casa que había adquirido Camus, debía viajar con ellos el poeta René Char, que al final decidió regresar en tren. Dicen que su envergadura le salvó, ya que, al ser tal alto, era difícil su acomodo junto al resto de la partida de amigos. También regresaban en tren los dos hijos de Camus y su mujer.

Albert Camus

Albert Camus © The Nobel Prize Foundation. www.nobelprize.org

Seguir leyendo »

Rubén Martínez: "Espero que mi reto deportivo haya servido para concienciar sobre los derechos animales"

Rubén Martínez durante su reto en los Pirineos por los animales.

"Vegetariano, apasionado del deporte, de los animales y de la naturaleza. Ultra runner y triatleta. Una de las cosas que me lleva a realizar este reto es juntar la larga distancia con la naturaleza, buscando un equilibrio entre días y kilómetros".

Así se definía Rubén Martínez en la página web creada para su reto '10 días 10 maratones'. No come animales desde hace un año y sigue entrenando a un nivel exigente que le ha permitido, aún sin ser profesional, enfrentar uno de los objetivos más ambiciosos de su historia como corredor de alta montaña amateur. Con la intención clara de que nos replanteemos nuestra relación con los otros animales y de recaudar fondos para el madrileño Santuario Vegan, ha logrado atraer la atención de los medios de comunicación y de personas no familiarizadas con la causa antiespecista. Tras culminar con éxito su reto, cuenta a El caballo de Nietzsche cómo ha sido atravesar, corriendo, en poco más de una semana, la etapa catalana del GR11 o la Senda Pirenaica.

¿Cuál es tu profesión?

Seguir leyendo »

Pumba, el perro que sobrevivió a un apedreamiento y cuyo agresor pisará la cárcel

Pumba

Era el 27 de diciembre de 2016, dos días después de Navidad. Según su microchip, Pumba tenía 9 meses, y el otro perro con quien vivía 4 años, cuando un hombre los llevó a rastras hasta una nave abandonada en Mérida. El hombre iba acompañado de su hijo, un pequeño de 10 años. Al llegar a la nave, y siempre en presencia del niño, lanzó a los dos perros dentro de un foso de 2 metros de profundidad, asegurándose de que no pudieran escapar, y los apedreó hasta acabar con la vida del mayor de ellos.

Sé que duele, pero imaginen por un momento la situación. Visualicen a los dos animales en estado de pánico, tratando de trepar por las paredes y resbalando por ellas. Imaginen las piedras golpeándoles en la cabeza, los lomos, las patas. Piensen en sus miradas desconcertadas, suplicando que cese el dolor. Imaginen ahora al chaval, acompañando a su padre, su persona de referencia, y siendo testigo de tal acto brutal, de crueldad infinita, contra dos víctimas indefensas.

El cachorro Pumba sobrevivió al ataque. Pudo hacerlo gracias a la intervención de personas que sospecharon de la actitud del agresor y decidieron avisar a la policía. El animal fue rescatado y trasladado al veterinario, que atendió sus heridas físicas, teniendo que ser operado varias veces durante las siguientes semanas por las múltiples lesiones sufridas.

Seguir leyendo »

Anticapitalismo, un posicionamiento indispensable para la liberación animal

Manifestación antiespecista celebrada en Madrid el 4 de noviembre de 2018

Es de dominio popular que la respuesta del capitalismo ante el surgimiento de cualquier movimiento social es siempre la misma: la asimilación. El feminismo es un claro ejemplo de ello, siglos de lucha y reivindicaciones que han ido cambiando según el momento histórico, han sido apropiadas por el sistema capitalista para convertir la demanda de las mujeres en algo inofensivo para el capital. Así encontramos prendas de Inditex con frases como 'Yes, I am Feminist' o 'Girl Power' o 'Females of the Future', o colecciones de ropa como 'Women in Art' basadas en ilustraciones realizadas sólo por artistas mujeres. Estos artículos copan los escaparates de las tiendas y promueven la popularidad del feminismo, mientras son confeccionados y manufacturados en condiciones laborales de explotación, muy cercanas a la esclavitud, mayoritariamente por mujeres, adolescentes y niñas en Bangladesh, Marruecos, India y Camboya .

