Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP congela los recursos por la amnistía e intenta romper la mayoría con Junts y el PNV
El juez alarga su investigación a Gómez pese a los límites de la Audiencia de Madrid
Opinión - Así son los jóvenes del ‘lepenismo 3.0’. Por Neus Tomàs

El PSOE denuncia los ataques a su sede en Cantabria y las amenazas a sus diputados por apoyar la investidura de Sánchez

La sede del PSOE de Cantabria ha aparecido llena de pintura.

Laro García

Santander —

0

El PSOE de Cantabria ha denunciado este miércoles que su sede central en Santander, ubicada en la céntrica calle Vargas de Santander, ha sufrido ataques a lo largo de las últimas horas y ha amanecido llena de pintura, algo que ha lamentado públicamente el secretario general de los socialistas cántabros, Pablo Zuloaga. Estos hechos se suman a las amenazas y señalamientos que han sufrido también los dos diputados nacionales de la formación política por Cantabria, Pedro Casares y Noelia Cobo, como consecuencia de su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez.

“Atacan la sede del PSOE de Cantabria, atacando la democracia y los avances de nuestra sociedad. Puedo entender la diferencia de opinión, defiendo el derecho de manifestación, pero la violencia y las agresiones físicas y verbales no tienen cabida. Toda mi repulsa y condena. Adelante”, ha expresado en su cuenta de Twitter el líder de los socialistas cántabros, que este pasado martes ya había avanzado en rueda de prensa que los dos parlamentarios cántabros en el Congreso de los Diputados votarían a favor de Sánchez como presidente del Gobierno de España en la sesión de investidura “con mucho orgullo y sabiendo que el futuro de nuestro país y la mejora de los servicios de Cantabria están en juego”.

La sede del PSOE de Cantabria ha sido objeto de protestas y manifestaciones a lo largo de la última semana, tras la firma de los acuerdos del Partido Socialista con ERC y Junts en el marco de las negociaciones de la investidura de Pedro Sánchez y el acuerdo para la aprobación de la Ley de Amnistía. La más numerosa de estas concentraciones se produjo el pasado domingo, tras la finalización de la protesta pública convocada por el PP, cuando muchos de los asistentes cortaron las calles del centro de Santander y acudieron masivamente hacia el lugar en el que se encuentra la sede socialista animados a través de las redes sociales por altos cargos y representantes públicos de Vox.

En las últimas horas, además, el diputado nacional Pedro Casares, que forma parte de la Ejecutiva Federal del PSOE, había denunciado los ataques personales y amenazas que estaba recibiendo a través de las redes sociales. “Esto estamos sufriendo los diputados del PSOE desde hace días. No tenemos miedo a nada pero se echa en falta una condena rotunda de la derecha democrática a todas estas amenazas y manifestaciones de odio. La política, el acuerdo y el entendimiento prevalecerán pese a todo”, expresó el parlamentario, que adjuntaba una imagen suya junto a la otra diputada cántabra, Noelia Cobo, que le enviaban por Twitter con una pistola y la palabra ASESINOS.

Casares también se ha pronunciado sobre los ataques a la sede socialista en Cantabria y ha insistido en que “no atacan, atacan a la democracia”. “Ni tenemos ni tendremos miedo. El respeto siempre ganará a los intolerantes. El valor de la palabra y el acuerdo siempre vencerá al odio y la sinrazón”, ha dicho el parlamentario, presente este miércoles en el Congreso de los Diputados para participar en la sesión de investidura de Pedro Sánchez.

Etiquetas
stats