La portada de mañana
Acceder
Madrid, a la cabeza de contagios y a rebufo en las medidas frente a los rebrotes
Lo que sabemos y no sabemos que ocurrió antes de la explosión en Beirut
Opinión - Monarquía: España ante el espejo, por Jesús Cintora

Cine de montaña. Primera parte

Licencia para matar. 1975

0

1926. La montaña sagrada / Der heilige Berg

Puntos IMDb: 6,6

Arnold Fanck no supo, quiso o pudo, decirle no a la jovencísima Leni Riefensthal que le asaltó pidiéndole formar parte de su segunda película. Lo consiguió y le hizo una película a medida porque la entonces joven bailarina Leni tuvo un alter ego en la célebre y admirada Diotima, interpretando una danza inspirada en las olas del mar, en la que será su primera película de montaña, primeras escaladas y primeras esquiadas. El tema: la tensión del triángulo amoroso entre Diotima, Karl y Vigo se resuelve en una escalada a vida o muerte entre sus pretendientes y una muestra de los peligros que afrontan los alpinistas.

Tira: la competición de esquí, el climax final...

Afloja: ¿dispuesto a ver, ya no sólo cine en blanco y negro, sino cine mudo?

Actores principales: Leni Riefensthal, Luis Trenker.

Director: Arnold Fanck.

1929. Infierno Blanco en el Piz Palu / Die wisse hölle vom Piz Palü

Puntos IMDb: 7.2

Seguramente alguien habrá preguntado a Tarantino por qué Infierno blanco en el Piz Palu es la película que Shosanna Dreyfus baja de cartel del cine parisino en Malditos bastardos, porque casualidad no es. La respuesta académica podría ser que este nuevo triángulo de Arnold Fanck para gloria de Leni Riefensthal y Luis Trenker es una de las grandes obras del cine alemán de la época. De nuevo dos hombres llevan a la montaña su compleja berrea de tormentos interiores y exteriores atrapados por el magnetismo de Riefensthal, pero ahora ella se siente atraída por ambos. ¡Felices años 20!

O ¿quizá porque secuencias como la del rescate nocturno, filmada en vivo sin planos de estudio ni efectos digitales llevan la película a un punto culmen bastante surreal, por otro lado tan de boga en las artes de la época?

Tira: la loca mirada de Leni Riefensthal, ¡cómo no iba a convencer años después a Anderl Heckmaier para que, después de guiarla en Dolomitas le acompañara a Nuremberg… y conocer a Hitler!

Afloja: los geniales planos y recursos del rescate nocturno tal vez hoy no se ven con los mismos ojos.

Actores principales: Leni Riefensthal, Luis Trenker.

Director: Arnold Fanck.

1938. El reto / The Challenge

Puntos IMDb: 6,4

Alemania ya es nazi, y en esta película anglo-alemana no están ni Leni, que ya se había transformado en “la directora de Hitler” (en 1935 había estrenado El triunfo de la voluntad), ni Fanck, que por su parte vive unos años resistiéndose a afiliarse. Para El reto, Trenker dobla codirigiendo y coprotagonizando. Por un lado ocupándose de la dirección en montaña. La montaña es nada menos que el Cervino en un triángulo que la reúne con Whymper y Carrel para contar la primera ascensión. Por otro, porque su rostro acerado da vida al guía italiano. Para ser una película que quiere narrar un hecho histórico, comienza cambiando el escenario del primer encuentro entre ambos protagonistas. Si esto puede ser despreciable, menos justificable resulta el complot que se inventa para confundir a ambos protagonistas y enfrentarles con el fin de que Carrel deje en la estacada a Whymper pensando que es Whymper quien le ha traicionado. Quizá una noble decisión de Rosmer y Trenker para que ninguno de ellos parezca el malo de la película que, a cambio, explicita bien la importancia monetizable que habría tenido para los italianos que se hubiera logrado la primera ascensión desde su lado. Curiosamente, ese mismo año, dirigida sólo por Trenker, se estrena Der Berg Ruft, sobre el mismo tema.

Tira: emocionantes escenas de escalada.

Afloja: poco rigor histórico con los hechos, la película funciona a tirones.

Actores principales: Luis Trenker, Robert Douglas.

Directores: Milton Rosmer, Luis Trenker, Vicent Korda.