El veganismo no es la excepción. Basta despolitizarlo, higienizarlo de toda ética animal, convertirlo en una dieta, en un estilo de vida más "saludable" o simplemente en un placebo, para aminorar la irresponsabilidad con que asumimos nuestro impacto ecológico, y así, aprovechar el nicho de mercado que generamos quienes buscamos proveernos de productos que no deriven de la muerte y explotación animal. Por ejemplo, Danone, empresa transnacional líder de la industria de los lácteos, hace alrededor de dos años compró WhiteWave Foods y, con ello, Alpro es ahora de Danone y es comercializada por Central Lechera Asturiana. Lo que significa que el 43% de la cuota de mercado de las leches vegetales está en manos de la industria de la leche de vaca.

La economía de mercado o libre mercado se rige por la oferta y la demanda de determinados productos o servicios. El poder adquisitivo y los hábitos de consumo de quien lo posee es la base de sus reformas y flujos. Dentro de este marco capitalista, es posible generar políticas que apunten a una mayor oferta y demanda de productos libres de explotación animal. De hecho, actualmente lo hacemos cada vez que vamos al supermercado, pero nuestra apuesta política no puede focalizarse en este rol que asumimos como consumidores. Las activistas por la liberación animal podemos ser más ambiciosas, y establecer una estrategia frontal contra el capitalismo.

Seguir leyendo »

5 razones por las que las luchas antiespecista y LGBTQIA+ deben ir juntas

36 Comentarios

“Las dos cosas favoritas de mí son que soy vegana y lesbiana”, dijo, con orgullo, hace tiempo, Jasmine Singer, activista LGBTQIA+ y por los derechos de los animales. A muches nos resonarán estas palabras. Si el orgullo tiene sentido, no parece haber nada de lo que estar más orgulloses que formar parte de una comunidad de gente que ha reaccionado ante la enormidad de sufrimiento que hay en el mundo y que lucha para convertirlo en un lugar mejor. Pero, aunque eso sea cierto del activismo LGBTQIA+ y por los derechos de los animales, ¿no será demasiado rebuscado pretender que hay una conexión más profunda entre ambos? Como veremos, no solo no hay nada de artificioso en tal idea, sino que hay, al menos, 5 razones por las que la lucha antiespecista y la lucha LGBTQIA+ deben ir, necesariamente, juntas.

La opresión es una forma de discriminación que consiste en la consideración injusta de un grupo de individuos frente a otro, establecida por una relación jerárquica de poder. A la discriminación basada en la sexualidad de los individuos se la conoce por 'heterosexismo', que afecta a quienes no se conforman a la heteronormatividad. Por su parte, la heteronormatividad es la creencia y expectativa social según la cual, por defecto, todo el mundo en la sociedad es heterosexual (‘la norma’), por lo que quienes no lo son importan menos, siendo, por ello, marginades, excluides y, a menudo, sujetes a violencia.

De forma similar, los animales no humanos son un grupo oprimido por la mayoría de seres humanos y sus instituciones. También ellos, sistemáticamente marginados, excluidos y sujetos a niveles de violencia inconcebibles para muches. A la discriminación basada en la especie de los individuos se le llama especismo, que se manifiesta en la desconsideración de los demás animales tanto a la hora de explotarlos como de no ayudarlos cuando lo necesitan. Un movimiento de liberación debería pues asumir el heterosexismo y el especismo como instancias de una misma lógica opresiva y discriminatoria, y reconocer que la lucha antiespecista y la lucha LGBTQIA+ tienen un objetivo común: liberar a quienes quieren disfrutar de sus vidas de un sistema injusto que afecta tanto a humanos como a no humanos.

