eldiario.es

9

Almeida dinamita el San Antón animalista

Exposición de Fotopets, proyecto fotográfico solidario para difusión de animales abandonados. Palacio de Cristal del Ayuntamiento de Madrid, fiestas de San Antón, 2019

Desde el año 2015, Madrid ha disfrutado de unas fiestas de San Antón en las que han participado decenas de asociaciones ecologistas y animalistas, la iglesia del Padre Ángel y miles de vecinos y vecinas. Una tradición que durante varios días reunía a la ciudadanía madrileña, desde los más pequeños hasta los más mayores, para celebrar el afecto hacia los animales y la especial relación que mantenemos con ellos. Al mismo tiempo, se ofrecían multitud de actividades informativas, educativas y de sensibilización sobre cuestiones como el abandono, la importancia de la adopción y la lucha contra el maltrato animal.

Sin embargo, este año el Gobierno de Almeida y Villacís, apoyado en Vox, ha sacado el hacha de guerra también contra los animales, recortando en más de un 80% la participación de entidades sociales, que pasan de 72 a 11, y de las cuales varias ni siquiera trabajan en la Comunidad de Madrid.

Las numerosas charlas informativas y de sensibilización que se daban en ediciones anteriores han sido reducidas al mínimo y sustituidas por desfiles de perros de trabajo y exhibiciones de adiestramiento canino. Un giro que no es menor, pues deja atrás el anterior enfoque, centrado en los derechos animales, con una mirada proteccionista y donde los animales eran los protagonistas. Ahora se pretende exaltar su valor como herramientas útiles para las personas: perros policía, de asistencia, de terapia, etc. El resultado es una programación con más animales como decorado pero menos protección animal.

Seguir leyendo »

Un día en el zoo con el fotógrafo José Manuel Ballester

Serie 'Un día en el zoo', 2019

Yo tenía 6 años cuando la televisión llegó a mi casa. Era 1972 y los pocos programas infantiles que emitía esa única cadena eran seguidos por todos los críos de entonces con auténtica devoción. Con esa magia de la inmediatez audiovisual, el comedor de mi casa y mi cabeza se llenaban de payasos cantando cosas como lunes antes de almorzar una niña fue a jugar pero no pudo jugar porque tenía que planchar; u otra que decía que el cerdo nos da mantequita, rabo, orejita, rica morcillita y un buen chorizón. Canciones sencillas, inicialmente inocentes, que sin complejo alguno nos adoctrinaban sin preámbulos para comportarnos en una vida que nosotros, sin darnos cuenta, no estábamos eligiendo: desde esa ingenuidad, nos estaba siendo configurada paso a paso.

Aparte de esos payasos educadores había un programa que se llamaba Zoo Loco, en el que en cada emisión se cantaba Zoo, Zoo Loco, Zoo, Zoo Loco, es un reino de animales que en mi casa quiero yo... Ay que alegría yo siento, cuando al Zoo Loco yo voy, yo quiero a los animales pues necesitan amor. Todas estas canciones una y otra vez repetidas se convirtieron en una especie de mantra generacional, un mantra cargado siempre de unas intenciones claras para con todos nosotros. Era la época del crecimiento de una España tardodictatorial, que quería coger el ritmo de la contemporaneidad de los países europeos y ya había empezado a adquirir los hábitos de comportamiento de estos, esencialmente los que estaban relacionados con el cada vez más ampliado tiempo de ocio, sobre todo en las ciudades. Así, con Zoo Loco se incitaba a todo el mundo a acudir en familia al recién inaugurado Parque Zoológico de Madrid, que era la continuación del desarrollismo del ocio de la capital, iniciado tres años antes con la apertura del Parque de Atracciones, a escasos metros en la misma Casa de Campo.

Aunque en Madrid ya había existido desde finales del siglo XVIII la famosa Casa de Fieras del Retiro (una colección privada real de animales salvajes en cautividad que a la larga fue pública) y Barcelona contaba con un zoo moderno que seguía desde finales del XIX las pautas de otros, como el de Londres, la apuesta por el Zoo de Madrid era un acontecimiento nacional que había que promover, y para eso los mecanismos de propaganda del poder, como la televisión, estaban a disposición. Así, de una u otra manera, casi todos los niños de aquella España pasamos, bien porque nos llevaba la familia, bien porque era cita obligatoria de las excursiones escolares a la capital, por ese recinto para deambular entre los animales exóticos entendiendo que era algo bello, positivo e incluso instructivo para nuestra formación como personas.

Seguir leyendo »

Podría haberse evitado la muerte de 30 animales en el incendio del zoo alemán

JEFF McCURRY / ARCHIVO PROYECTO GRAN SIMIO

El 2020 comienza con una nueva tragedia, ocurrida en el zoológico de Krefeld, situado al Oeste de Alemania. Un farolillo volador chino lanzado por unas visitanes cayó encima de unas instalaciones precarias y con falta de seguridad. En España, hace casi un año, en la madrugada del día 6 de enero de 2018, las tres jirafas del zoológico de Cabárceno (Cantabria) murieron al producirse un cortocircuito en el interior de la caseta donde se hallaban encerradas sin posibilidad de huir.