1938. La montaña siniestra / The Mountain

Puntos IMDb: 6,8

Un avión indio –el Malabar Princess había caído sobre el Mont Blanc en 1950– se estrella en los Alpes y es el detonante de que un viejo guía alpino retirado después de que un cliente falleciera por su culpa tenga que volver a la montaña. Es Zachary Teller (Spencer Tracy), encarna todas las virtudes, y sólo lo hace para ayudar a su hermano Chris (Robert Wagner, después de este papel, ¿se llegó a quitar la imagen de malo hasta la eternidad?) quien personifica todo los pecados. Chris quiere que Zachary le guíe para robar sus tesoros y salir de la pobreza de montañés en la que vive. Y el bueno de Zach acepta confiando en que la montaña redima al hermano, que le transforme por el camino y extraiga de él su espíritu malvado. Para llegar hasta el avión tienen que escalar un “Monte Pelado”, el Petit Dru, por una tortuosa y difícil ruta.

Tira: un momento cumbre con Tracy peleándose con la montaña según las técnicas y material de escalada de los años 50.

Afloja: su maniqueísmo más allá del límite. Aunque sin duda existen personas/alpinistas de gran bondad y otros de gran maldad.

Actores principales: Spencer Tracy, Robert Wagner.

Director: Edward Dmytryk.

1975. Licencia para matar /The Eiger Sanction

Puntos IMDb: 6,4

Todo lo contrario que la anterior. La sanción del Eiger, es decir: la novela que Trevanian publica en 1972, es todo lo opuesto a lo maniqueo y al moralismo. La película queda en comparación descafeinada, insulsa en palabras de Rod Witaker, uno de los guionistas de la película y quien escribía bajo el famoso pseudónimo, aunque esto sólo se supo a finales de los 90.

Para prepararla, Clint Eastwood contrató un curso de escalada y entrenó durante meses. Esto último también lo tuvo que hacer su personaje Jonatan Hemlock, veterano escalador, para cumplir con una nueva misión de la oscura organización para la que mata a tiempo parcial, su profesión habitual es crítico y profesor de arte, con el fin de adquirir bellas pinturas. Su jefe le ordena “sancionar” a un infiltrado en sus filas del que solo se sabe que va a participar en una expedición internacional a la cara norte del Eiger. En 1966, John Harlin II había fallecido en ella, al partirse la cuerda de la que jumareaba, mientras intentaba abrir la Directísima Americana, en una caída kilométrica que se reproduce en la película.

Entre sus compañeros de aquella expedición estaba Dougal Haston, y en la película participaron escaladores procedentes de la Escuela Dougal Haston (incluido él) de Alpinismo, con base en Suiza, como también Hammish MacInnes, para garantizar la seguridad del equipo. Pero Eastwood quiso rodar todas sus escenas peligrosas.

Tira: escenas de escalada en la cara norte del Eiger.

Afloja: la historia resulta mucho más emocionante en la novela, la película se queda un poco insulsa (palabra del propio Trevanian).

Actores principales: Clint Eastwood, George Kennedy.

Director: Clint Eastwood.

1982. Cinco días, un verano / Five Days One Summer

Puntos IMDb: 6,1

Vuelta al triángulo amoroso filmado con estética romántica para llevarnos a los Alpes suizos de los años 30. Una revisión del Infierno blanco pero con los papeles cambiados y con un planteamiento provocador ya que el tío (Sean Connery), ha abandonado a su mujer en las Islas Británicas y se ha ido de vacaciones alpinas con la joven sobrina que no puede evitar vivir con la culpa. Contratan a un joven guía suizo, escalan juntos, la relación oscila incestuosa, al final los hombres se van a escalar y… sólo uno sobrevivirá.

Tira: las escenas que reflejan la escalada de la época, botas con tricunis, aseguramientos y rápeles al cuerpo, etc. Oír del doctor que “escaló bastante por el Mont Blanc cuando era estudiante, pero sin guía”. Siempre sobrado Sean Connery.

Afloja: por su aire de melodrama caduco está vapuleado por la crítica, por lo que gustará a los amantes del género.

Actores principales: Sean Connery, Lambert Wilson.

Director: Fred Zinneman.

Continuará...

Etiquetas
Publicado el
7 de julio de 2020 - 13:24 h

Descubre nuestras apps

stats