Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Los aliados dejan de señalar a Netanyahu por Gaza pero temen su respuesta a Irán
El PP reduce dos puntos su ventaja sobre el PSOE desde enero y Vox adelanta a Sumar
Opinión - El oasis habita hoy en Euskadi. Por Esther Palomera
ENTREVISTA Raúl Pesquera, exconsejero de Sanidad y diputado del PSOE

“En el Hospital de Valdecilla tenemos una hipoteca a 20 años y para tirar un tabique tienes que pedir permiso a Ferrovial”

Raúl Pesquera, exconsejero de Sanidad de Cantabria y diputado del PSOE.

Javier Fernández Rubio

Santander —

1

El exconsejero de Sanidad de Cantabria durante la pasada legislatura, Raúl Pesquera (PSOE), pasa consulta en el centro de Atención Primaria de Liaño, en el municipio de Villaescusa. Desde junio de 2023 también aplica el estetoscopio al sistema sanitario público desde su escaño como diputado en el antiguo Hospital de San Rafael, actual sede del Parlamento autonómico. Él es el fiscalizador de su partido de la gestión que está desarrollando César Pascual (PP) al frente de la Sanidad cántabra, pero también ha de parar los golpes que los nuevos gestores le dedican por la 'herencia recibida'. Uno de los campos de batalla se sitúa en las listas de espera, desbordadas y con 1.700 fallecidos incluidos, algo que está estudiando la Fiscalía. Sin embargo, Pesquera niega la mayor: no se cree las listas elaboradas por los nuevos responsables, no se cree que sean atribuibles al anterior Gobierno y critica que el PP fiche como altos cargos a los que precisamente tuvo bajo su mando para depurar los listados y planificar las listas antes del cambio del Ejecutivo.

A Pesquera tampoco le gusta la gestión del PP y ve problemas por todos lados: a su juicio, las 'peonadas' para reducir las listas de espera no acabarán a largo plazo con estas, porque considera que solo se solucionaría con la implantación de la jornada de tarde en los quirófanos. Tampoco está tranquilo con el transporte sanitario: el urgente lleva seis meses sin que aparezca el medio centenar de nuevos vehículos comprometidos por el adjudicatario; y del programado, se están aplicando ya precios de mercado en una situación transitoria que puede prolongarse un año ya que hay recursos judiciales y un posible nuevo concurso en ciernes. Por no hablar de la construcción de un helipuerto para el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Santander, que va para largo, como la introducción de la protonterapia, así como de la relación con Ferrovial, empresa gestora de los servicios no sanitarios de Valdecilla. La guinda la pone la falta de médicos y el futuro de la antigua Residencia Cantabria, de la que no se tiene aún ni la propiedad del terreno.

¿Qué se le quedó en el tintero al cesar como consejero de Sanidad con el cierre de legislatura?

Los grandes proyectos se pusieron en marcha: la protonterapia; la recuperación tras la pandemia de la Atención Primaria, que cuenta con un tiempo de demora por debajo de las 48 horas; y fuimos la primera autonomía que tuvo la huelga médica y la primera que la cerró, y con mejores resultados después.

¿A qué se refiere con mejores resultados?

En estos momentos, en Atención Primaria, pese a que no haya médicos y tengamos problemas en los consultorios rurales, las demoras no son largas y a los pacientes se les ve en el día o al día siguiente. Hemos pasado el verano con mayor población visitante, con menos médicos para sustituir y no ha habido mayores problemas en Atención Primaria.

Sin embargo, se ha suprimido la información en tiempo real de las listas de espera. ¿Qué le parece?

Uno de nuestros grandes hitos fue la publicidad de todas las medidas: hicimos una página web en donde a diario se podía ver cuántos pacientes había y con cuánta demora. Y aquí viene uno de los primeros chascos con la Consejería actual: lo primero que hizo fue romper esta transparencia y cargarse la información diaria, actualizada de forma automática, de listas de espera quirúrgica, de consultas y de pruebas, que además estaba desagregada por hospitales, por servicios y por pruebas, lo que permitía corregir errores.

