El PSOE no descarta llevar a Fiscalía la "flagrante partición de contratos" en Sanidad durante la etapa del PP

Sáenz de Buruaga fue responsable de Sanidad durante el Gobierno de Ignacio Diego.

El portavoz parlamentario del PSOE en Cantabria, Victor Casal, ha valorado la situación generada en torno a los contratos del Servicio Cántabro de Salud y ha señalado que las responsabilidades están "depuradas" y ha asegurado que "no hay nada punible" al margen de "errores administrativos".

Las "irregularidades" en los contratos del SCS, a debate en el Pleno del Parlamento

Las "irregularidades" en los contratos del SCS, a debate en el Pleno del Parlamento

Por otro lado, ha tachado la situación como "una falta de respeto institucional del PP", al que acusa de utilizar la sanidad pública para "generar alarma social y desgaste político". Para ello, apunta Casal, están utilizando "medias verdades o falsedades completas" en las acusaciones que los populares han vertido en los últimos meses contra la consejera del ramo, la socialista María Luisa Real.

Según Casal, desde el PP "no quieren que se hable de los logros", como la reducción de las listas de espera, y para ello utilizan "cortinas de humo". Además, ha cuestionado el seguidismo, a su juicio, que han hecho otros partidos de la oposición. "Se podía esperar esto de Ciudadanos, pero no lo esperábamos de Podemos", ha espetado.

"El discurso del PP es insostenible", ha defendido el dirigente socialista, que ha justificado la existencia de 22 contratos en la compra de otros tantos ecógrafos por una "cuestión práctica": "Si se hubieran comprado a través de un contrato único, no los tendríamos". Además, ha señalado que estos contratos tienen la "publicidad suficiente" y salen anunciados en el BOC (Boletín Oficial de Cantabria). "Tachan de fraccionamiento de contratos algo que no lo es", ha aseverado.

La etapa del PP

Respecto a la etapa del PP, Casal ha acusado a esta formación de fraccionar contratos, no hacer informe de control financiero en 2015, contratar a empresas que no tenían la mejor oferta económica y contratar asesores externos para las cuestiones más "peregrinas". En el caso de la Farmacia de Laredo, por ejemplo, "se dividió la obra en 16 facturas" con la UTE Giroa-Garibaldi, por un valor total de 632.000 euros y fechadas todas ellas el mismo día, en diciembre de 2012, diez meses antes del certificado de final de obra es del 29 de octubre de 2013.

Igualmente, ha afirmado que el contrato de servicios de cita previa del SCS, se fraccionó en trece y que en la contratación de la oficina técnica de control de las instalaciones de la obra de Ferrovial en Valdecilla en 2014 se fraccionó en once distintos, de los cuales diez se adjudicaron a la misma empresa.

"Con unos precedentes bajo su mandato en que los informes de control financiero definitivo recalcan fraccionamientos de contratos en numerosas actuaciones, se atreven a señalar con dedo acusador sobre las incidencias administrativas que arroja un informe provisional. Con informes oficiales que demuestran que el PP sí fraccionaba contratos, se atreven a pedir dimisiones", ha censurad Casal, quien a preguntas de la prensa ha dicho que su partido no descarta llevar esta "flagrante partición de contratos" a Fiscalía.

De esta forma, el portavoz socialista ha pedido "dimisiones en diferido" y ha añadido que, "cuando Buruaga asuma su responsabilidad en estas cuestiones, podrá plantearse exigir dimisiones". También ha pedido al PP que "actúe con la misma transparencia que lo hacemos los demás y que dé explicaciones, como ellos exigen".

Etiquetas
Publicado el
31 de agosto de 2018 - 14:10 h

Descubre nuestras apps

stats