Puestos en contacto con el Proyecto Gran Simio de Alemania, nos informan de que la tragedia se podría haber evitado. El recinto donde se encontraban los animales quemados y asfixiados se encontraba en malas condiciones. Su construcción era de 1975 y el incendio por negligencia quemó hasta los cimientos. No había guardia o cuidador, que podría haber pedido ayuda a tiempo (los vecinos fueron los que informaron en primer lugar del incendio y cuando llegaron los bomberos ya era demasiado tarde para que pudieran intervenir). No había instalado ningún sistema de alarma en el edificio, tampoco ningún sistema de rociado para extinción de incendios, ni había recintos al aire libre donde los animales podrían haberse salvado. Estaban atrapados en sus pequeñas jaulas para dormir.

En el incendio han muerto cinco orangutanes de Borneo (Suria, Lea, Sungai, Changi y Bunjo), dos gorilas occidentales de llanura (Massa, el más longevo de los que se encuentran en cautividad en Europa, y Boma) y el chimpancé Charly, así como varios titís, murciélagos frutales y aves exóticas. Más de treinta animales. Además, resultaron heridos dos chimpancés, que los bomberos no se explican cómo han podido encontrarlos con vida.

Seguir leyendo »

Jordi Casamitjana, zoólogo vegano: "Mi caso puede ser el inicio de una nueva fase para el veganismo: la de la política y la legislación"

Jordi Casamitjana

Desde el pasado 3 de enero, Jordi Casamitjana no para de dar entrevistas. La propia CNN estaba, junto a periodistas de todo el mundo, esperándole a la salida del juicio celebrado en Norwich, Reino Unido, para conocer su reacción ante su primera victoria en el proceso legal en el que lleva meses inmerso: que el juez haya reconocido el veganismo ético como una creencia filosófica y, como tal, protegida por la británica Ley de Igualdad 2010.

El juez Robin Postle dictaminó que el veganismo ético cumple con los criterios establecidos por dicha ley para que una característica sea protegida: "Es digno de respeto en una sociedad democrática, no es incompatible con la dignidad humana y no entra en conflicto con los derechos fundamentales de los demás". Una sentencia histórica para el colectivo vegano.

Toda la defensa de tu caso gira en torno al concepto de veganismo ético. ¿Cómo lo definirías y en qué se diferencia de otras formas de veganismo?

Seguir leyendo »

Los perros de nuestra vida desde hace más de un siglo

Colección de fotografía popular de Rafael Doctor Roncero

Capital Animal quiere acompañarnos, por quinto año consecutivo, en todos los días de este 2020. Esta vez, proponiendo que reflexionemos sobre el animal más cercano en nuestras vidas. Quien es considerado nuestro "mejor amigo" sigue siendo habitante sin derechos en esta sociedad antropocéntrica, y ello a pesar de la relación afectiva y familiar que ha desarrollado con la especie humana desde el origen de nuestra civilización: 30.000 años de coexistencia entre ambas especies y más de 500 millones de perros compartiendo mundo en la actualidad.

Colección de fotografía popular de Rafael Doctor Roncero

Colección de fotografía popular de Rafael Doctor Roncero

Seguir leyendo »

Marruecos no es país para animales

Macaco de Berbería encadenado en la plaza Jemma el Fna de Marrakech (Marruecos)

Me pregunto qué pensará Leo Messi cuando se entere de que en la plaza Jemaa El-Fna de Marrakech hay un mono vestido con una camiseta del Barça que lleva impreso su nombre. Puede que a alguno le entre la risa al imaginarse al simio de esa guisa, pero lo cierto es que está siendo explotado y que lo de la camiseta es solamente un reclamo publicitario, un gancho para que los turistas piquen y hagan caja.

El mono tira con fuerza de la cadena de hierro que le mantiene preso y que manipula el hombre que se lucra con él. Con sus ojos parece que pide un poco de piedad al amaestrador (este es, al menos, el nombre que le dan a su deleznable oficio). Es un macaco de Berbería. Si en 1974 Marruecos contaba con 17.000 individuos de esa especie, hoy no son más de 8.000.

"10 dirham foto, 10 dirham foto", repite el hombre que explota al mono, dirigiéndose a los curiosos y a las personas que, como yo, pasan de largo con cara de aborrecer el espectáculo. Tan solo basta con mirar el siguiente vídeo para darse cuenta del sufrimiento de este y otros macacos. Animales que, por cierto, han sido cazados ilegalmente.

Seguir leyendo »

Paula Ruiz: "El tráfico ilegal de especies es una cadena de ignorancia"

Cocodrilo rescatado del tráfico ilegal de especies en Colombia

Es experta en retratar la vida silvestre rescatada de operaciones de tráfico. Empezó fotografiando "la cara linda de la conservación" y se topó de lleno con esta realidad. Ahora se dedica a fotografiarla y a impartir charlas por colegios y universidades, tanto en las zonas más rurales como en las grandes ciudades.