¿Cuál es la situación ahora?

A la llegada del nuevo consejero, este dijo que los datos eran malos y se quitaban: lo único que hay ahora 'colgado' en cuanto a listas de espera es un excel bruto, sin ninguna tendencia, que te lo tienes que creer o no porque no hay posibilidad de ver la trazabilidad. Ahí tenemos pendiente el informe de listas de espera anual, por la Ley de Garantías, que lo solicitaremos. Ahí es donde se podrá analizar el dato de 1.700 fallecidos incluidos en las listas del que hablan.

¿Qué le ha quedado pendiente, entonces?

La negociación de todos los servicios de urgencias, algo que ya dijimos que había que negociarlo con calma, pero que no pudo ser porque se acababa la legislatura. También quedaron pendientes los problemas de estabilización: 3.500 plazas en el aire, de las cuales 2.500 tienen que resolverse antes del 31 de diciembre de 2024, que son los procesos de estabilización por méritos y por méritos y examen, y todavía no se ha terminado la primera fase. No va a dar tiempo, no va a llegar. Lo mismo pasa con los concursos de traslados, que quedaron a punto de salir con el proceso electoral, y desde entonces no sabemos nada. Es un tema importante y de gran trascendencia porque Cantabria es un lugar atractivo para nuestros profesionales, y si hay un concurso de traslados más médicos vendrán. Cantabria está entre las cinco comunidades que mejor pagan. Ahora será la segunda o la tercera. Eso quiere decir que la gente viene a Cantabria porque se paga bien.

¿Cuánto cobra un médico de media en Cantabria?

Unos 80.000 euros. En los listados de las 'peonadas' [las horas extra] de las que tanto saca pecho el señor César Pascual hay casos de 5.000 euros. ¿Qué quiere decir eso? Nosotros teníamos un plan, que es lo que hace cualquier empresa, que cuando tiene un pico de producción pone un turno adicional, no paga horas extras, las horas extras son puntuales de un día. En Cantabria se ha optado por las 'peonadas' cuando nosotros ya planteamos que la solución para cubrir la lista de espera es un turno de tarde en el que abran todos los quirófanos. Hay que negociarlo, hay que contratar a más profesionales, pero es la forma de desatascar la lista de espera.

En Cantabria se ha optado por las 'peonadas' cuando nosotros ya planteamos que la solución para cubrir la lista de espera es un turno de tarde en el que abran todos los quirófanos

Las 'peonadas' no son una solución estructural, quiere decir, sino un parche...

El plan que ha presentado el señor Pascual es más de lo mismo. Como ya dijimos en marzo de 2023, si hemos estado dos años y medio parados [por la pandemia de coronavirus] no podemos pretender solucionarlo en seis meses: tardaremos dos años y medio. Curiosamente, el Partido Popular iba a solucionarlo en 100 días y ahora dicen que se tardará toda la legislatura. ¡Qué casualidad, lo que hemos dicho nosotros desde el principio! Con las 'peonadas' se puede absorber un 10% [de la lista de espera], no da para más porque médicos son los que hay y quien no quiera trabajar no trabaja, aunque se le pague. Se ha incrementado un 20% el coste, sin solucionarse el problema de fondo. Con 5.000 euros que gana un profesional da para contratar a otro en jornada de tarde.

Sin embargo, las listas de espera, que en el caso de la lista quirúrgica ya apunta a los 20.000 pacientes, parece desbordada.

Cuando analizas el plan de listas de espera ves que no hay nuevo nada bajo el sol.

Tampoco es habitual que haya 1.700 fallecidos en lista de espera, ¿no cree?