Seguir leyendo »

Cuando las jaulas no son el problema

Una de las gallinas rescatadas de las miles hacinadas en una explotación de "gallinas sin jaulas" en Valencia en junio de 2019

La tarde del domingo 23 de junio de 2019 decenas de activistas saltaron la valla de una granja avícola en Sinarcas, Valencia. Ya en el interior, realizaron un rescate abierto, liberando a 39 de las miles de gallinas que encontraron en la nave. Después, documentaron la situación de los animales allí encerrados para, como explica una de las personas que participó, "desvelar las prácticas de la industria del huevo".

Los rescates abiertos son una práctica relativamente habitual dentro del movimiento antiespecista. A diferencia de las liberaciones realizadas por grupos clandestinos como el Frente de Liberación Animal, estos rescates se caracterizan por realizarse sin ocultar la identidad de los participantes. A los animales rescatados se les procura posteriormente atención veterinaria y una vida libre de explotación. Organizaciones como Animal Liberation Victoria, -fundada por Patty Mark, pionera en este tipo de acciones- o, en el Estado Español, Equanimal o Igualdad Animal, han practicado esta forma de acción directa y desobediencia civil. En el caso que nos ocupa, el rescate se produjo en una explotación 'free range' de la empresa Huevos Guillén.

"El concepto 'Free Range' (gallinas 'camperas') es la idea de que las gallinas viven en un campo, al aire libre", explican los activistas. En las fotos de las cajas de huevos (como las de Huevos Guillén que se venden en Mercadona), dicen, se ven gallinas disfrutando del sol con un montón de espacio. En el sitio web de la empresa se indica: "Nuestro huevo campero procede de granjas donde las gallinas se mueven libremente y disponen de libre acceso al exterior. Cada gallina cuenta con 4 metros cuadrados de espacio". "Eso es lo que se vende como 'Free Range' al consumidor, pero no puede estar mas lejos de la realidad", añaden los activistas.

Seguir leyendo »

El rol del lenguaje en un mundo especista

34 Comentarios

Manifestación antiespecista celebrada en Madrid el 4 de noviembre de 2018

Hace bastante tiempo, quienes se dedican a la filosofía han llegado a la conclusión de que el mundo tal como lo conocemos es un producto, un resultado de procesos subjetivos más o menos explícitos. Tal vez sea David Hume, el célebre despertador del sueño dogmático de Kant, quien más genialmente expuso esta posición en su análisis sobre la noción de causalidad.

Más recientemente, se ha enfatizado el rol del lenguaje en la mencionada construcción del mundo. Existiría una conexión entre el modo en que concebimos ciertos hechos y los términos que usamos para conceptualizarlos.

Desde la filosofía feminista se ha señalado que el lenguaje ordinario está repleto de generalizaciones excluyentes y analogías sexistas que contribuyen a cimentar una fenomenología patriarcal. La punta visible del iceberg del machismo, que se expresa brutalmente en los crímenes de odio contra mujeres y miembros del colectivo LGTBIQ, se sostiene sobre una base imperceptible de compromisos lingüísticos.

Seguir leyendo »

Por qué seguimos enganchados a la carne tras 2,5 millones de años de evolución

97 Comentarios

Presentación a medios del libro 'Enganchados a la carne'

Después de revisar más de 500 informes y hablar con más de 70 expertos y científicos, la periodista polaco-canadiense Marta Zaraska decidió ponerse a escribir Enganchados a la carne. Se trata de un libro que reflexiona sobre por qué nos cuesta tanto a los humanos dejar de comer carne, pese a las múltiples razones de trato ético con los animales, en favor del medio ambiente e incluso por nuestra propia salud. Empezando por su madre: después de saber que el consumo de carnes rojas aumentaba un 50% las posibilidades de tener enfermedades cardíacas y un 20% la de padecer cáncer, dejó de comerlas. Pero solo durante quince días. "Me gusta la carne y la como. Fin de la historia", le aseguró. Lo mismo ocurre con la conciencia cada vez mayor de que la producción ganadera es una de las responsables del cambio climático, como indicó la FAO hace más de un década.