¿Cómo fue tu primer encontronazo con el tráfico ilegal de especies en Colombia?

Fue en un viaje a Magdalena Medio, una región muy compleja de Colombia. Viajé con una organización que hace conservación de jaguares y terminé encontrándome con el tráfico ilegal de especies. Y como la vida sabe a dónde perteneces, desde entonces todos los caminos empezaron a insistir en que ellos (los animales víctimas del tráfico) y yo nos encontráramos. Esto fue hace ya dos años.

Seguir leyendo »

Activista del Committee Against Bird Slaughter: "Las aves no necesitan ninguna justificación para reivindicar su derecho a existir"

Un pájaro víctima de la caza con redes

Otoño de 2019. En algún lugar situado entre el centro de la meseta española y los límites de la crueldad humana. A las puertas del bar. Allí, un cazador furtivo de aves es grabado mientras habla de algunas de sus prácticas habituales. En el vídeo, reconoce que lo que hace es ilegal, además de aludir al beneficio económico que obtiene de ello o al número de vidas que ha llegado a meter en una jaula.

El grupo de acción EFAM (Ecofeministas Antiespecistas Madrid) ha tenido acceso en exclusiva a esta grabación. Asimismo, un activista de CABS (las siglas en inglés de Committee Against Bird Slaughter, el Comité Contra la Matanza de Aves) ha accedido a ampliar la información sobre el tema y a hablar de su lucha.

Seguir leyendo »

Los animales no van al circo

Noah Ortega / FILMING FOR LIBERATION

Vuelve el Circo. Puede que sea por última vez, así que viene dispuesto a todo. Incluso a ofrecerte una nueva especie animal llamada ligre (una mezcla de león y tigre, totalmente antinatural y denunciada por organizaciones como The Wildcat Sanctuary por su crianza y explotación con fines lucrativos). También trae otras lindezas como elefantes gigantes, aves exóticas y caballos "en libertad". Hay otras proezas y talentos humanos, incluso hacer reír, pero esto no es el Price o el Cirque du Soleil. No, aquí el plato fuerte son los animales, que obviamente no han elegido por sí mismos estar enjaulados, lejos de su entorno natural, secuestrados y separados de sus familias, amaestrados por la fuerza y torturados de por vida para subir, bajar, hacer fila india, abrir la boca y lo que sea para que otros ganen dinero. Le llaman circo de arena y serrín, pero es un salón de tortura y dolor.

¿Qué palabra cuenta más, la de la Ley o la de la promesa electoral? ¿La ordenanza municipal en mayoría o la palmadita cazavotos en Instagram? A nadie sorprende que la clase política del ruedo, la caza, el circo y los encierros hiciera campaña de camisa vieja para recoger calderilla de adhesiones como fuera. Tampoco nos sorprende que, llegados al despacho, empiecen los pies de foto para explicar lo que en realidad querían decir y ahora desdicen. Véase Madrid Central, o Madrid 360, bochornoso esto último hasta en el rebautizo. Lo mismo sucede con los circos sin animales, un sentir general de la ciudadanía, asqueada de leones enjaulados, palo arriba palo abajo.

Ni hablemos de los miles de niños y niñas que vieron y aplaudieron la fuga de Dumbo hace pocos meses en nuestras pantallas de cine y ahora se les atragantan las palomitas viendo a grupos de nuevos dumbos esclavos obligados a posar, a hacer fila india, a ser ridiculizados. Porque, igual que en la revisada historia de Disney, los empresarios y los domadores aún proclaman que son ellos quienes aman a sus animales más que nadie en el mundo. Ya se sabe: quien bien te quiere, te hará llorar. O peor: la maté porque era mía.

Seguir leyendo »

Twitter silencia el trabajo de Aitor Garmendia

Charreada en México

Una oveja mira a la cámara aterrorizada mientras espera su turno en un matadero. Un conejo observa los cadáveres colgados de otros conejos. Un ternero recibe un disparo en la cabeza con un perno cautivo, el método de aturdimiento más extendido en el mundo.

Son sólo algunas de las impactantes imágenes que forman parte de la trayectoria de Aitor Garmendia, conocido por el proyecto de Tras los Muros y uno de los fotógrafos y activistas por los derechos de los animales más conocidos del Estado español. En concreto, se trata de las fotografías que formaron parte de la serie Matadero, en la que retrató el día a día de más de 50 de estas instalaciones en México y que le llevó a ser galardonado con el premio Fotógrafo del Año en los Latin IPA (International Photography Awards).

"Aporto herramientas gráficas, a través de la fotografía, con la intención de que ayuden a entender, enfrentar y superar la explotación sistemática que padecen los animales no humanos", explica Tras los Muros a El Caballo de Nietzsche. Una labor que arrancó hace dos décadas cuando, tras convivir en Inglaterra con varios vegetarianos que le hicieron "ser consciente de la situación de los animales", decidió unirse a "un movimiento formado una gran red de personas que están construyendo las bases históricas para la emancipación de los animales".

Seguir leyendo »