Nosotros hicimos un plan de transparencia, que se ha quitado. Segunda cuestión: las listas de espera dependen de los servicios de admisión de cada hospital y por encima hay una Subdirección en el Servicio Cántabro de Salud [Asistencia Sanitaria], de la que depende la externalización de los servicios a otros hospitales. A estos jefes de servicio les cité en marzo oficialmente para que hicieran la depuración y análisis de las listas de espera, al ver incongruencias en el portal de transparencia. Curiosamente, uno de esos jefes de Admisión era Isabel de Frutos, ahora directora general de Salud Pública con el actual Gobierno.

¿Está insinuando que estas personas no hicieron todo lo que pudieron con el anterior Ejecutivo?

No sé, pero desde luego se les dijo. Otro tema importante: ¿quién era el subdirector de Asistencia Sanitaria, el responsable de esas listas de espera que estaban tan mal? El actual director general de Planificación Sanitaria con César Pascua, Óscar Fernández. Vamos a pedir su comparecencia en el Parlamento. El máximo responsable de sus listas de espera es su director general, el que está haciendo los planes y programas.

¿No es un contrasentido que el consejero declare en comisión que se desconoce por qué miles de personas están en lista de espera y tenga a su lado la persona responsable de esas listas?

¡Efectivamente! Esa es la mentira del Partido Popular. La persona que llevaba esto ha sido ascendida y está haciendo los planes. Por eso vamos a pedir que comparezca. Tampoco me creo que haya 1.700 fallecidos en lista de espera. No me cuadra.

La persona que llevaba la gestión de las listas de espera ha sido ascendida por el PP y está haciendo los planes

¿Por qué?

No pudo haber 1.700 casos, por lo menos en nuestra época. Primero, porque a mí los jefes de Admisión me garantizaron que ellos depuraban los pacientes que fallecían y me dicen que se siguen depurando. Puede haber un decalaje de 15 días hasta que todas las citas se quiten del programa, pero me siguen pareciendo muchos. En segundo lugar, en Cantabria mueren 6.000 personas al año, llevamos nueve meses de legislatura y 1.700 fallecidos corresponden a un trimestre. Si mueren 6.000 personas en un año, en seis meses han muerto 3.000 y puede que los fallecidos tuvieran pendiente una radiografía, una consulta o estuvieran en la lista de espera para cataratas... La gente que es mayor está en lista de espera para que le vea el cardiólogo, para que le operen de una cadera... Si fallecen, ¿qué pasa? Se les quita de esas consultas. Por eso, esos 1.700 fallecidos de las listas pueden corresponder al último trimestre o a los últimos seis meses. Les hemos hecho una pregunta parlamentaria escrita para que nos pasen ese listado de 1.700 pacientes con la fecha de ingreso en la lista de espera y la de fallecimiento.

La Fiscalía va a investigar el asunto. ¿Qué opinión le merece?

Me parece fenomenal. Los responsables están claros: los jefes de Admisión y la Subdirección de Asistencia Sanitaria. Vamos a ver si nos pasan esos datos anonimizados. Yo creo que el señor Pascual se ha precipitado al decir las cosas. A ver qué dicen los datos.

¿El Hospital de Laredo es un punto negro en este sentido?

Laredo es uno de los lugares que más lista de espera tiene, sí.

¿Y eso a qué es debido?

Hasta ahora el sistema desagregaba las listas de espera por áreas de salud y no se nos olvide que quien está en una lista de espera no tiene una patología urgente (no oncológica, no cardíaca), no compromete la vida, puede esperar. Esto se presta en todos los hospitales. Si se hace una lista única, el paciente decidirá en qué hospital se opera. Hasta ahora no se hacía, pero desde el año pasado hay un área única en Cantabria, que permitirá trasladar pacientes de un área a otra. ¿Qué pasa en Laredo? Hay menos profesionales, hay vacantes sin cubrir y hay menos quirófanos porque, desde que nos marchamos nosotros, la obra no ha progresado un ápice. Lo dejamos en marcha y tendría que estar en la segunda fase y las elecciones fueron en mayo pasado.