"¿Por qué ponemos tanto esfuerzo en crear un avión eléctrico en lugar de centrarnos en el consumo de carne como responsable del cambio climático?", se pregunta la autora. "Si a la gente le propusieras dejar de comer patatas para acabar con el cambio climático, seguro que sería más fácil", aseguró Zaraska en la presentación a los medios del libro en Madrid, donde además aseguró que "si todos nos hiciéramos veganos de un día para otro, tendría el mismo efecto para el planeta que si dejáramos de usar todos los transportes de golpe".

Sobre los motivos sociales y biológicos de esta adicción a la carne que ya data de hace 2,5 millones de años reflexionó la periodista y profundiza en su libro. Zaraska explica que los motivos biológicos están mucho menos desarrollados por estudios, aunque descarta el mito de que el cuerpo humano está pensado para comer carne, ya que otros primates superiores, como los gorilas, "tienen también colmillos y son vegetarianos".

Seguir leyendo »

Los gatos de la calle también son nuestros gatos

39 Comentarios

Sito fue rescatado en Madrid después de sufrir un brutal golpe en la cabeza. Ahora vive feliz junto a sus hermanos de acogida a la espera de adopción.

El sábado pasado fue un día especial. Me pidieron que participara en la entrega de los premios Gatópolis en las fiestas de Moratalaz, uno de los barrios que más me gustan de Madrid por su tejido vecinal asociativo. Son unos premios con los que se pretende reconocer a quienes se han destacado en la defensa de los gatos de la calle en ese barrio, pionero en la gestión de las colonias felinas. Lo hice encantada por quién me lo pedía y por quiénes eran los premiados. Era una oportunidad de premiar un gran trabajo de personas concretas pero también de reivindicar lo que entre todas vamos logrando, de hacerlo visible y de ponerlo en valor.

Llevo toda mi vida viviendo en Madrid, aunque no tengo claro si cumplo los requisitos para ser "gata". Mi vida siempre ha transcurrido por los barrios más céntricos de la ciudad, pero hace un tiempo nos mudamos a la periferia, al extremo sur, a un barrio obrero, humilde, con mucha población inmigrante y una intensa mezcla cultural. En el cambio salimos ganando, tanto mi pareja y yo como las perras a las que adoptamos hace años, que ahora tienen zonas verdes en las que disfrutar varias veces al día, césped y mucha más tranquilidad. En este barrio, a diferencia de donde vivíamos antes, hay muchos gatos ferales.

Los empezamos a ver nada más mudarnos. Nos cruzábamos con alguno por la noche, los veíamos recorriendo la calle por debajo de los coches, rastreando algunos pequeños comederos que algún vecino había colocado en algún rincón accesible solo para ellos. Mi conocimiento sobre gestión de colonias felinas en aquel momento era indirecto, muy limitado, pero suficiente como para ponerme inmediatamente a indagar si esos gatos estaban controlados, si alguien en la zona estaba haciendo CER (método de gestión de colonias felinas basado en la captura, esterilización y retorno de los gatos ferales) y si podía ayudar de alguna forma. Los que teníamos más cerca estaban bien alimentados por una vecina, pero hacía tiempo que nadie esterilizaba, desde que la persona que lo hacía se había mudado. Así que pedí asesoramiento a Arancha Sanz, la abogada de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid (SPAP) sobre qué hacer. Registré la colonia en el Ayuntamiento de Madrid y me puse a gestionarla. No tenía ni idea de cómo capturarlos, de dónde llevarlos a esterilizar, de dónde tenerlos mientras se recuperaban de la intervención… Y en todo ese aprendizaje, de nuevo, Arancha. Explicándome todo y poniéndome en contacto con quienes podían ayudarme a hacer las primeras capturas y enseñarme a capturar. Vinieron, me explicaron lo esencial para salir de mi ignorancia, y los primeros gatos a los que capturé se llamaron como ellos: Tomi y Javier.

Seguir leyendo »