Camiseta Merino 120 de Rab

Camiseta Merino 120 de Rab 00

La Merino 120 de Rab es una camiseta fina y cómoda que, pese a su escaso grosor, la usaremos bastante en invierno. Lo primero que sorprende es lo fino que es el tejido. No obstante, el mero hecho de que esté confeccionada con la inigualable lana merino, térmicamente hablando, nos garantiza que podamos usarla con tiempo frío. 

Una vez puesta, se adapta y ajusta perfectamente al cuerpo, sin ser agobiante, pues el corte no es tipo “fit” (ajustado).

Parece una segunda piel, pero sin la sensación de que nos estamos asando incluso en ambientes más cálido. La compresión es media, incluso baja, y su tacto, tanto interior, como exterior, es muy agradable.

El cuello, sin ser alto, es ajustado y abrigado, y con la cremallera nos permite aliviar un poco el calor en caso de necesidad.

Como en la mayoría de las camisetas de esta prueba, el tejido que utiliza es una mezcla de lana australiana merino (65%) y poliéster reciclado 35%). El tejido es ligero y tiene una capacidad de secado mucho más rápida debido al contenido sintético de la tela. La tecnología Cocona ofrece además cualidades antimicrobianas a la tela. La transpirabilidad y la no aparición de malos olores están aseguradas. En actividades de varios días, al llegar a casa, la camiseta no ha estado en el “top ten” de la cesta de la ropa sucia, y eso es de agradecer si la comparamos con las camisetas 100% sintéticas.

En condiciones de frío extremo, en Canadá (temperaturas de 30º bajo cero), resultó muy cómoda, y sobre todo, al ser tan fina, nos posibilitó llevarla como interior combinada con otra más gorda. En territorio más cercano, en Pirineos en invierno, funcionó como una camiseta perfecta para llevar bajo un softshell en días de temperatura sobre los -2/-5ºC.

La capacidad de evacuar el sudor es muy alta, y nos permite transpirar muy bien sin saturar de humedad la camiseta. El secado también es muy rápido.

Etiquetas
Publicado el
19 de noviembre de 2020 - 13:45 h

Descubre nuestras apps

stats