Lo que no entiendo es por qué siendo altas las listas de espera en toda España son especialmente grandes en Cantabria. ¿Cuál es la singularidad?

Por dos razones: Cantabria es la autonomía que más se dedicó a la COVID cuando otros hacían otras cosas. Nosotros tuvimos los mejores resultados con el coronavirus y paramos prácticamente los quirófanos para ello. Si te dedicas a lo urgente e importante dejas de atender listas de espera. Durante dos años y medio ha subido la lista porque se ha estado a otras cosas. La segunda razón es que en Cantabria hay poca medicina privada quirúrgica. Al no haber actividad quirúrgica no se puede aligerar la lista como en Madrid, en donde la mitad de la población tiene un aseguramiento privado. Cantabria es la segunda que menos tiene.

¿Eso es bueno o malo?

A mí me parece que es bueno porque quiere decir que todos los recursos están en el sistema sanitario público y no se obliga a la gente a tener un seguro privado.

El Partido Popular, en toda España, se caracteriza por haber apostado por el sistema sanitario privado. Siempre ha compartido que haya pública y privada y siempre ha externalizado todo lo que ha podido

Durante la pandemia hubo un ofrecimiento de la sanidad privada cántabra para que se le derivasen tratamientos contra la COVID y el Gobierno PRC-PSOE declinó aceptarlo, aunque hubo divergencias entre los socios. Hay ahora un Gobierno del PP. ¿Cantabria entra en una dinámica en la que se generará más 'negocio' para la privada?

A mi me parece que el Partido Popular, en toda España, se caracteriza por haber apostado por el sistema sanitario privado. Siempre ha compartido que haya pública y privada y siempre ha externalizado todo lo que ha podido. En casos como Madrid, la gente no espera a entrar en lista de espera, sino que recurre a sus seguros privados. También pasa en Euskadi, lo que hace que la lista de espera pública sea menor. Es lo que llamaba Pascual el business y el no business. Quien tenga dinero y un seguro adicional viaja en business.

¿Cree que César Pascual tiene en la cabeza importar el modelo sanitario de Madrid, donde fue alto cargo durante una anterior etapa?

Sin lugar a dudas. Él viene de Madrid y fue viceconsejero en Madrid. Él lo tiene clarísimo y además no lo ha ocultado.

Últimamente no tanto...

No tanto porque le habrán dicho que no hable. Ha dejado varias 'perlas': una era esa que mencionaba antes de la Sanidad business y otra es la mercantilización de los recursos humanos. Por desgracia, aquí ya lo hemos vivido. En el CAD de Laredo, la Consejería de Servicios Sociales ha contratado a una ETT para traer enfermeras. ¿Si este verano no hay médicos se contratarán mediante una ETT también? Una vez abierta la espita... Para evitarlo hay que tomar otras decisiones: que las oposiciones se celebren, que los concursos de traslados estén abiertos y sean permanentes, que la gestión sea más eficaz...

Póngame un ejemplo de gestión ineficaz.

En estos momentos, con dos médicos y dos enfermeras, teníamos cubierta la mañana en Castro Urdiales y se habían acabado las listas de espera. Ahora se pasa de cuatro a 14 personas porque se ha introducido una UVI móvil. Nosotros vamos a pedir ahora que, por equidad, habrá que poner una UVI móvil en Reinosa y en Potes, porque todos tienen los mismos derechos, sabiendo que solo van a atender un caso diario. Ahora mismo, tenemos al 40% de los médicos de Atención Primaria atendiendo las urgencias y esta no es una ratio razonable. En Atención Primaria tenemos en estos momentos 388 médicos en equipo y 84 pediatras; y hay 142 en los SUAP y otros 30 en el 061. Casi estamos a la mitad y no puede ser. No puede ser que tengamos las Urgencias abiertas por la tarde y que la gente no pueda ir a su médico en los consultorios rurales. Lo que está pasando es que la gente va a Urgencias, como en Liébana, donde faltan cuatro médicos; o en Reinosa, en donde hay siete casos al día en el SUAP de Mataporquera, cuando tenemos que cerrar los consultorios en esa zona para la población general. Es un tema de planificación.

¿Cómo se explica la baja productividad de algunos médicos por la mañana y la más alta por las tardes, cuando se cobran 'peonadas'?

Es difícil de cuantificar porque no se puede saber lo que puede durar una cirugía grande ya que a veces se complica. La realidad es que lo que se hace en 'peonadas' es fácilmente cuantificable porque son cosas muy banales: una catarata se opera por la tarde, la cirugía oftalmológica grave se hace de mañana. La tasa de ocupación de los quirófanos no es mala, un 70%, pero se complica con las segundas y terceras cirugías. La primera se hace bien, pero si al mediodía una cirugía puede llevar tres horas, 'ya no llego'. Entonces, las horas de dos a tres son muy poco productivas porque la actividad se acaba a las dos.

¿Y qué se hace de dos a tres?

Informes, pasar por planta.

¿Cómo serían las jornadas con una de tarde?

Se empezaría por la mañana hasta las dos y luego entraría una de tarde hasta las ocho.

¿A algunos no les haría mucha gracia cuando se tiene consulta privada por las tardes?

Tampoco afectaría tanto, porque si, por ejemplo, en Cirugía hay 30 cirujanos, tocaría a una tarde por semana. El gran problema de los cirujanos es que se les da uno o dos quirófanos a la semana porque no hay más. Abrir un turno de tarde no quiere decir que todos los cirujanos vayan a operar de tarde. De hecho, ya hay servicios como Urgencias donde ya hay turnos de tarde.

¿Cómo se llega a cobrar 5.000 euros en 'peonadas'?

Por las actividades de tarde en un mes, que puede ser entre 3.000 y 5.000 euros, con unos ocho días de cirugías de tarde, pero es que con ese dinero se podría tener a un nuevo profesional para las tardes.

¿Quién se opone a establecer una jornada de tarde?

El Sindicato Médico, claramente. Ya en Mesa Sectorial dijimos que no podríamos subir un 20% el gasto en 'peonadas' porque la solución no pasa por las 'peonadas', sino por crear un turno de tarde.

Un 20% que se está pagando...

María José Sáenz de Buruaga dijo que iba a haber un Pacto por la Sanidad en 100 días una vez fuera elegida presidenta de Cantabria. No lo ha habido. Lo único que ha habido es un pacto con el Sindicato Médico para desbloquear las 'peonadas' pagando una subida del 20%.

¿Y la externalización?

La sanidad privada no puede quitar de las listas de espera más de un 5% o 10%. Además, no coge a los pacientes complejos, que requieren más cuidados, y muchos pacientes prefieren esperar si no van a ser operados en Valdecilla. En algunos centros hay hasta un 50% de renuncias.

Hágame un balance de este nuevo Gobierno.

Hay mucho parón. El Gobierno ha tardado seis meses en empezar a funcionar. Es la primera vez en la historia en que el sistema de salud estuvo sin gerentes, porque se cesaron y empezaron a nombrar en septiembre. Claro, durante el verano fue un barco sin rumbo. Ha llegado enero y todavía se están montando equipos. ¿Qué hizo el Gobierno? Apagar la luz, quitando la información de las listas de espera para que nadie supiera cuántos son.

Durante el verano fue un barco sin rumbo. Ha llegado enero y todavía se están montando equipos. ¿Qué hizo el Gobierno? Apagar la luz, quitando la información de las listas de espera

¿Por qué se está empantanando el proyecto de protonterapia?

Nadie entiende que un proyecto que esté presentado en agosto se haya enredado hasta enero y que hasta que no presentamos una proposición no de ley no se hayan publicado los pliegos de licitación de las obras. Alguien tuvo que trabajar ese domingo porque el lunes se presentó. Otro ejemplo es el helipuerto, por lo que vamos a pedir una comparecencia.

¿Y por qué se atasca el proyecto de helipuerto?

El primer error es no haberlo hecho cuando se construyeron las Tres Torres del Hospital Valdecilla y se contrató a una consultora para que nos diera posibilidades, se hicieron estudios y se encontrara un sitio. Pues, porque lo ha hecho el Partido Socialista, se licita el proyecto de obra cuando ya se tiene un permiso de Aviación Civil. En junio se adjudica y la firma del contrato se produce en diciembre y se da cuatro años para desarrollar el proyecto. De todo nuestro entorno, somos la única comunidad sin helipuerto. Con un helipuerto, está la ganancia de 30 minutos [de trayecto] y el 'tiempo cierto' que puede facilitar un trasplante de corazón.

¿Qué es el tiempo cierto?

Es un tiempo exacto, sin interferencia, en un trayecto. En cambio, cuando se va a un aeropuerto no se puede asegurar un tiempo cierto. Puede abrirse una horquilla de 20 minutos. Para un trasplante de corazón donde un órgano dura una hora eso es muy importante. Valdecilla ganaría competitividad. Es el hospital que más trasplanta de España y con un helipuerto aumentaría su capacidad de liderar.

¿Se refiere a competitividad económica?

Yo no hablo de negocio, sino que para este hospital estar a la vanguardia hace que vengan más profesionales y que los equipos sean mejores.

¿Cómo ve el proyecto para la Residencia Cantabria?

Licitamos el estudio y ahí ha quedado parado. La propiedad de ese espacio, en todo caso, es del Estado y de la Tesorería General de la Seguridad Social, a la cual han dado una patada en la espinilla cuando dijeron que no se iba a hacer el Centro de Refugiados [proyecto del Gobierno central para Camargo dotado con 30 millones de euros]. Es muy difícil pedir dinero y colaboración cuando otros proyectos en marcha se rechazan. Me imagino que esté parado.

Cuando era consejero, ¿no se sentía el dueño del Hospital Valdecilla pero que se comportaba como un alquilado en su propia casa? Me refiero al contrato público-privado con Ferrovial por el que se gestiona el hospital.

Esa era la situación. Es muy poco práctica. Faltaban 100 millones de euros para la tercera fase del hospital y nos fuimos a un contrato público-privado de 900 millones a 20 años. Eso supone que hubo entre 10 y 15 servicios que se añadieron a la lista de privatizados. En el Hospital de Valdecilla tenemos una hipoteca a 20 años y para tirar un tabique tienes que pedir permiso a Ferrovial.

¿Y se lo puedan denegar?

Por eso muchas de las obras pequeñas Ferrovial las hacía en su entorno, que es donde está el negocio. Cuando se licitaron cuatro millones para la compra de equipos con el Inveat (Plan de Inversiones en Alta Tecnología), que lo recibió Dragados, a Ferrovial le sentó a cuerno quemado y costó mucho que facilitaran la información para licitarlo...

¿Usted cree que ahora Ferrovial estará mucho más cómoda con el nuevo consejero?

Sin lugar a dudas. Y luego hay otra cosa: a Ferrovial se le ganó un juicio, el del transporte interno dentro del hospital, con 30 personas que tienen que ser asumidas por Ferrovial. Ese es un gasto adicional con el que no contaba. Otro caso es el de la Informática, que está dentro del contrato. A los cuatro años, todas las memorias del CPD están completas. Eso se tuvo que ampliar y nos ha costado dos millones de euros. Y recordemos que César Pascual tiene muchos antecedentes con Ferrovial, con las ambulancias de Madrid, con los hijos colocados en Ferrovial... No dejan de ser cosas sospechosas, pero, claro, ahí no te puedes meter, aunque es la realidad.

¿Qué le llama la atención ahora de lo que ocurre en Valdecilla?

El retraso en las obras, por ejemplo de la protonterapia. Estoy convencido de que algo habrán tenido que ver otras influencias en los pliegos, porque cuando los tienes ya cerrados de repente que se pongan a enredar...

¿Se refiere al informe encargado a Quirón?

Y hay más cosas que desconocemos. En el pliego se introduce un parking infantil que no estaba.

¿Hablamos del transporte en ambulancias?

Casi pudiera dedicarse un monográfico al tema. Yo cuando llegué quise internalizar las ambulancias. La Rioja y Baleares ya lo han hecho, Navarra va a entrar ahora y es histórico la de Madrid, donde siempre ha sido del Ayuntamiento. Nos hemos gastado 32,5 millones en el contrato y a los dos años no es nuestro ni un triste collarín. En Baleares han comprado los vehículos y lo han hecho con fondos europeos. El transporte en ambulancia es cartera básica, que siempre hay que prestar. Nosotros planteamos la internalización y, a la espera de una ley, como había que dar una salida al problema de los trabajadores, nuestro socio de Gobierno [PRC] nos exigió que se vinculara al concurso la subida salarial, cosa que no se hace nunca porque un juez puede paralizar el concurso y con ello la subida.

¿Qué es lo que ha ocurrido?

Se licitó por dos años para dar tiempo a poner en marcha la agencia de transporte propia. ¿Qué ha pasado? En agosto de 2023 se licita el transporte urgente. Han tenido seis meses para que incorporen 38 vehículos más otros 10 de reserva. Estamos a un mes de que expire el plazo, el 12 de marzo, y no hay ningún vehículo por debajo de los 50.000 kilómetros ni por debajo de los cuatro años. El Gobierno dice que les va a penalizar, pero ¿cómo les va a penalizar si están en sus manos?

¿Y qué pasa con las ambulancias de transporte no sanitario, cuyo concurso fue parado por el tribunal de recursos contractuales?

El transporte programado queda al descubierto. Aquí hay algo que huele mal. La ortodoxia dice que cuando un concurso queda desierto se vuelve a licitar. ¿Por qué no se hace y en cambio se hace un procedimiento negociado con tres empresas? La probabilidad de que esto sea paralizado es muy alta, porque es algo muy excepcional y la ortodoxia dice que hay que facilitar la concurrencia. ¿No se habrá hecho queriendo? Ahora, desde que el día 9 se prorroga a Ambuibérica, con el beneplácito de esta, se empieza a pagar a precio de mercado, no sabemos a qué precio. Ahora, Ambuibérica puede seguir más caro y sin plazo finito porque por ahora hay tres meses por delante para que resuelva el tribunal de recursos contractuales y, si lo tumba, hay que sacar el concurso de nuevo, otros nueve meses más. Es un negocio redondo.

¿Se han interesado desde el Parlamento de Cantabria por la situación?

La respuesta, a una pregunta nuestra desde el Parlamento preguntando por el contrato entre Ambuibérica y el Servicio Cántabro de Salud es que “no consta la celebración de un acuerdo” relativo al transporte programado con el objeto de compensar la subida salarial de los trabajadoras y trabajadores, de acuerdo con el nuevo convenio. ¿Ambuibérica está cobrando algo sin acuerdo? Ya digo yo cómo cobra: no se la penaliza y cobra el doble por los vehículos que ha usado estos seis meses. Hemos pedido las facturas.

¿Qué va a pasar ahora?

No sabemos si se está pagando más en las facturas, van a tener un año de prórroga a precio de mercado y utilizan los mismos vehículos estos seis meses a los que antes pagábamos un millón de euros menos al mes. Pero y no solo se trata de que el 12 de marzo implanten las nuevas ambulancias, es que además, con los nuevos cambios normativos, los trabajadores necesitan una nueva acreditación. Están sacándoselo ahora, no la van a tener el día 12 por lo que tampoco las van a poder conducir.

Etiquetas
stats